El futuro del sistema de pensiones

por Luis R. Garach

Entre todos lo mataron y él, solito, se murió

Una vez más y dada la riqueza de nuestro maravilloso castellano, utilizo un conocido refrán como título de este nuevo artículo de nuestro boletín. Y ustedes se preguntarán quién es el muerto en este caso. Bueno, tal vez no esté muerto todavía, pero lleva unos años en cuidados intensivos y amenaza con entrar en poco tiempo en parada cardio-respiratoria sin solución de continuidad. Desgraciadamente me refiero a nuestro sistema de pensiones.

El tema no es baladí y son muchos los factores que han contribuido a la complicada situación que presenta y cuyo futuro no es nada halagüeño. Los factores que han contribuido a este colapso son de sobra conocidos por el público en general:

  • Aumento considerable de la esperanza media de vida con la consiguiente descompensación de la pirámide poblacional.
  • Tremenda crisis económica con un aumento de los niveles de paro nunca antes conocidos.
  • Reducción de las cotizaciones a la seguridad social no sólo por el mayor número de desempleados sino también por la puesta en marcha de gran cantidad de bonificaciones y reducciones a las mismas para generar puestos de trabajo. Solo la tarifa plana para autónomos ha supuesto desde 2013 una bajada en recaudación de 1.456 millones de euros.
  • Notable incremento de las prestaciones en concepto de desempleo y subsistencia para los más desfavorecidos.
  • Progresivo incremento del presupuesto de pensiones al aumentar el número de personas que las cobran durante más tiempo.
  • Aumento de la edad media de incorporación al mercado laboral.

Añadan lo que consideren oportuno pero las raíces del problema están suficientemente claras en los puntos antes reseñados.

Mucho más complicado es encontrar las soluciones ya que además de tener que ser consensuadas por los diferentes interlocutores sociales, deben ser acordadas por aquellos que las van a tener que poner en marcha y ejecutar: nuestros políticos.

Nosotros sólo vamos a reseñar las tendencias que ahora misma se están poniendo encima de la mesa, ya que, aunque el debate está abierto, no es menos cierto que las soluciones deben de llegar y pronto, ya que cada día que pasa, se lastra más aún la confianza del personal en este tema, tanto de los que cotizan, como de aquellos que lo hicieron y no saben hasta dónde podrán conservar su situación actual.

a) Reducción de cotizaciones sociales y aumento de los impuestos indirectos para sufragar el sistema de pensiones

Es la idea propuesta por el catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Alcalá de Henares, Manuel Jesús Lagares. Propone reducir al 10% las cotizaciones sociales que pagan empresarios y trabajadores, superior actualmente al 30%, e incrementar los tipos de IVA normal (10%) y reducido (4%) entre dos y cuatro puntos para financiar el sistema de pensiones.

De hecho, según sus cálculos, el gasto público en pensiones podría suponer el 50% del total de gasto público en pocos años, por lo que la sociedad se enfrenta a la disyuntiva de reducir las pensiones o reducir el resto de gastos de partidas tales como las de sanidad o la educación.

Lagares aboga por cambiar sustancialmente las cotizaciones sociales que financian las pensiones aplicando una fortísima reducción de los tipos, que deberían bajar del actual entorno del 30% que actualmente aportan entre empresarios y trabajadores a no más del 10%. Esto impactaría positivamente en la contratación y liberaría recursos para que empresas y empleados dedicaran dinero a fondos complementarios obligatorios.

Para compensar en parte la pérdida de ingresos de la Seguridad Social, el catedrático cree que los tipos general y reducido del IVA deberían incrementarse entre un 2% y un 4% a modo de recargo solidario para las pensiones, así como eliminar exenciones y productos a los que se aplica el tipo súper reducido. Esta medida evitará, además, el problema que se generará progresivamente conforme se sustituyan muchos puestos de trabajo por máquinas que no pagarán cotizaciones.

Aboga también por anular el tope máximo de las cotizaciones, cambiar el reparto entre trabajadores y empresas y sustituir el sistema de aportación según la categoría profesional por los ingresos reales del trabajador.

En paralelo a las modificaciones de los ingresos de la Seguridad Social, el experto también ha defendido que se debería ir a un sistema de cuentas nocionales por el que el jubilado cobre en función de lo que ha aportado durante su vida laboral, manteniendo eso sí los complementos a mínimos.

En este sentido, se ha mostrado favorable al factor de sostenibilidad introducido en 2013, olvidándose de las revalorizaciones periódicas, ha defendido la necesidad de retrasar la edad de jubilación en determinadas profesiones y ha abogado por que la pensión pública no supere el 40-50% del último salario.

Toda esta propuesta se apoyaría en los planes complementarios obligatorios de las empresas, que se financiarían gracias a los recursos liberados con la reducción de cotizaciones, en una cuantía aproximada del 10% de los salarios a aportar entre empresarios y trabajadores, lo que aquí conocemos por el sistema de mochila austriaco.

Además, habría que aplicar cambios en las pensiones voluntarias individuales, manteniendo los límites para las aportaciones, pero impidiendo su capitalización, de modo que funcionen como pagos periódicos a lo largo de toda la vida del beneficiario. Además, los intereses generados por estos fondos no deberían tributar como rendimientos del trabajo sino como capital mobiliario.

Afirma Lagares que "el problema de las pensiones es tan grave que no podemos pensar que lo van a resolver sólo los empresarios y los trabajadores, lo tenemos que resolver entre todos de forma solidaria", ha dicho Lagares, advirtiendo de que implementar este tipo de medidas exige "plazos dilatados" de entre 20 y 25 años para que dé tiempo a realizar aportaciones suficientes a los planes complementarios y para tener margen de maniobra si hay que corregir alguna cosa.

b) Rebaja de las cotizaciones para impulsar el crecimiento del empleo

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha demandado una rebaja generalizada de las cotizaciones sociales para impulsar el crecimiento de la contratación. La patronal ha subrayado que reducir los costes laborales posibilitaría subidas salariales y la creación de empleo estable.

Según CEOE “es primordial evitar que incrementos de los costes laborales y de los gravámenes a las empresas obstaculicen la creación de empleo, máxime teniendo en cuenta las previsiones para este año de desaceleración del crecimiento de la economía, lo que previsiblemente incidirá en el empleo".

La CEOE ha destacado que los datos de paro, afiliación y contratación del mes de enero y febrero de 2017 denotan mejoras respecto a los registrados en años anteriores, pero requieren cautela en las perspectivas futuras.

Para la patronal, resulta preciso aunar esfuerzos para mejorar la competitividad de las empresas y con ello su capacidad de generar empleo de forma sostenida, por lo que insta a seguir avanzando en un proceso de reformas, fruto del diálogo y la concertación social, que favorezca la reactivación económica y la competitividad de las empresas.

Conclusiones:

Hay más propuestas encima de la mesa, pero carecen de fundamentos económicos serios y razonables para ocupar espacio en este artículo. Hacer cuentas con el futuro de nuestra sociedad no es nada fácil y por eso hemos querido descartar falsas especulaciones y entelequias mentales encaminadas a la captación de votos que no tienen visos de credibilidad.

El problema existe y hay que tomárselo en serio para buscar soluciones a largo plazo que no comprometen el bienestar social que toda sociedad de progreso, anhela alcanzar.

Probablemente todos debamos tentarnos la ropa y pensar que, en cada uno de nuestros actos cotidianos, estamos contribuyendo a mejorar o emporar algo que tarde o temprano, nos afectara en nuestro bolsillo, y, por tanto, en nuestra calidad de vida. De nosotros también depende.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2020
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001
iQnet
iQnet Sr10
Confianza ONLINE
Great Place to Work
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".