ContactoZona PrivadaPrecios

¿Cómo montar una cooperativa?

cenefa
cenefa

Porque te lo mereces...
30% de descuento

Hasta el 23 de abril.

Oferta exclusiva para contratos anuales.

No acumulable a otras promociones ni válido para renovaciones.

¡Lo quiero ya!
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
21 de marzo de 2022

Una cooperativa es una idea de negocio que probablemente habrás escuchado y que quizá no sepas en qué consiste o cómo funciona, pero que te atrae a la hora de atender a esa llamada emprendedora. Si te has preguntado alguna vez qué es y cómo montar una cooperativa, te ofrecemos de una manera sencilla los pasos fundamentales para hacerlo realidad.

Qué es una cooperativa: Viabilidad

Una cooperativa es un tipo de empresa que se constituye por personas que se asocian, libre y voluntariamente, con un objetivo definido: el de realizar actividades empresariales para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas. Para lograr sus metas y conseguir su rentabilidad, contarán con unos recursos propios. Se basa en los principios de colaboración e igualdad.

Una cooperativa surge del sentimiento de los propios trabajadores que, ante la reflexión de querer ser sus propios jefes o ante la quiebra de la empresa en la que han venido trabajando, deciden reunirse en un grupo y dirigirse, siendo ellos mismos los que gestionen y administren un negocio propio basado en este régimen.

Antes de lanzarte a la aventura de tu propio negocio, debes analizar si es viable crearlo. Puede que las mismas circunstancias que hayan llevado a la crisis de la empresa de la que seas trabajador puedan afectar a tu cooperativa, así que analiza previamente:

  1. El mercado.
  2. El producto que quieres vender.
  3. La competencia.
  4. En qué medida puedo ofrecer el producto y si soy bueno en ello.
  5. La financiación.

Si por algo se caracteriza una cooperativa es por la confianza entre los socios que la forman: tanto es así que, sobre las premisas anteriores, basando las decisiones en el diálogo y las votaciones, podéis plantearos varias formas de llevar a cabo vuestro proyecto:

  • Montando el negocio partiendo desde cero.
  • Adquiriendo la empresa:
    • En su totalidad.
    • Parte de ella:
      • Convirtiéndose en socios del jefe o rescatando parte del negocio como socios inversores.
      • Separando las actividades y eliminando las partes "tóxicas" o no rentables, cerrándolas y liquidando y empezando limpios y sin deudas.

La jerarquía en una cooperativa

Si por algo se caracteriza una cooperativa es por ser una empresa en la que todos los socios forman parte del capital societario y, además, son empleados. La figura del poder y las jerarquías se difuminan; es más, es preferible que se difuminen y que no existan competencias especiales o superiores.

Por eso, el sistema ideal para la gestión de un sistema cooperativo es optar por un jefe externo: Así se evitan los problemas que puedan surgir entre compañeros. Es mejor que cada uno siga ejerciendo el puesto que ejercía en la empresa anteriormente, que vaya ascendiendo según aptitudes y que se elabore un buen plan de capacitación y formación. Asumir la gestión del negocio por parte de un tercero externo es la solución idónea para que una persona ajena a las relaciones personales establecidas entre el personal sea el que ejerza las funciones de fiscalidad, administración, dirección, control y negociación, sin influir en los cooperativistas. No quita, eso sí, que a medio plazo (seis meses, un año) este tercero se incorpore a la parte asociativa de la cooperativa.

Pasos legales para crear una cooperativa

Para montar una cooperativa, es necesario que se constituyan, al menos, un grupo mínimo de tres personas. Los pasos a seguir, por lo general, serán los siguientes:

  • Adquisición de la certificación negativa de denominación: Se trata de una solicitud que se realiza en la Sección Central del Registro de Sociedades Cooperativas. Con este paso, daremos nombre a nuestra cooperativa (podremos proponer hasta tres nombres). Deberemos tener en cuenta la elección de un nombre único y original, pues este organismo será competente para comprobar que no existe ninguna otra cooperativa con el mismo nombre u otro parecido.
  • La Asamblea Constituyente: ¿Te suena a la Revolución Francesa? ¡Pues casi! Así de revolucionarios y aristocráticos son los principios de una cooperativa. La voz y el voto son las dos claves fundamentales que los promotores de la sociedad enarbolan para elegir en esta Asamblea a un presidente y un secretario, que firmen, el acta constitutiva:
    • Los estatutos.
    • La elección de los órganos sociales.
    • Los libros obligatorios, que contendrán los acuerdos que se tomen:
      • Libro de Actas de Asambleas.
      • Libro de Actas del Consejo Rector.
      • Libro de aportaciones financieras. 
      • Libro de registro de los socios.

Cada uno de estos documentos se elevarán a escritura pública ante Notario, en un plazo de dos meses desde la celebración de nuestra Asamblea.

En relación con los trámites con Hacienda, solicitaremos el número de CIF, realizaremos la consecuente declaración censal e inscribiremos nuestra cooperativa en el Registro de Cooperativas, previa liquidación del correspondiente impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Como has podido comprobar, montar una cooperativa es un proyecto tan ambicioso como posible, siempre que cuentes con las ganas, la ilusión y un buen equipo de personas unidas por el mismo objetivo: Emprender, llevar adelante un negocio y trabajar juntos con el proyecto en común de salir adelante y obtener beneficios con el fruto de la unión.