`

Coste

por Software DELSOL

El diccionario de la Real Academia Española define coste como “Gasto realizado para la obtención o adquisición de una cosa o de un servicio”, coste de producción como “Conjunto de gastos para la producción de bienes y servicios” y coste marginal como “Aumento de los costes de producción al incrementar en una unidad la cantidad producida”; estos conceptos sobre la idea de “coste” (que vienen a ser distintas formas de ver la misma realidad pero desde diferentes puntos de vista) son las que van a estructurar este artículo.

La primera acepción de la idea de coste que hemos visto se refiere a lo que gastamos para la obtención del bien o servicio en cuestión.

Según ella, el coste de un producto es lo que pagamos por él.

Matizando esta afirmación debemos diferenciar lo que podemos llamar:

  • Coste neto que es el precio exacto que pagamos por la compra; es diferente si somos consumidores, en cuyo caso el coste neto será lo que pagamos, a si somos empresas en cuyo caso habría que descontar impuestos como el IVA y quedarnos con la base imponible de la factura.
  • Coste bruto al coste neto debemos añadir los demás gastos necesarios para la adquisición como impuestos, desplazamientos, portes, comisiones a terceros y otros de la misma naturaleza.

Para un consumidor

Si somos consumidores finales está muy claro que el coste de los bienes o servicios que adquirimos es el precio pagado por ellos, con independencia del valor que dichos bienes o servicios tengan para nosotros dependiendo de nuestras circunstancias personales.

No debemos cometer el error de confundir los términos “coste” y “valor”; lo que vale una cosa para nosotros no tiene por qué coincidir con lo que nos ha costado.

Para una empresa

Si somos una empresa y los bienes o servicios que compramos están destinados a nuestra actividad económica el precio que pagamos (al que llamamos coste de adquisición) va a determinar la valoración del elemento contable de ese bien o servicio (sea como elemento del activo o como gasto).

Dicho valor contable está, en momentos posteriores, sujeto a matizaciones y modificaciones (siempre siguiendo la normativa contable y fiscal) de varios modos:

  • A través de la amortización que va minorando el valor del activo (no corriente) computando su desgaste y pérdida de valor a lo largo del tiempo.
  • Cuando realizamos una corrección valorativa por un deterioro del elemento contable según su naturaleza.
  • Una variación de lo anterior sería computar el valor de un activo financiero según su valor neto realizable.
  • En nuestro inventario de almacén la valoración de las mercancías o materias primas se realizará por los distintos métodos previstos para ello (FIFO, NIFO, LIFO, etc).

Como empresa el valor contable o el de coste (coincidan o no) no tienen, necesariamente, por qué reflejar lo que vale ese elemento patrimonial o servicio para nosotros; una máquina que produzca los bienes que nos dedicamos a producir tiene un valor para nosotros que no tendría para otro que no se dedique a nuestra actividad; si vendiéramos esa máquina por el precio que nos puedan pagar por ella (que será, normalmente, su precio de mercado) no nos va a aportar el valor económico que nos aportaría si siguiéramos utilizándola para producir nuestros bienes o servicios, salvo caso de cambios en nuestra actividad productiva o de obsolescencia.

El coste de un elemento del activo de la empresa no será el de adquisición si es un bien o servicio lo hemos producido nosotros, donde su valor contable vendrá fijado por lo que hemos gastado en dicha producción (en total con el uso de materias primas, horas de trabajo, utilización de equipos y otros gastos análogos).

Lo mismo sucede con otro tipo de elementos patrimoniales (normalmente inmateriales) como, por ejemplo, una patente que será el resultado de gastos de investigación y desarrollo necesarios para su obtención y otros análogos.

Coste de producción

Para nuestra empresa el cálculo de los costes de producción de nuestros bienes o servicios es fundamental, no sólo para ayudarnos a fijar los precios (que también) sino y, sobre todo, para darnos información fundamental sobre nuestra actividad económica en términos de su viabilidad, adecuación, productividad y rentabilidad.

Está claro que si nos dedicamos a la producción de bienes o servicios necesitamos obtener beneficios de dicha actividad, beneficios que normalmente serán rendimientos económicos directos, pero no siempre (es posible que obtengamos beneficios de la producción de algo que genere pérdidas económicas si ello nos compensa, económicamente, por otro lado).

La clasificación económica de nuestros costes empresariales contiene los siguientes conceptos:

  • Costes fijos son los que soportamos siempre independientemente de las cantidades que produzcamos y de si las vendemos o no.
  • Costes variables cambian según las cantidades que producimos.
  • Costes totales la suma de los dos anteriores.
  • Coste medio de cada unidad producida:
    • Coste variable medio la división entre los costes variables y las unidades producidas.
    • Coste total medio dividimos los costes totales por las unidades producidas.
    • Coste marginal que es en lo que aumenta el coste total al producir una nueva unidad.

Estos conceptos de costes nos van a dar información sobre nuestros métodos de producción (como hemos ya dicho) y también sobre las cantidades de producto que debemos producir para que sea rentable, hallando el llamado punto muerto o momento en que hemos producido ese producto en cantidad suficiente para que no produzca pérdidas y, a partir del cual, va a producir beneficios (al precio que podamos pedir por él según las circunstancias y que, normalmente, será el precio de mercado).

Estos cálculos de costes deben hacerse con una visión global de nuestro negocio; no nos podemos limitar a los datos de la producción de un determinado bien o servicio si producimos otros sino realizar los análisis en conjunto (como hemos dicho antes, es posible que las pérdidas económicas en la producción de un producto nos compensen en la venta de otro, por ejemplo).

Es totalmente imprescindible una buena programación para que nuestra actividad económica merezca la pena.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A, sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª y CIF A-11682879, se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, el cliente queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a los ficheros automatizados existentes en Software del Sol, S. A. y al tratamiento automatizado de los mismos, incluyendo aquellos a los que esta empresa pueda tener acceso como consecuencia de su navegación por esta página web, para las finalidades de realización de estadísticas, envío de comunicaciones comerciales, comercialización de productos y servicios, mantenimiento y gestión de la relación contractual con Software del Sol, S.A., así como envíos de artículos, ibooks o enlaces con información generada por esta empresa y relacionada con sus productos y servicios que se consideren que puedan ser de su interés. Estos datos personales están siendo tratados e incorporados a los correspondientes ficheros automatizados, que están debidamente inscritos en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.

Si no está de acuerdo con esta Política de privacidad, le pedimos que abandone nuestra página Web.

Recopilación de datos personales

Con objeto de responder a tus preguntas, satisfacer tus peticiones o procesar tus pedidos, puede ser necesario solicitar datos personales tales como, entre otros, tu nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y número de teléfono. De la misma forma, cuando utilizas nuestros productos o servicios en plataformas Web 2.0 (como pueden ser Facebook, Twitter u otras redes sociales) nos das acceso a estos datos a través de tu perfil. Si encargas un producto, solicitas un servicio o envías contenidos a este sitio Web, es posible que tengamos que ponernos en contacto contigo para conocer los datos adicionales necesarios para procesar o satisfacer tu encargo y/o petición. No obstante, a menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos esa información a terceras partes sin tu permiso.

Acceso a tus datos

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes ejercitar estos derechos dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a calidad@sdelsol.com.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.