Nosotros te llamamosZona PrivadaPrecios
Glosario

Payout

por Software DELSOL

Dentro del mundo de la empresa, el payout es un concepto muy importante, ya que afecta a aspectos tan relevantes como el capital disponible para la empresa o la facilidad de captar inversión con la que financiar sus operativas en el mercado. Y los inversores van a tener muy presente este concepto a la hora de decidir si una empresa les transmite confianza o si les resulta atractiva como inversión.

¿Qué es el payout y por qué se fijan los inversores en eso al invertir en una compañía?

El payout es el porcentaje de reparto de los beneficios netos que la empresa ha obtenido en forma de dividendos entre sus inversores. Cada acción tiene asociado un porcentaje de los beneficios generados, y éstos se reparten de manera periódica entre todas aquellas personas que posean acciones de la compañía.

De cara a un inversor, el ratio de payout aplicado por la empresa es —junto a otros factores como el riesgo de la empresa, sus datos históricos de beneficios o reparto de dividendos de años anteriores— uno de los puntos esenciales en los que se fijarán antes de adquirir acciones del negocio. Ya que determinará las ganancias a corto plazo que puede esperar como retorno del capital invertido en la compañía.

¿Cómo se calcula el payout empresarial?

El ratio de payout es sencillo de calcular. Para saberlo, tan solo debemos dividir los dividendos ofrecidos por la compañía a sus inversores entre el beneficio neto generado por la misma. Hay que fijarse en que nos referimos a los beneficios netos, y no brutos. Es decir, a la cantidad de beneficios que hay después de descontar los impuestos y el resto de conceptos —como intereses— que la empresa deba abonar sobre el rendimiento bruto percibido.

Por dividendos se entiende el capital —incluyendo reservas de libre disposición en caso de existir— que la empresa destina a su reparto entre los accionistas de la corporación.

A modo de fórmula matemática: Payout = Dividendo / Beneficios netos

¿Qué aspectos de la empresa se alteran según cómo se aplique el payout?

Hay dos elementos que se ven condicionados por el ratio de payout que ofrece la empresa: la imagen pública de la compañía y el capital disponible para reinvertir en la misma.

  • La imagen pública: cuanto más alto sea el payout de la empresa, se verá más atractiva para los potenciales inversores, pues sus ganancias serán más altas a través de los dividendos percibidos.
    La opinión general sobre la compañía se verá afectada por el ratio de payout al ser un reflejo de la capacidad monetaria existente y de su necesidad de financiación externa. Aunque también puede significar que le interesa crecer más rápido al emplear también capital exterior.
  • Capital disponible: al pagar dividendos, la empresa está sacrificando parte de su liquidez para pagar a los accionistas sus dividendos correspondientes. Aunque un elevado payout por parte de la compañía también puede servir para atraer a nuevos accionistas en caso de necesitar más capital para realizar un proyecto comercial.

En función del ratio, la empresa puede reflejar una situación interna diferente y sujeta a interpretación de los inversores, haciendo que sea más o menos atractiva para los potenciales accionistas.

Dependerá de factores como el perfil del inversor en cuestión, los planes de crecimiento e inversión de la compañía o el contexto del mercado que un ratio de payout sea más interesante o menos en cada momento. Pero en sí, tanto un ratio alto como uno bajo de payout puede resultar atractivo de cara a un inversor.

Efectos de aplicar un ratio de payout elevado

El principal efecto positivo de un alto ratio de payout en una empresa es que la convertirá en una opción mucho más atractiva para los inversores gracias al mayor reparto de beneficios entre los accionistas, lo que implica que la compañía obtendrá un mayor capital gracias a estos nuevos inversores con el cual poder financiar sus proyectos y crecer a un ritmo más rápido y así obtener más beneficios en el futuro.

Como contra, puede ser una jugada arriesgada si la gestión del proyecto no es adecuada o no se obtienen los resultados esperados. Pues se tiene que hacer frente al pago de los dividendos prometidos igualmente.

Efectos de aplicar un ratio de payout bajo

Aunque pueda parecer negativo en un primer momento, no es necesariamente así. Un payout menor implica que se está reinvirtiendo el capital obtenido para realizar proyectos internos sin necesidad de financiación externa.

Son una buena manera de crecimiento, más lento al no recurrir a capital externo, sin arriesgar la supervivencia económica de la compañía en el futuro. Pues los dividendos que deberá pagar serán menores que en el caso de los ratios altos de payouts.

Este tipo de payout atraerá a inversores conservadores que prefieren el largo plazo en sus inversiones. Lo que hace más probable la reinversión de sus dividendos en nuevas acciones que le otorguen más liquidez a la compañía en el futuro.

Como puedes ver, el payout es un concepto importante y con más de una posible interpretación. Por eso mismo es necesario tener en cuenta otros factores que le den un contexto al ratio de payout de una posible inversión. Pues serán esos datos quienes nos permitirán saber si la empresa tiene problemas de endeudamiento a los que hacer frente, o si se encuentra en una buena situación y tan solo busca apalancarse en el capital externo para acelerar su proyecto.

¿Necesitas un programa que te ayude a gestionar tu negocio?

En Software Delsol llevamos ya más de 30 años creando todas las herramientas que necesitas para escalar tu negocio sin complicaciones.