`

Fraude fiscal

por Software DELSOL

Hablamos de fraude fiscal cuando un obligado tributario utiliza trucos o artimañas para evitar la liquidación y/o el pago de impuestos.

Es, por lo tanto, una actividad consciente y encaminada al fin defraudatorio por lo que debemos diferenciarla de los meros errores materiales que, aunque también pueden ser objeto de sanciones tributarias, tienen otra naturaleza.

Lo más habitual en los casos de fraude fiscal es intentar conseguir estos fines a través de un fraude de Ley, figura prevista por el Código Civil en la que el defraudador utiliza una norma jurídica que no es la aplicable al caso concreto sino para otro diferente (norma de cobertura) intentando con ello la no aplicación de la norma que sí debe ser aplicada.

La prevención del fraude fiscal se implementa en diversas normas tributarias según modificaciones realizadas en ellas por la Ley 36/2006 de 29 de noviembre.

También está a cargo de los Tribunales de la jurisdicción penal en los casos de delito fiscal que estudiaremos al final de este artículo.

El fraude fiscal produce consecuencias muy negativas:

  • Afecta negativamente a los ingresos del Estado y demás administraciones públicas.
  • Produce una mayor presión fiscal para los contribuyentes que si cumplen.
  • Afecta a la calidad de las prestaciones sociales y los servicios públicos.
  • El defraudador fiscal compite en el mercado con otras empresas que si cumplen sus obligaciones lo que le da ventajas injustas: es un caso claro de competencia desleal.

La Administración Tributaria, a través de sus órganos de control (sobre todo la Inspección y Subinspección tributaria), realiza la actividad de detectar, evitar y, sobre todo, prevenir el fraude fiscal a través de las medidas autorizadas por la Ley dentro del Plan de Prevención del Fraude Fiscal, vigente desde 2005.

Tramas organizadas de defraudación

Existe un importante mercado negro de compraventa de facturas, creación de sociedades “pantalla”, utilización de personas interpuestas que no tienen patrimonio propio para responder y otras triquiñuelas para evitar el pago de impuestos.

Con esto se consigue no pagar todo o parte del IVA en algún tramo del suministro de bienes y servicios y minorar nuestros ingresos para los impuestos que se les aplican.

La Ley prevé la responsabilidad subsidiaria de la persona que adquiera mercancías que proceden de dichas tramas cuando se ha impagado el IVA en fases anteriores y, gracias a ello, consigue unos precios que están muy por debajo del mercado.

En todo caso existen las declaraciones informativas (como el Modelo 347 donde declaramos ingresos y gastos con terceros cuando han superado, en total anual, los 3.000€) además de la potestad que tiene la Administración Tributaria de recabar información de nuestras cuentas bancarias y la prohibición de realizar pagos superiores a 2.500€ en efectivo por lo que estas tramas deben “hilar fino” para evitar estos controles.

Defraudación en el sector inmobiliario

Tradicionalmente se ha utilizado la compraventa de inmuebles como medio para blanquear dinero negro; se pagaba un precio inferior al real a través del banco y el resto del dinero en billetes metidos en un sobre.

Hoy esto es mucho más difícil ya que hace muchos años que la llamada Ley de Tasas pone límites a la valoración de inmuebles: las comunidades autónomas tienen, en sus oficinas de haciendas autonómicas, un registro de bienes inmuebles donde figuran unos valores mínimos de los mismos por lo que deberemos solicitar certificación de este valor asignado antes de realizar cualquier negocio sobre un bien de este tipo.

Existen medidas como la obligatoriedad de la información necesaria en las escrituras notariales (datos personales, NIF, medios de pago empleados) así como el cierre registral en caso de incumplimiento de obligaciones tributarias y la obligación de consignar la referencia catastral en todos los negocios jurídicos relacionados con el inmueble, incluidos los contratos de suministro.

Los paraísos fiscales

Hablamos de paraísos fiscales para referirnos a países o territorios en el extranjero donde no se pagan impuestos o se pagan muchísimos menos.

Existen varios tipos de paraísos fiscales

  • Paraísos fiscales para personas físicas: por ejemplo, el Principado de Mónaco donde no existe ni se paga ningún tributo por los ingresos personales.
  • Paraísos fiscales para sociedades: por ejemplo, la Isla de Jersey (propiedad de la Corona Británica) donde no sólo no existe IVA sino que tampoco tributan las sociedades mercantiles por sus operaciones.

Consideramos a un lugar como paraíso fiscal, según la Ley, cuando su tributación sea nula y no faciliten información a nuestras autoridades; en todo caso existe una lista de paraísos fiscales que figura en el RD 1080/1991.

Debemos saber que el mero hecho de tener fondos o realizar negocios en un paraíso fiscal no es, por sí solo, un fraude o una infracción tributaria; los paraísos fiscales pagan menos impuestos porque su legislación así lo establece y, por lo tanto, es algo legal.

Sin embargo, la actividad en estos territorios si levanta la sospecha de un posible fraude ya que habrá que ver si se cumplen correctamente los requisitos y criterios de residencia fiscal y, sobre todo, si se está utilizando dinero negro o blanqueando ingresos que debían haber tributado en nuestro país y no lo han hecho.

La Ley Española establece la presunción de residencia en España de entidades teóricamente domiciliadas en estos territorios cuando la mayor parte de sus activos esté en territorio español o se minore la base de cálculo del impuesto en caso de venta de sociedades que posean inmuebles en España en territorios donde no existe intercambio de información.

También se establece la responsabilidad solidaria de los colaboradores (intermediarios o gestores).

El levantamiento del velo

Desde los años 80 amplísima jurisprudencia ha formulado esta doctrina del levantamiento del velo.

Se trata de evitar la utilización de una sociedad mercantil como instrumento para fines defraudatorios, es decir, en lugar de utilizar la sociedad para sus propios fines productivos, comerciales o profesionales se utiliza para realizar cobros y pagos y evitar la responsabilidad de otras personas.

En este caso la sociedad instrumental carece de actividad propia e independiente. Generalmente hablamos de sociedades unipersonales o de grupos de sociedades.

A tal efecto la STS de uno de marzo de 2011 establece los requisitos para considerar este tipo de sociedades como fraudulentas en casos de varias sociedades:

  • Una única persona domina absolutamente dos o más sociedades.
  • Entre las sociedades se producen operaciones vinculadas.
  • Estas operaciones no responden a motivos reales que las justifiquen.

Operaciones vinculadas

Son operaciones económicas entre personas (físicas o jurídicas) entre las que existe una relación, ya porque sean del mismo grupo de empresas o una vinculación familiar o análoga.

En este caso la Ley exige que las operaciones se realicen a precio de mercado y establece una serie de cautelas en su cómputo contable.

Delito fiscal

La Ley Penal (art. 305 Cp) considera que existe un delito cuando las cantidades defraudadas superen los 120.000€ anuales, fijándose un castigo de uno a cinco años.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A, sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª y CIF A-11682879, se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, el cliente queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a los ficheros automatizados existentes en Software del Sol, S. A. y al tratamiento automatizado de los mismos, incluyendo aquellos a los que esta empresa pueda tener acceso como consecuencia de su navegación por esta página web, para las finalidades de realización de estadísticas, envío de comunicaciones comerciales, comercialización de productos y servicios, mantenimiento y gestión de la relación contractual con Software del Sol, S.A., así como envíos de artículos, ibooks o enlaces con información generada por esta empresa y relacionada con sus productos y servicios que se consideren que puedan ser de su interés. Estos datos personales están siendo tratados e incorporados a los correspondientes ficheros automatizados, que están debidamente inscritos en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.

Si no está de acuerdo con esta Política de privacidad, le pedimos que abandone nuestra página Web.

Recopilación de datos personales

Con objeto de responder a tus preguntas, satisfacer tus peticiones o procesar tus pedidos, puede ser necesario solicitar datos personales tales como, entre otros, tu nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y número de teléfono. De la misma forma, cuando utilizas nuestros productos o servicios en plataformas Web 2.0 (como pueden ser Facebook, Twitter u otras redes sociales) nos das acceso a estos datos a través de tu perfil. Si encargas un producto, solicitas un servicio o envías contenidos a este sitio Web, es posible que tengamos que ponernos en contacto contigo para conocer los datos adicionales necesarios para procesar o satisfacer tu encargo y/o petición. No obstante, a menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos esa información a terceras partes sin tu permiso.

Acceso a tus datos

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes ejercitar estos derechos dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a calidad@sdelsol.com.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.