Prima de riesgo

por Software DELSOL

La prima de riesgo es un índice que mide la confianza en la economía de un país.

Como veremos en este artículo, esta medición se hace tomando como referencia otro país al que se considera seguro y estable.

El tipo de interés

El tipo de interés es el porcentaje que se paga a quién te ha prestado dinero para compensarle por ese préstamo. Si un banco nos presta 1.000€ a un año a un tipo de interés anual del 5% y le pagamos de una sola vez al final del año le devolveremos 1.050€ de los que 1.000€ serán por devolver lo que nos han dejado y 50€ por esos intereses que hacen que al banco le compense dejarnos el dinero.

Para fijar el tipo de interés, que sea mas alto o más bajo, deben tenerse en cuenta dos factores:

  1. La retribución del préstamo, una parte de esos intereses es para pagar el que nos presten dinero y será, más o menos, la misma en todos los casos.
  2. El riesgo que tenga el prestar dinero: la otra parte de los intereses compensa al que presta de asumir la posibilidad de no cobrar.

Si yo tengo una cantidad para prestar a otros y me lo piden dos personas, una de ellas con una nómina, una casa en propiedad y otros avales de que me va a devolver el préstamo y otra persona que no tiene un trabajo estable ni ningún patrimonio que me garantice esta devolución, si los dos me ofrecen el mismo tipo de interés (por ejemplo el 2%) se lo voy a prestar siempre al primero, porque voy a ganar lo mismo y voy a estar mucho más tranquilo sabiendo que se me va a devolver mi dinero.

Si la segunda persona que me pide que le preste me propone pagarme más intereses (por ejemplo, me dice que me da un 5% en lugar del 2% que me da la otra) entonces, a lo mejor, me lo pienso y puedo llegar a la conclusión de que me merece la pena asumir el riesgo de que no me pague porque voy a ganar más con el préstamo.

Claro, cuanto más precaria sea la situación de la persona a prestarle más tipo de interés le vamos a pedir (siempre en unas condiciones mínimas que nos den alguna confianza, aunque sea no muy grande, de que le vamos a acabar cobrando).

Por eso mismo, un banco cobra menos intereses por un préstamo hipotecario, que tiene una garantía mucho más fuerte, que por un préstamo personal; y los demás productos de crédito fijan sus intereses mirando a quién se lo dan por ejemplo, un préstamo nómina se da a alguien que tiene ingresos regulares y se cargarán menos intereses.

La deuda pública

Un país moderno tiene un presupuesto: unos ingresos y unos gastos.

Sus ingresos vienen, totalmente, de los impuestos que pagan sus habitantes: aparte de que estos impuestos sean más o menos altos y de que su gestión sea mejor o peor, los ingresos del Estado dependen de la capacidad de sus habitantes para pagar impuestos, es decir, si la población es próspera y gana mucho dinero va a poder pagar unos impuestos mucho mayores y, en el caso contrario, los ingresos públicos serán más escasos.

En cuanto a los gastos se debe decidir en qué se gasta el dinero público: tiene unos gastos de gestión, (las instituciones, los tribunales de justicia, etc.), puede construir infraestructuras de interés público (carreteras, líneas férreas, asfaltado de calles, etc.) y va a mantener unos servicios públicos como un Ejército y otros que, si es un Estado del Bienestar, van a ser muy costosos (educación, sanidad, asistencia social, etc.); por desgracia, también existen países en los que buena parte del dinero público se destina a que sus dirigentes se lo apropien.

Pero ¿qué sucede si los ingresos del Estado no alcanzan para pagar los gastos que necesita o quiera hacer? (lo que se llama déficit público), en este caso hay tres posibilidades:

  • Reducir gastos: si no le llega el dinero puede eliminar gastos hasta que le llegue.
  • La inflación: El banco emisor de un Estado (no europeo) puede darle a la máquina de hacer billetes e imprimir dinero hasta que alcance para los gastos: esto es suicida porque la consecuencia es que la moneda va a ir perdiendo valor en la medida que se haga.
  • Pedir prestado ese dinero: igual que cualquier particular, una nación puede pedir que le presten el dinero que le falta.

Esta tercera posibilidad, pedir el dinero prestado, es lo que llamamos deuda pública en la que el país emite unos bonos que vende a inversores que tienen el dinero que necesita (particulares, fondos de inversión, fondos de pensiones, etc.); en general, el interés de esos bonos públicos suele ser menor que el que nos van a pagar por prestar dinero a un particular porque se entiende que el Estado da una garantía mayor de que se va a devolver el préstamo.

El mercado primario y el secundario

El mercado financiero es un ámbito donde se presta dinero y se recibe dinero prestado, es decir, a él concurren por un lado ahorradores que tienen dinero para invertir (como ya hemos dicho: particulares, fondos de inversión, fondos de pensiones, etc.) y por otro instituciones que necesitan ese dinero y lo piden (empresas, estados).

Cuando una empresa emite nuevas acciones o un país emite bonos de su deuda pública y se lo compran directamente los inversores eso es lo que llamamos mercado primario; en él las condiciones de venta (en el caso de la deuda pública sus intereses) serán las que deban ofrecerse para que los inversores se animen a comprar esos títulos.

Los inversores que han comprado esas acciones o esa deuda pública pueden, si así lo desean, venderla (al fin y al cabo es suya); aquí la van a vender a otros inversores que quieran comprársela y tendrán que ofrecerla, igual que en el caso anterior, en condiciones adecuadas para que quieran comprársela. A esto lo llamamos mercado secundario.

La prima de riesgo

Cuando un país emite deuda pública para financiar sus gastos es verdad que, en términos generales, da mayor garantía que otras instituciones privadas que también piden dinero.

Pero no todos los países son iguales:

  • Existen naciones que tienen una economía próspera y bien gestionada y en la que se han creado infraestructuras productivas y su población tiene trabajo e ingresos altos.
  • A otras no les va tan bien, hay lugares donde mucha gente no tiene empleo (altas tasas de paro), no se han creado infraestructuras, la renta de la población es mucho menor y/o la gestión de los asuntos públicos se hace de manera lamentable. Incluso hay países donde falla lo básico como es la seguridad jurídica o ya ha pedido mucho dinero prestado y está muy endeudado.

Al igual que ocurría en lo que hemos explicado en el primer punto, no es lo mismo comprar deuda pública de un país que sabemos que es totalmente solvente y seguro que hacerlo de uno que pueda convertirse en un Estado fallido.

La consecuencia es clara, no vamos a comprar deuda pública al mismo tipo de interés a un país que no nos de confianza, la única alternativa que va a tener para poder colocarnos su deuda pública será ofrecernos un tipo de interés mayor.

La prima de riesgo es un índice que nos dice qué diferencia de intereses se pagan por la deuda pública de un país respecto de otro en el mercado secundario, se toma como referencia un país totalmente solvente y se hace la comparación.

En nuestro ámbito geográfico el país de referencia es Alemania, que siempre ha sido y sigue siendo una potencia económica impresionante ya que es la primera economía de Europa y la cuarta del mundo (después de Estados Unidos, China y Japón) y, por ello, la deuda pública alemana da una confianza casi absoluta y debe pagar unos tipos de interés menores.

En el caso de los demás países su prima de riesgo es la diferencia en tipo de interés en el mercado secundario de su deuda pública respecto de la de Alemania, por ejemplo, si la deuda alemana paga un 1% y la de ese otro país paga un 6% la diferencia es un 5%, se dice entonces que su prima de riesgo son 50 puntos.

Aunque este índice se aplica por lo que ocurre en el mercado secundario, afecta al tipo de interés que debe ofrecer el Estado para colocar su deuda pública ya que a los que la compran debe compensarles esta compra y tener la posibilidad de negociarla en este mercado secundario.

Conclusión: la prima de riesgo nos dice la confianza que hay en la economía de un país comparándola con la de Alemania.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2018
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de uso generales de Nube10
  • Política de Cookies
Idioma
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001
iQnet
iQnet Sr10
Eticom
  • linkedin
  • youtube
Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.