Ladran, luego cabalgamos

por Luis R. Garach

Esta famosa cita literaria, aunque falsamente atribuida a la obra insigne de nuestra literatura, El Quijote, nos viene de maravilla para argumentar el estado en el que se encuentra nuestra economía. El enfermo salió de la UVI, se recuperó en planta y empieza a correr con bríos, aunque probablemente en términos deportivos, sus apoyos no son los correctos, o bien, deben ser complementados con otra serie de medidas que garanticen su recuperación y eviten las recaídas que nunca son deseables.

Y como muestra, un botón, o este caso, mejor dos. Algo se mueve y parece que, a pesar del estancamiento de los mercados europeos, nuestra economía sigue creciendo más que las demás e incluso, si las circunstancias políticas lo permiten después de roto el bloqueo a la formación de gobierno, la puesta en marcha de algunas medidas dinamizadoras, pueden arrojar unos crecimientos superiores al 3% en el año que se cierra, y similares en años venideros. Si esto reduce en buena medida el desempleo, la rueda empezará a girar holgadamente para plantear nuevas reducciones de impuestos y mayores inversiones en partidas sociales que tan necesarias se hacen después de un largo período de recortes.

  1. La confianza empresarial sube un 0,2% en el cuarto trimestre y suma tres trimestres en positivo

El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), subió un 0,2% en el cuarto trimestre de este año respecto al trimestre anterior gracias a la mejora de la percepción sobre la situación actual.

Con este repunte de la confianza en el cuarto trimestre, este indicador encadena tres trimestres de tasas positivas después de que registrara entre enero y marzo un descenso del 1,3%, el primero en casi tres años.

Los datos del INE correspondientes al cuarto trimestre apuntan a una mejora de la percepción sobre la situación actual y a un empeoramiento de las expectativas, ya que los empresarios pesimistas sobre cómo marchará su negocio han superado a los optimistas.

En concreto, en el cuarto trimestre del año el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), se situó en -1,7 puntos, frente al saldo negativo de 1,1 puntos del trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 18,9%, cifra inferior a la del trimestre anterior (20,3%).

En cambio, descendió ligeramente el pesimismo de los empresarios respecto al futuro inmediato (desde el 21,4% del tercer trimestre al 20,6% en el cuarto), al tiempo que aumentaron, desde el 58,3% al 60,5%, los que opinan que su negocio marchará de manera normal.

Por su parte, el balance de situación (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) mejoró 1,3 puntos y alcanzó los 0,1 puntos, su primer saldo positivo de la serie, iniciada en el primer trimestre de 2013.

Esta mejora de la percepción sobre la situación actual es resultado del aumento de establecimientos empresariales que piensan que su negocio evolucionó de manera favorable en los tres últimos meses y del leve descenso de los que opinan que se comportó de manera desfavorable.

Así, en cuanto al trimestre ya finalizado (tercer trimestre de este año), el ICEA muestra que el 20,8% de los establecimientos empresariales tienen una opinión favorable sobre cómo ha funcionado su negocio en esos tres meses, frente al 20,7% de establecimientos que han apreciado una evolución desfavorable en este periodo y al 58,5% que hablan de normalidad.

El ICEA, que tiene una periodicidad trimestral y es comparable a nivel europeo, es la primera encuesta de opinión que realiza el organismo estadístico y se elabora a partir de una muestra representativa de establecimientos empresariales.

Durante el cuarto trimestre, la confianza empresarial sube en nueve comunidades autónomas, en cuatro sectores de actividad (construcción, comercio, otros servicios y transporte y hostelería) y en uno de los cinco tamaños de establecimientos analizados (los de menos de diez asalariados).

Así, de acuerdo con los datos de Estadística, de los cinco sectores económicos analizados en este trimestre, el que experimentó el mayor avance de la confianza fue el de construcción, con un aumento del 1%, seguido del comercio (+0,9%), los otros servicios (+0,2%) y el transporte y la hostelería (+0,1%). Por el contrario, la confianza disminuyó un 0,9% en la industria.

En cuanto al tamaño de los establecimientos, la confianza mejoró un 0,9% en los de menos de 10 asalariados, y bajó un 0,7% en los de más de 1.000 asalariados y en los de 200 a 999 asalariados. También disminuyó la confianza de las empresas con entre 50 y 199 asalariados (-0,5%) y con entre 10 y 49 asalariados (-0,1%).

Por comunidades, la confianza empresarial progresó en el cuarto trimestre en nueve de ellas y bajó en ocho.

Los mayores repuntes se los anotaron Murcia y La Rioja, con avances del 3,8% y del 2,4%, respectivamente, mientras que los mayores recortes se dieron en Baleares (-4,7%) y Navarra (-3,1%).

  1.  
  2. La demora en los pagos de las empresas se recorta hasta su mínimo histórico en el tercer trimestre

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se sitúa en 12,88 días en el tercer trimestre de 2016, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por Informa D&&B.

Esta cifra se recorta tanto respecto al trimestre anterior (0,59 días) como al mismo periodo de 2015 (3,47 días menos), con lo que se trata de la cifra más baja que se ha registrado hasta el momento, situándose por primera vez por debajo de los 13 días y encadenando cinco trimestres de mínimos históricos.

A pesar de la mejora, los retrasos en los pagos de las empresas españolas suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de casi 1.463 millones de euros, según los datos de Informa D&&B.

Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se reducen, 0,92 días frente al trimestre anterior y 5,65 días desde hace un año, para quedar en 90,56 días, la mejor cifra desde finales de 2011. El plazo medio pactado para pagar entre julio y septiembre es de 77,68 días, 2,17 días inferior al del mismo periodo de 2015.

Informa D&&B señala que el retraso medio en los pagos de las empresas españolas disminuye de forma constante desde el tercer trimestre de 2014, marcando los 12,88 días registrados entre julio y septiembre de este año un "mínimo histórico por quinto trimestre consecutivo".

Por el contrario, las empresas de la Administración incrementan su periodo medio de pago respecto a hace un año en 1,78 días, alcanzando 93,40 días. Este plazo mejora en las empresas privadas, donde es de 90,56 días, (5,73 días menos). El retraso medio es inferior en el sector privado, 12,76 días, la cifra más baja recogida, mientras que en el caso de la Administración llega a 23,66 días, empeorando en 1,96 días desde hace un año.

Por comunidades autónomas, el retraso medio baja en todas las regiones respecto a hace un año, salvo en Melilla y Ceuta. Andalucía es la comunidad que más reduce sus datos en este periodo, 5,90 días, seguida de Extremadura, que recorta 5,23 días; y Castilla La Mancha, con 4,96 días menos.

Aunque ninguna comunidad supera los 19 días de demora, Canarias, con 18,08 días de retraso, es la que peor se comporta. Por detrás se sitúan Extremadura, con 16,15; y Castilla-La Mancha, 16,11 días. Las únicas que bajan de los 10 días son País Vasco (8,60), Navarra (8,83) y Aragón (9,34), cifras muy cercanas a los mejores pagos observados en Europa.

Por último, el 55% de las microempresas y el 47% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 28% de las medianas y el 12% de las grandes empresas en el tercer trimestre del año. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes, paga con un retraso de hasta 30 días, 65% y 80%, respectivamente, frente al 36% y el 47% de las micro y pequeñas empresas.

Fuente: Europa Press

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2020
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001 | Calidad
iQnet
iQnet Sr10
Confianza ONLINE
Great Place to Work
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".