Capital

por Software DELSOL

El término capital designa la disponibilidad de bienes, materiales, inmateriales o financieros, que se tiene para la obtención o producción de bienes o servicios y para conseguir con ello unas ganancias económicas.

En las teorías clásicas forma parte de los factores de producción (tierra, trabajo y capital a los que luego se añadieron otros como la tecnología o la propia empresa), la idea de capital está orientada, por tanto, a la realización de actividades productivas con miras a obtener resultados económicos.

Para una empresa su capital está formado por los fondos que pertenecen a la propia empresa, a su dueño o a los socios que la poseen y, contablemente, se denomina neto patrimonial definido como la parte de los activos de la empresa que los socios recibirían en caso de que se liquidara.

Este neto patrimonial está compuesto por las aportaciones de los socios (el capital propiamente dicho) además de otros elementos como los beneficios no repartidos (en forma de reservas o, simplemente, de cantidades pendientes) y subvenciones no reembolsables.

La estructura del capital

Un tema que ha sido muy controvertido, sobre todo en los últimos setenta años, es el de la estructura del capital de la empresa.

Para su actividad productiva la empresa debe contar con los recursos económicos necesarios, es lo que llamamos inversión de capital, ya que debe crear unas instalaciones, tener una maquinaria, pagar determinados derechos, tener una nave, una oficina, un local comercial, tener el remanente de dinero líquido necesario para sus pagos a proveedores, etc.

El origen de todo lo que acabamos de enumerar puede ser el propio capital de la empresa (el dinero o bienes que han aportado los socios a ella) o puede conseguirse a través de préstamos recibidos, por ejemplo, de bancos.

Normalmente las dos posibilidades apuntadas en el párrafo anterior no se dan por separado, la empresa utiliza sus propios recursos y, además, pide dinero prestado; la proporción en que pide prestado fuera lo que no tiene en relación con lo que tiene (con su capital) se denomina nivel de apalancamiento.

Al hablar de estructura de capital nos referimos precisamente a este nivel de apalancamiento y ahí la doctrina tiene todo tipo de opiniones o tendencias.

Por un lado realizar inversiones con dinero prestado reduce el beneficio de la empresa ya que habrá que pagar intereses por ese dinero y, además, reduce la autonomía de decisión de la empresa ya que el que presta el dinero puede poner condiciones y límites.

Por otro lado actuar sólo con el capital propio puede suponer para la empresa una limitación que le impida realizar inversiones que sí pueden ser interesantes y productivas por lo que puede merecer la pena cierto nivel de apalancamiento para producir unos beneficios que, aunque reducidos, no existirían si no se hace la inversión.

En tercer lugar hay que tener en cuenta otros factores como las condiciones en que nos pueden prestar el dinero (mejores o peores) la posibilidad de realizar deducciones fiscales de ese gasto de intereses e, incluso, los posibles beneficios fiscales que podamos obtener con la inversión, etc.

Descapitalización

Como decimos, la discusión sobre el nivel óptimo de apalancamiento abarca posturas diferentes: en todo caso existen unos límites razonables para el apalancamiento, el valor del neto patrimonial deberá ser siempre igual o superior al del capital originalmente aportado porque, de lo contrario, la empresa entraría en descapitalización que es una manera fina de decir quiebra.

Un apalancamiento excesivo que supusiera un nivel demasiado bajo de capital en la empresa sería siempre un problema, normalmente para obtener dinero prestado se suele tener en cuenta el patrimonio del que lo pide, si la empresa no tiene un neto patrimonial mínimamente saneado no le van a prestar dinero, normalmente.

Esta descapitalización se produce cuando se van acumulando pérdidas año tras año y llega un momento en que sus fondos propios son negativos, es la llamada quiebra técnica.

La descapitalización puede ser manifiesta, si se van reflejando bien los resultados en las cuentas de cada año, pero también puede aparecer de manera oculta, si no se reflejan bien, por ejemplo, infradotando las amortizaciones.

La limitación de responsabilidad

La característica fundamental de las sociedades de capital es la limitación de responsabilidad.

Por ella, los socios realizan sus aportaciones de capital suscribiendo acciones o participaciones sociales: si estas acciones están desembolsadas en el momento el socio no va a responder de las deudas de la sociedad más allá de poder perder lo invertido en ellas, nada más (tiene el resto de su patrimonio a salvo)

En el caso de que haya suscrito acciones que estén pendientes de desembolso el socio si va a responder por estas cantidades pendientes respecto de las deudas de la sociedad con terceros.

El Capital (Karl Marx)

Hemos querido añadir una reseña de la trilogía que Marx y Engels publicaron hace ciento cincuenta años llamada el capital y que forma parte fundamental de la historia de esos ciento cincuenta años. Sus postulados esenciales son:

La economía no es algo que esté al margen de la moral ni de la política, si hablamos sólo de producción se produce una inmoral e injusta concentración de riqueza y, por ella, la explotación de los trabajadores.

La propiedad es un robo, es el resultado de un proceso histórico injusto y violento y protege a su titular que se adueña de la plusvalía definida como la diferencia entre el precio de la venta de un producto y lo que le pagan al obrero que lo ha fabricado.

La superproducción de las empresas es un problema, las fábricas producen más de lo que se necesita pero los obreros no tienen medios para adquirir eso que se produce.

Lo anterior provoca la pobreza y precariedad de los trabajadores, lo que dará lugar a la lucha de clases.

La lucha de clases se produce entre los obreros y los burgueses por las contradicciones del capitalismo que se muestran en las crisis económicas: es urgente la revolución.

El libro, como análisis científico, predice la caída del capitalismo y la toma del poder por el proletariado.

La mecanización masiva iba a producir la quiebra de las fábricas capitalistas: si el beneficio de la empresa, según Marx, procede de la explotación del trabajo de los obreros y las máquinas no pueden ser explotadas la utilización masiva de máquinas no producirá este beneficio y la empresa quebrará.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.