Accionista

por Software DELSOL

Con el nombre de accionista denominamos a personas (físicas o jurídicas) que son propietarios de acciones o participaciones sociales de una entidad con personalidad jurídica (generalmente una sociedad de capital).

Estas participaciones son valores mobiliarios y se denominan:

  • Acciones en las Sociedades Anónimas y las Sociedades Comanditarias por acciones.
  • Participaciones sociales en las Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Los accionistas son socios de la entidad de la que poseen acciones o participaciones y eso les da determinados derechos de carácter político y económico, como veremos más abajo.

Las acciones o participaciones sociales que poseen los socios pueden estar representadas mediante títulos al portador, títulos nominativos y, en algunos casos, la Ley exige que los socios consten en un libro registro que lleva la propia entidad donde aparecen sus datos personales y la participación que tienen, también pueden existir títulos provisionales.

Igualmente existen, en determinados casos, limitaciones a la transmisión de acciones o participaciones sociales.

Por supuesto, no es lo mismo una pequeña sociedad en la que hay sólo dos o tres socios (o incluso uno solo en las unipersonales) que una gran entidad que tiene muchos miles de socios; el tipo de relación entre ellos y entre ellos y la dirección de la gestión de la sociedad varía mucho.

También varía, no sólo el trato, sino también el sistema de adquisición o suscripción de acciones o participaciones sociales. En las pequeñas sociedades esto se hace mediante una relación directa entre los socios mientras que en las grandes hablamos de compra o suscripción de acciones a través de entidades financieras con la información que nos da un folleto informativo que debe aprobar la autoridad del mercado de valores.

Mucho más impersonal será esta relación en las sociedades de cotizan en algún tipo de mercado de valores.

Existen determinadas normas que permiten realizar diversas acciones (como impugnación de determinados actos o convocatorias de juntas generales, por ejemplo) que pueden realizar un porcentaje determinado de participantes en el capital social, esta herramienta no funciona, tampoco, igual en una pequeña sociedad que tiene dos o tres socios (que, normalmente, tienen directamente esos porcentajes) que en una gran entidad con muchos accionistas que, para conseguir iniciativas con esos porcentajes, requieren una labor de búsqueda de apoyos.

Limitación de Responsabilidad

La característica que más define a las sociedades de capital, además de el hecho de que tengan personalidad jurídica y, por tanto, capacidad jurídica propia y capacidad de obrar a través de sus administradores, es la limitación de responsabilidad.

Consiste en que la sociedad responde de sus obligaciones contraídas con terceros (de cualquier tipo, particulares, administraciones públicas, etc.) con todos sus bienes presentes y futuros, pero sólo con sus bienes.

Es decir, los socios no responden de las deudas de la sociedad salvo con el dinero que ya han aportado a la propia sociedad en la suscripción de su capital o, como mucho, el dinero que se hayan comprometido a entregar a la sociedad cuando han suscrito acciones y no las han pagado en su totalidad, lo que se denomina capital no desembolsado.

En este último caso se podrá reclamar a los socios por las deudas de la sociedad hasta el límite de las cantidades pendientes de pago en su suscripción de acciones a las que ya se han comprometido.

Caso diferente es si un socio es avalista de determinada deuda de la sociedad, aquí si respondería, pero no como socio sino como avalista.

Esto es importante porque si montamos un negocio no es lo mismo si es una sociedad que si lo hacemos directamente nosotros como personas físicas; si abrimos una tienda a nuestro nombre y tiene pérdidas todas las deudas que tenga el negocio se nos van a poder reclamar y tendremos que atenderlas con todo nuestro patrimonio, por el contrario si creamos una sociedad limitada y es ella la que abre la tienda, las deudas que se generen se pagarán con lo que hemos aportado a la sociedad pero no tendremos que responder personalmente de ellas.

Derechos de los socios

El hecho de poseer acciones o participaciones sociales da a su titular una serie de derechos que, para su ejercicio, debe demostrar que es socio mostrando sus títulos en papel o estando inscrito en los libros de socios para las acciones nominativas.

Existen derechos económicos y políticos:

  • Derechos económicos:
    • El fundamental es recibir “dividendos” que son la parte de los beneficios corporativos que se asignan a los socios, cobrará el porcentaje de los beneficios repartidos según el porcentaje de participación en el capital que representen sus acciones o participaciones sociales.
    • En caso de liquidación de la entidad también participará, en el mismo porcentaje, del resultado a repartir de dicha liquidación una vez pagadas las deudas con terceros.
    • También tienen, regulado de distinta manera según cada caso, un derecho de suscripción preferente cuando la entidad emita nuevas acciones o participaciones sociales o cuando emita obligaciones convertibles en acciones.
  • Derechos políticos:
    • Ser convocado, participar y votar en las Juntas Generales según su porcentaje de participación en el capital.
    • Impugnar acuerdos sociales en los términos previstos por la Ley y por sus estatutos sociales.
    • Recibir información.

Todos estos derechos pueden limitarse en caso de que las acciones que posee el socio no estén totalmente desembolsadas.

Acciones con privilegios

Los derechos que hemos enumerado son, en principio, iguales para todas las acciones o participaciones sociales.

Sin embargo, existe la posibilidad de crear acciones con privilegio, para esta creación debe seguirse el procedimiento formal para modificar los estatutos sociales.

Estas acciones con distintos derechos se recogerán en una clase propia que puede, a su vez, contener varias series. Todas las series de una misma clase deben tener el mismo valor nominal.

Si el privilegio consistiera en recibir un dividendo preferente no se podrá pagar a los demás accionistas sus dividendos mientras no se haya pagado este preferente, el dividendo preferente se pagará siempre cuando existan beneficios suficientes para ello.

El privilegio no puede consistir, porque lo prohíbe la Ley, en el pago de un interés determinado ni puede alterar los porcentajes del derecho de voto ni alterar la proporción entre su valor y los derechos de preferencia.

Acciones sin voto

Los estatutos sociales pueden crear acciones que no den a sus poseedores derecho de voto en las juntas generales, dichas acciones no serán superiores a la mitad del capital social total.

Estas acciones dan a sus propietarios, además del derecho normal a dividendo, un dividendo adicional mínimo anual en la proporción que determinen los estatutos. Este dividendo mínimo se pagará, aunque no haya beneficios a distribuir, se podrá hacer el pago durante los cinco años siguientes.

Tampoco se verán afectadas las acciones sin voto si hay una reducción de capital por pérdidas y, si la reducción alcanza a la mitad del capital desembolsado, las acciones sin voto deben ver restablecido su valor en un plazo de dos años o, si no se puede, hay que disolver la sociedad.

En la liquidación de la sociedad las acciones sin voto recibirán, como mínimo, la cantidad de dinero que se pagó por ellas.

En las modificaciones estatutarias que les afecten se requiere la aprobación de la mayoría de las acciones sin voto.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A, sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª y CIF A-11682879, se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, el cliente queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a los ficheros automatizados existentes en Software del Sol, S. A. y al tratamiento automatizado de los mismos, incluyendo aquellos a los que esta empresa pueda tener acceso como consecuencia de su navegación por esta página web, para las finalidades de realización de estadísticas, envío de comunicaciones comerciales, comercialización de productos y servicios, mantenimiento y gestión de la relación contractual con Software del Sol, S.A., así como envíos de artículos, ibooks o enlaces con información generada por esta empresa y relacionada con sus productos y servicios que se consideren que puedan ser de su interés. Estos datos personales están siendo tratados e incorporados a los correspondientes ficheros automatizados, que están debidamente inscritos en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.

Si no está de acuerdo con esta Política de privacidad, le pedimos que abandone nuestra página Web.

Recopilación de datos personales

Con objeto de responder a tus preguntas, satisfacer tus peticiones o procesar tus pedidos, puede ser necesario solicitar datos personales tales como, entre otros, tu nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y número de teléfono. De la misma forma, cuando utilizas nuestros productos o servicios en plataformas Web 2.0 (como pueden ser Facebook, Twitter u otras redes sociales) nos das acceso a estos datos a través de tu perfil. Si encargas un producto, solicitas un servicio o envías contenidos a este sitio Web, es posible que tengamos que ponernos en contacto contigo para conocer los datos adicionales necesarios para procesar o satisfacer tu encargo y/o petición. No obstante, a menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos esa información a terceras partes sin tu permiso.

Acceso a tus datos

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes ejercitar estos derechos dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a calidad@sdelsol.com.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.