Código de comercio

por Software DELSOL

El Código de Comercio, RD de 22 de agosto de 1885, se redactó originalmente por el sistema de código napoleónico en el que se regulaban mediante códigos sistemáticos distintas áreas (Códigos civil, penal, etc).

Aparece con el objeto de regular tanto a las personas de los comerciantes (personas físicas o compañías) como los actos de comercio y los contratos de comercio.

Leyes especiales

Determinadas secciones originales del Código de Comercio han desaparecido (quedando todos o parte de sus artículos vacíos de contenido) por haberse aprobado leyes específicas que regulan esas áreas como:

  • La Ley de Sociedades de Capital (RDLegistativo 1/2010 de 2 de julio) aunque el Código sigue regulando determinados tipos de sociedad como las comanditarias.
  • Las bolsas de comercio están reguladas por la Ley del Mercado de Valores (RDLegislativo 4/2015, de 23 de octubre)
  • Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías.
  • Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.
  • Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque (aunque el Código sigue regulando el robo o hurto de los efectos al portador).
  • Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima.
  • Ley de 26 de julio 1922, de Suspensión de pagos.

Quienes son comerciantes

Tiene capacidad legal para ejercer el comercio los mayores de edad que tengan libre disposición de sus bienes.

No podrán personalmente hacerlo los menores de 18 años o los incapacitados, aunque sí podrán continuar un negocio a través de sus representantes legales.

Si el comerciante está casado con bienes comunes estos responderán de sus obligaciones si el cónyuge consiente la actividad. En todo caso este consentimiento o falta de él deberá ser público para protección de terceros de buena fé.

No pueden ser comerciantes los inhabilitados judicialmente, los que la Ley les prohíba comerciar y determinados tipos de funcionarios (jueces, notarios, gobernadores civiles o militares, delegados de Hacienda...).

Las personas físicas y sociedades extranjeras pueden ejercer el comercio atendiendo a su legislación de origen para determinar su capacidad.

Registro Mercantil

Su regulación legal aparece en el Código de Comercio y está desarrollada reglamentariamente por el RD 1784/1996 de 19 de julio.

Depende orgánicamente del Ministerio de Justicia, hay uno en cada capital de provincia y está a cargo de Registradores de la propiedad y mercantiles.

Garantiza la interconexión de la información con la plataforma europea.

Se deben inscribir en el Registro Mercantil:

  • Los empresarios personas físicas (su inscripción no es obligatoria, pero pueden hacerla).
  • Las sociedades mercantiles.
  • Las entidades de seguros, de crédito y las de garantía recíproca.
  • Instituciones de inversión colectiva.
  • Fondos de pensiones.
  • Las demás personas físicas o jurídicas cuando lo establezca una Ley.
  • Las agrupaciones de interés económico.
  • Las sociedades profesionales.
  • Los actos y contratos así requeridos por la Ley.

También el Registro Mercantil legalizará los libros de los empresarios y realizará su depósito y publicidad.

Las inscripciones se harán a partir de documentos públicos, previa calificación de los mismos. Funcionan de manera análoga a los Registros de la Propiedad.

La publicidad se hace mediante expedición de notas simples y certificaciones, publicación en el diario oficial del Registro mercantil Central y consultas telemáticas.

Contabilidad de los empresarios

A la regulación del Código de Comercio hay que añadir otra normativa posterior como el Plan General Contable, la legislación fiscal aplicable y la doctrina del Instituto de Contabilidad.

El Código comienza estableciendo la obligación para todos los empresarios de llevar una contabilidad ordenada y adecuada que permita el seguimiento de sus operaciones.

Son libros obligatorios el de inventarios y cuentas anuales y el diario y el libro de actas para las Sociedades. Todos estos libros han de registrarse en el Registro Mercantil del domicilio de la empresa.  El Código hace una descripción y normas sobre como deben ser llevados los libros, así como su conservación y legalización.

Los empresarios pueden contratar a terceros para la llevanza de su contabilidad.

La contabilidad es secreta, puede pedirse su comunicación y reconocimiento por las autoridades judiciales sólo en casos muy concretos:

  • Sucesión universal.
  • Concurso, quiebra o suspensión de pagos.
  • Liquidación de la entidad.
  • Expedientes de regulación de empleo.
  • En los casos que los socios o los representantes de los trabajadores tengan derecho a su examen.
  • A las personas con interés legítimo y acreditado ante el juez.

En todo caso los libros se examinarán en el domicilio del empresario y en su presencia, el interesado podrá hacerlo a través de sus asesores técnicos.

Al final del ejercicio contable el empresario sociedad (y, en algunos casos también persona física) confeccionará las cuentas anuales compuestas por:

  • Balance.
  • Cuenta de resultados.
  • Estado de cambios patrimoniales.
  • Estado de flujos de efectivo.
  • Memoria.

Deberán mostrar una imagen fiel de la realidad de la empresa. El Código hace una regulación casuística de los principios y normas contables.

Estas cuentas serán firmadas por el empresario, si es persona física, por los administradores de la sociedad o por los socios ilimitadamente responsables si los hay.

Puede ser obligatorio el sometimiento de las cuentas a auditoría cuando lo ordene un Juzgado o Registro Mercantil después del procedimiento que regula el propio Código.

También estarán obligadas a formular cuentas anuales e informe de gestión las sociedades dominantes de un grupo de sociedades en los casos y forma previstos por el Código.

Los contratos Mercantiles

Existe libertad de forma y pueden ser probados por los medios admitidos en Derecho, salvo los casos concretos que la Ley disponga otra cosa.

Los contratos ilícitos no producen obligaciones.

Si el que hace la oferta y su destinatario están en lugares distintos hay contrato desde que el oferente conoce la aceptación y el contrato se considera celebrado en el lugar de la oferta.

Si el contrato es intervenido por fedatario público son perfeccionados desde la aceptación de las partes y su contenido será el que figure en sus registros.

Si se fija una indemnización por incumplimiento la parte perjudicada por éste deberá optar entre exigir el cumplimiento o la indemnización.

Deben cumplirse de buena fe. Si hay dudas no resueltas se decidirá a favor del deudor.

Los cómputos de días serán de 24 horas, los meses según el calendario gregoriano y los años de 365 días.

Las obligaciones deben cumplirse en su plazo; existe legislación específica (Ley 3/2004 de 29 de diciembre).


Compañías Mercantiles

Además de las sociedades reguladas por del RDLegistativo 1/2010 de sociedades de capital, fundamentalmente las anónimas y las de responsabilidad limitada, el Código regula otro tipo de sociedades:

  • La sociedad regular colectiva; su denominación es el nombre de todos sus socios o parte de ellos poniendo la apostilla “y Compañía”.

En ella todos los socios responden con todo su patrimonio.

Salvo que se limite expresamente, todos los socios pueden intervenir en el manejo y dirección.

Sus socios están obligados a no hacerle competencia.

  • La comanditaria simple en ella hay dos tipos de socios:
    • Los colectivos, que ponen su trabajo (y pueden también poner capital); son corresponsables de la sociedad con todo su patrimonio y se ocupan de ella igual que en la anterior compañía colectiva.
    • Los comanditarios que aportan determinado capital y solo responden de las aportaciones que han hecho o se han comprometido a hacer.

Su denominación social será el nombre de todos los socios colectivos o parte de ellos con la mención de “Sociedad en Comandita”:

  • La comanditaria por acciones; es igual que la anterior pero las aportaciones y derechos de los socios comanditarios están representadas por acciones.

Cuentas en participación

Los comerciantes pueden asociarse para determinados negocios aportando capital unos a otros y participando de los resultados buenos o malos.

Comisión mercantil

Es un mandato para realizar operaciones de comercio.

El comisionista puede actuar como si fuera en nombre propio, en cuyo caso queda obligado también por el contrato, o manifestando que lo hace en nombre de su comitente, en cuyo caso el responsable es este último pero el comisionista responderá de él mientras no se demuestre que existe el mandato.

El Código regula las obligaciones de las partes, sus responsabilidades y los movimientos económicos desde la provisión de fondos hasta la remuneración.

Por último existen más formas de mandatos mercantiles como factores, mancebos y dependientes.

El Depósito mercantil

Para que lo sea debe cumplir:

  • Que el depositario sea comerciante.
  • Que lo depositado sea objeto de comercio.
  • Que se haga por una operación mercantil.

El depositario tiene derecho a cobrar el depósito salvo pacto en contrario y responde de lo depositado y de su gestión (por ejemplo, si son títulos valores deberán gestionar sus derechos)

Préstamo mercantil

Es mercantil si alguno de los contratantes es comerciante y lo prestado se destina a operaciones de comercio.

No devengan interés salvo que se pacten por escrito, salvo incumplimientos de pago.

También son mercantiles los préstamos con garantía de valores de un mercado secundario contratados en escritura pública. En este caso se produce una garantía real del préstamo.

Compraventa mercantil

Es mercantil la compraventa de cosas muebles para revenderlas.

El Código regula:

  • Calidades.
  • plazos de pago.
  • Cumplimiento (entrega, depósito judicial o notarial, pago).
  • Responsabilidad por vicios ocultos, daños o menoscabos.
  • Gastos de entrega y recepción.

También regula la permuta mercantil que se rige por las mismas normas que la compraventa.

Transferencias de créditos no endosables

Se podrán hacer sin el consentimiento del deudor principal, pero hay que notificársela.

El que transfiere responde de la legitimidad del crédito pero no de la solvencia del deudor.

Afianzamiento mercantil

El que avala el cumplimiento de contratos mercantiles cuando el fiador no es comerciante.

Son gratuitos.

Es obligatorio que consten por escrito.

Cartas órdenes de crédito

Las expide un comerciante a otro para atender una operación de comercio. Deben expedirse a nombre de una persona concreta y comprometer una cantidad fija o, si no, hasta un máximo.

Comprometen a su expedidor. No pueden ser protestadas.

Su expedidor puede anularlas comunicándolo al destinatario.

El portador debe reintegrar las cantidades al emisor. Si no la usa en determinados plazos queda sin efecto.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A., se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes y usuarios de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Todos los datos que nos facilites se incorporarán a un fichero creado y mantenido bajo la responsabilidad de Software del Sol S. A., sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª, con domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén) y NIF A-11682879. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 953 227 933 o por correo electrónico escribiendo a info@sdelsol.com.

También puedes contactar con el Delegado de Protección de Datos por correo electrónico escribiendo a la dirección dpd@sdelsol.com.

Recopilación de datos de carácter personal

Puede que recopilemos datos, incluida información de carácter personal tales como tu nombre, dirección, dirección de correo electrónico, número de teléfono, información de inicio de sesión, preferencias de marketing, información de cuentas de redes sociales o datos bancarios. cuando:

  • Solicites la descarga de nuestros programas.
  • Realices un pedido.
  • Cumplimentas algún formulario en nuestra Web o participas en alguna encuesta.
  • Navegues por nuestra página Web.
  • Interactúes con nosotros en Redes Sociales, blogs, o descargues algún ebook.
  • Contactes con nosotros por otros medios tales como teléfono, correo electrónico, correo postal o fax.
  • Te registres para utilizar cualquiera de nuestros servicios.

Ten en cuenta que nuestra página Web y nuestras aplicaciones y servicios, pueden tener tecnologías que nos permitan comprobar su uso, detectar posibles errores técnicos o incidencias, recopilar información del modo en que se utilizan y del sistema operativo o del entorno en el que se usan.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Usamos sus datos para:

  • Responder a tus preguntas.
  • Satisfacer tus peticiones y/o procesar tus pedidos, incluidas las transacciones de pago.
  • Mantener, mejorar y proteger las aplicaciones o servicios que nos hayas solicitado, así como prestar servicio de atención al cliente.
  • Enviarte encuestas con el objetivo de evaluar, mantener y mejorar nuestros contenidos Web, aplicaciones y servicios para ofrecerte una mejor experiencia como usuario.
  • Enviarte publicidad de nuestros productos o servicios o de productos o servicios relacionados con los que ya nos has solicitado.
  • Personalizar tu experiencia en nuestra Web.
  • Gestionar solicitudes de trabajo.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

A través de nuestra web puedes estar proporcionado datos de carácter personal que pasarán a formar parte de un fichero bajo la responsabilidad de Software DELSOL. La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

A menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos tu información a terceras partes sin tu permiso. En concreto se comunicarán a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y a bancos y entidades financieras para el cobro de los servicios contratados.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de tus derechos en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes hacerlo dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a dpd@sdelsol.com.

Concretamente, cualquier persona tiene derecho a:

  • A saber si estamos tratando sus datos o no, cómo los estamos tratando y a tener acceso a los mismos.
  • A solicitar la rectificación de sus datos si son inexactos o incluso la supresión de sus datos si ya no son necesarios para los fines para los que fueron recogidos o si no retira el consentimiento otorgado.
  • A oponerse al tratamiento de sus datos.
  • En algunos supuestos, a solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso sólo los conservaremos de acuerdo con la normativa vigente.
  • A disponer de los datos que haya facilitado electrónicamente, en un formato estructurado, de uso común o lectura mecánica. Si lo prefiere, que se envíen esos datos a otra empresa (si es técnicamente posible).
  • A presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si cree que no se le ha atendido correctamente.
  • A revocar el consentimiento para cualquier tratamiento para el que hayas consentido, en cualquier momento.

Si modificas algún dato, te agradecemos que nos lo comuniques para mantenerlos actualizados.

¿Cómo hemos obtenido tus datos?

Toda la información personal que tenemos nos la has facilitado presencialmente, a través del formulario de contacto, a través de nuestra página Web o por correo electrónico. Solo en casos excepcionales completaremos la información que nos facilitas con fuentes públicas.

Los datos de carácter personal que tratamos son principalmente datos de identificación y contacto tales como, nombre, dirección, dirección de correo electrónico, número de teléfono; datos relativos a preferencias de marketing, y en caso de contratación de algún servicio, datos bancarios.

No se tratan datos especialmente protegidos.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

Fecha de Publicación: 10/05/2018
Fecha en vigor: 10/05/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.