Empresa

por Software DELSOL

El Diccionario de la Real Academia Española define empresa como “Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos” y también como “Lugar en que una empresa realiza sus actividades”.

Según esto podemos definir empresa como un conjunto de medios humanos, materiales e inmateriales (capital y trabajo) organizados para la producción y/o comercialización de bienes y servicios en el entorno de un sistema con el objeto de obtener un rendimiento económico.

Por lo tanto, la empresa tiene entidad propia pero no tiene, por sí sola, personalidad jurídica.

Son sus titulares y gestores los que tienen personalidad, física o jurídica. y los que tienen capacidad de obrar y capacidad jurídica (son los que pueden ser titulares de bienes, derechos y obligaciones y realizar contratos y otro tipo de actos y compromisos en el mundo jurídico).

El titular o gestor de la empresa es a quién llamamos empresario.

En un sistema capitalista la empresa privada está creada y gestionada por particulares y la filosofía capitalista nos dice que el ánimo de lucro y, en determinado sentido, el egoísmo es lo que hace a la empresa más eficaz y productiva.

El empresario capitalista, según esta doctrina, hace una mejor gestión porque al estar arriesgando su propio dinero y perseguir sus propios beneficios está obligado a buscar los métodos y procedimientos más adecuados.

Por el contrario, según una visión comunista el único empresario debe ser el Estado y, según esta visión, los trabajadores y gestores de la empresa van a aportar lo mejor de sí mismos para el progreso del Estado Socialista, es lo que se denominó stajanovismo.

En el mundo actual la filosofía es, en principio, capitalista pero muy matizada por el estado social.

Por ello existen sectores que están muy regulados, el Estado es titular de determinadas empresas públicas y, sobre todo, están amparados por la Ley y por la acción de la Administración pública los derechos de muchos de los que intervienen en la actividad de la empresa como los accionistas, los consumidores y, sobre todo, los trabajadores.

En todo caso no podemos quedarnos sólo con que la empresa está destinada únicamente a producir y comercializar bienes y servicios y obtener un beneficio económico.

El funcionamiento empresarial se produce dentro de la sociedad que le proporciona el marco y los medios que son imprescindibles para su funcionamiento como, por ejemplo:

  • Seguridad jurídica: Absolutamente necesaria para poder hacer negocios. Si no hubiera seguridad jurídica no podríamos, por ejemplo, confiar en que nuestros deudores van a pagarnos o mantener otro tipo de relaciones con los demás (proveedores, trabajadores, clientes, socios). También es necesaria la paz social sin la que, muchas veces, la empresa no podría desarrollar sus actividades.
  • Formación profesional: La sociedad es la que consigue que podamos contar con personal con las aptitudes y formación adecuadas para colaborar en nuestro proceso productivo.
  • Asistencia: A todas las personas que colaboran en la actividad productiva en todos los ámbitos necesarios, desde la médica a las coberturas económicas en caso de enfermedad o jubilación lo que es importante para desempeñar el trabajo en buenas condiciones.
  • Acceso a los servicios públicos: Gracias a la sociedad existen infraestructuras (carreteras, puertos, etc) que muchas veces las empresas necesitan utilizar
  • La infraestructura económica: Necesaria que va desde la existencia de medios de comunicación tradicionales o en internet hasta otras infraestructuras para la publicidad, trasporte y distribución, etc.

Finalidades de la empresa

  • Finalidad económica externa: Produce bienes y servicios que satisfacen la demanda de la sociedad.
  • Finalidad económica interna: La obtención de beneficios económicos para retribuir a los que participan de su actividad:
    • A los propietarios del capital mediante el reparto de beneficios o dividendos.
    • A los trabajadores mediante sus salarios y otro tipo de retribuciones.
  • Finalidad social externa: Es una contribución al desarrollo de la sociedad.
  • Finalidad social interna: Permite el desarrollo profesional y económico de las personas integradas en ella además de crear oportunidades de inversión y puestos de trabajo.

Clasificaciones

Por su actividad:

  • Sector primario: de obtención y transformación de recursos naturales como la agricultura, pesca, apicultura, etc.
  • Sector secundario: La transformación de materias primas en productos elaborados o bienes de equipo.
  • Sector terciario: Servicios.
  • Sector cuaternario: Otros servicios basados en la adquisición y transmisión del conocimiento como la educación, investigación, consultoría, etc.

Por su tamaño:

  • Microempresa: Cuando tiene menos de diez trabajadores.
  • Pequeña empresa: Menos de 49 trabajadores.
  • Mediana empresa: Hasta 249 trabajadores.
  • Gran empresa: A partir de 250 trabajadores.

Por su cuota de mercado:

  • Empresa aspirante: No ocupa un lugar predominante en su sector y dirige su actividad a conseguir mayor cuota de mercado.
  • Empresa especialista: Realiza su actividad en un campo muy concreto y especializado que hace que no deba temer competencia ocupando, muy habitualmente, todo el mercado posible en un régimen casi de monopolio.
  • Empresa líder: Tiene una posición de predominio que le permite diseñar sus estrategias con mucha libertad.
  • Empresa seguidora: Su cuota de mercado no es lo bastante grande para competir con la dominante.

Por su titularidad:

  • Empresas cuya titularidad pertenece a una o más personas físicas.
  • Cuando es una sociedad mercantil en cualquiera de sus formas.
  • Las fundaciones, cooperativas y demás organizaciones de economía social.

 

 

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.