`

Aval

por Software DELSOL

Un aval (o fianza) es un contrato por el que una persona, al que llamamos avalista o fiador, se compromete a pagar o cumplir obligaciones contraídas por otra persona, el avalado, en el caso de que este no las cumpla y con el objeto de garantizar dicho cumplimiento.

Está regulado en nuestro Código Civil en sus arts. 1822 y ss.

El aval puede ser:

  • Convencional que es el que se presta en cualquier contrato privado.
  • Legal o judicial cuando el aval se constituye por una decisión de un juez o por efecto de lo que disponga una Ley.
  • Gratuito cuando el avalista presta su aval de manera desinteresada.
  • A título oneroso cuando el avalista lo hace a cambio de un precio, es el caso del aval bancario.

No sólo se puede avalar al deudor principal sino, incluso, a un avalista.

El aval es un contrato accesorio, es decir, un contrato que se celebra en función de otro contrato (contrato principal) que es su causa.

Puede avalarse una obligación que pueda ser declarada nula o anulable (como la contraída por un menor de edad).

Puede avalarse una deuda futura pero no se podrá reclamar hasta que sea líquida.

El avalista puede obligarse a menos pero no a más que el deudor principal, si es a más se reducirán sus obligaciones hasta la deuda principal en cantidad y onerosidad.

El aval debe prestarse de manera expresa, no puede presumirse que existe, y sólo alcanza lo que contenga expresamente, no más.

Si el aval es simple o indefinida garantiza la obligación principal y todos sus accesorios, incluidos los gastos judiciales, respondiendo los que se hayan generado y siempre después de que se haya requerido antes al deudor.

El que se ve obligado a prestar fiador debe buscar uno que tenga capacidad para obligarse y patrimonio para responder.

Si el fiador se hace insolvente puede el acreedor exigir al avalado que preste otro avalista que cumpla esta condición.

Efectos del aval

Beneficio de exclusión. Al avalista no se le puede reclamar nada hasta que se hayan agotado los bienes del deudor principal, excepto

  • Si el avalista renuncia a este privilegio.
  • Si el aval es solidario, es decir, que el avalista es totalmente corresponsable de la obligación y el acreedor puede elegir libremente a quién reclamar.
  • Si el deudor principal cae en quiebra o concurso de acreedores.
  • Cuando no se le pueda demandar dentro del país.

Para que exista esta exclusión el avalista debe oponerse después de haber sido requerido y señalar bienes del deudor que se puedan embargar y basten para cumplir el pago.

En este caso el acreedor asumirá la insolvencia que se produzca por este error que le es imputable.

Si el acreedor demanda al deudor principal puede hacerlo también contra el avalista, pero seguirá teniendo este beneficio de exclusión.

El avalista de un avalista también tiene este beneficio respecto de los dos.

Si el avalista llega a un acuerdo con el acreedor este no afecta al deudor principal.

Efectos del pago por el avalista. Si el avalista paga tiene derecho a ser resarcido por el deudor principal por:

  • La cantidad total adeudada.
  • Los intereses legales desde que se comunique el pago al deudor.
  • Los gastos que haya tenido el avalista desde el momento que le comunique que le han requerido de pago.
  • Daños y perjuicios cuando se hayan producido.

Para esto, el avalista adquiere todos los derechos que tenía el acreedor contra el deudor.

Si ha habido transacción entre avalista y acreedor sólo podrá reclamar al deudor lo que haya pagado efectivamente.

Si no se comunica el pago al deudor, éste conserva todas las excepciones que tenía contra el acreedor. Si, después de pagar el avalista, el deudor que no lo sabe paga también no se le podrá reclamar nada a este último, el avalista deberá reclamar al acreedor.

Si el avalista paga antes de plazo de pago no podrá exigir nada al deudor hasta que venza dicho plazo.

Otras acciones del avalista. Aún antes de pagar, el avalista puede demandar al deudor para ser relevado del aval u obtener una garantía que le ponga a salvo:

  • Cuando es demandado judicialmente para pagar.
  • Si el deudor principal es declarado en quiebra, concurso o insolvencia.
  • Cuando el aval se firmó por un plazo que ya ha vencido.
  • Cuando la deuda sea exigible por haber llegado su vencimiento.
  • Cuando la obligación avalada no tiene término temporal y hayan transcurrido diez años.

Pluralidad de avalistas. Si son varios los avalistas responderán cada uno sólo de la parte proporcional de la obligación afianzada salvo que se haya constituido como solidaria.

Este beneficio de limitación no se aplica por las mismas causas que el de exclusión.

En este caso, si uno de los avalistas paga, como resultado demanda judicial o estando el deudor en concurso, su parte puede reclamar a los demás la parte proporcional.

Si uno de ellos es insolvente responderán todos los demás proporcionalmente.

Extinción de la fianza

La obligación del avalista se extingue junto con la principal y por las mismas causas.

Si el avalista y el deudor se convierten en la misma persona (porque uno hereda al otro) no se extingue la obligación del subavalista.

Si el acreedor acepta el pago en especie el avalista queda liberado, aunque el acreedor perdiera las cosas recibidas por evicción.

Si el acreedor libera a uno de los coavalistas los demás avalistas se beneficiarán hasta donde alcance la parte del fiador perdonado.

Si el acreedor concede una prórroga al deudor sin el consentimiento del avalista se extingue el aval.

El avalista queda liberado cuando, por alguna circunstancia, no puedan subrogarse en los derechos, hipotecas y privilegios del acreedor.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A, sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª y CIF A-11682879, se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, el cliente queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a los ficheros automatizados existentes en Software del Sol, S. A. y al tratamiento automatizado de los mismos, incluyendo aquellos a los que esta empresa pueda tener acceso como consecuencia de su navegación por esta página web, para las finalidades de realización de estadísticas, envío de comunicaciones comerciales, comercialización de productos y servicios, mantenimiento y gestión de la relación contractual con Software del Sol, S.A., así como envíos de artículos, ibooks o enlaces con información generada por esta empresa y relacionada con sus productos y servicios que se consideren que puedan ser de su interés. Estos datos personales están siendo tratados e incorporados a los correspondientes ficheros automatizados, que están debidamente inscritos en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.

Si no está de acuerdo con esta Política de privacidad, le pedimos que abandone nuestra página Web.

Recopilación de datos personales

Con objeto de responder a tus preguntas, satisfacer tus peticiones o procesar tus pedidos, puede ser necesario solicitar datos personales tales como, entre otros, tu nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y número de teléfono. De la misma forma, cuando utilizas nuestros productos o servicios en plataformas Web 2.0 (como pueden ser Facebook, Twitter u otras redes sociales) nos das acceso a estos datos a través de tu perfil. Si encargas un producto, solicitas un servicio o envías contenidos a este sitio Web, es posible que tengamos que ponernos en contacto contigo para conocer los datos adicionales necesarios para procesar o satisfacer tu encargo y/o petición. No obstante, a menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos esa información a terceras partes sin tu permiso.

Acceso a tus datos

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes ejercitar estos derechos dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a calidad@sdelsol.com.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.