Oneroso

por Software DELSOL

En el mundo del derecho son muchos los conceptos con implicaciones jurídicas importantes que sirven para determinar ante qué tipo de actos jurídicos nos encontramos. Este es el caso del adjetivo oneroso, el cual, si bien tiene gran relevancia en derecho, es igualmente importante en el ámbito económico.

¿Qué significa el adjetivo oneroso?

Este término proviene del latín onerosus, el cual, a su vez, proviene del término latino onus, que hace referencia a una carga, a una cosa pesada. Oneroso es aquel adjetivo que se utiliza a la hora de describir un acto o negocio jurídico en el que existe un gasto, del que resulta una molestia, un gravamen, una carga o una obligación

No obstante, oneroso puede hacer referencia al alto precio de una propiedad, pero también a la existencia de una contraprestación, es decir, de prestaciones recíprocas. De esta forma, oneroso no es un adjetivo que esté vinculado necesariamente al ámbito económico, sino que tiene un profundo peso en el mundo del Derecho.

Oneroso en Derecho: el contrato o título oneroso

En derecho, el adjetivo oneroso es ampliamente utilizado, bien para hacer referencia a un título oneroso, bien para hacer referencia a un contrato oneroso. Este concepto está recogido en multitud de artículos del Código Civil para hacer referencia a un acto jurídico o contrato.

Contrato oneroso: ¿qué es?, ¿qué tipos existen?

Los contratos onerosos son aquellos acuerdos entre dos o más personas que establece una obligación o prestación para cada una de las partes que han intervenido en dicho contrato. Así, podrán ser onerosos tanto los contratos civiles como los mercantiles, si bien es cierto que, en el caso de los contratos mercantiles, la onerosidad es una característica esencial de este tipo de contratos.

En cualquier caso, es conveniente remarcar que la prestación u obligación de cada una de las partes no tiene por qué ser de naturaleza económica, sino que también puede consistir en hacer algo, prestar un servicio o en no hacer algo.

Este tipo de contratos son muy habituales en nuestro día a día, y existen diferentes tipos de contrato onerosos. Son los siguientes:

  • Contrato de compraventa: en este caso, una parte entrega una cosa a cambio de un precio, que pagará el comprador.
  • Contrato de arrendamiento: en el contrato de alquiler el arrendatario deberá pagar una renta periódica —habitualmente mensual— como contraprestación por hacer uso de un bien inmueble propiedad del arrendador.
  • Contrato de mandato: en este caso, el mandante pagará al mandatario a cambio de que este último lleve a cabo un determinado mandato en nombre y representación del mandante.
  • Contrato de trabajo: a cambio del desempeño de determinada actividad, el trabajador recibirá un salario del empresario o empleador.
  • Contrato de agencia: en este tipo de contrato una persona, el agente, es autorizada por otra persona, el principal, para llevar a cabo actuaciones en su nombre. En este caso, existe vinculación legal, es decir, los actos llevados a cabo por el agente vincularán legalmente al principal.
  • Contrato de franquicia: en virtud de este contrato, el franquiciado podrá utilizar la marca del franquiciador a cambio de un precio que puede variar en función de los intereses de ambas partes. Es una buena manera de proteger la propiedad intelectual del franquiciador.
  • Contrato de transporte: se trata de un contrato entre un transportista y un usuario en virtud del cual el transportista deberá trasladar determinada mercancía a cambio de un precio.

Los contratos también pueden ser gratuitos, en cuyo caso solo hay carga para una de las partes. Esto quiere decir que una de ellas no se ve obligada a pagar ni ha de dar una contraprestación a la otra parte que interviene en el contrato. 

Oneroso vs. lucrativo: ¿en qué se diferencian estos dos tipos de contrato?

Como ya se ha dicho, los títulos o contratos onerosos son aquellos en los que todas las partes que intervienen están obligadas a dar una prestación. En contraposición, los títulos lucrativos son aquellos en los que no hay intercambio de prestaciones entre las partes, de forma que una de las partes no recibirá nada a cambio de la prestación. En otras palabras, una transmisión a título lucrativo es un regalo o donación.

Las transmisiones lucrativas existen tanto en el ámbito civil como en el mercantil. Sin duda, el contrato lucrativo por excelencia es la donación, en virtud de la cual una de las partes transmite a otra derechos o bienes sin recibir nada a cambio, de forma completamente gratuita. No obstante, este tipo de contratos suelen estar gravados con tributos a cuyo pago habrá que hacer frente la persona beneficiaria de tal donación.

Sin duda, conocer el concepto oneroso es fundamental en el mundo del derecho, así como saber en qué se diferencia del concepto lucrativo, ya que son muchos los que confunden ambos términos, llegando a utilizarlos como sinónimos.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Comparativa software de gestión
  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2021
  • Boletín DELSOL
  • Artículos destacados
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".