Provisión

por Software DELSOL

Para que una empresa pueda sobrevivir en el tiempo, además de contar con un buen producto o servicio y una estrategia de marketing exitosa, también tiene que prestar atención a los posibles gastos futuros. Para ello, las provisiones son una herramienta esencial para que podamos hacer frente a cualquier pago futuro sin que afecte a la economía de la compañía.

¿Qué es una provisión de empresa y para qué se usan?

Una provisión es una reserva del capital de nuestra compañía que utilizamos para hacer frente a un gasto obligatorio que se dará —previsiblemente— en el futuro sin que su pago afecte a la estabilidad financiera de nuestro negocio. A nivel contable se anota como un pasivo, pues lo consideramos como una deuda o un gasto que pagaremos en el futuro.

Dicho de otro modo, una provisión empresarial consiste en guardar parte de los recursos económicos de la empresa para asegurarse de poder hacer un pago o un gasto en el futuro. El Plan General Contable obliga a su uso si existe una situación de gasto previsible y en la que, en consecuencia, deba aplicarse la provisión.

Hay que destacar que una provisión, en la gran mayoría de casos, no tiene una cuantía exacta al 100 %, sino que se trata de una previsión o estimación aproximada del dinero que posiblemente necesitemos emplear para cubrir los costes. Es posible que parte del dinero de la provisión pueda volver a formar parte del capital activo de la empresa, o que sea necesario aportar un dinero extra si la estimación de la provisión fue por debajo del coste real del gasto.

3 ejemplos para entender cómo funciona una provisión

Supongamos que nuestra compañía tiene problemas financieros y necesita hacer un recorte de personal. Los empleados despedidos no están conformes e inician un procedimiento judicial exigiendo una compensación por despido improcedente. En este caso, si nuestros abogados consideran que es previsible que el juicio sea favorable a los exempleados, tendremos que crear una provisión específica para esta situación.

De esta manera, si perdemos el juicio, ya tendremos el capital separado y no supondrá un impacto inesperado en las cuentas corrientes de la compañía. Y si se gana, bastará con revertir la provisión.

Otro caso que puede darse es una sanción de cualquier clase. Por ejemplo si nuestra empresa contamina por encima de los valores permitidos, podemos recibir, como es lógico, una sanción medioambiental que obligue a la compañía a pagar la multa y a realizar una adaptación de sus formas de trabajar. Esto puede suponer la creación de dos provisiones distintas: una para hacer frente a previsible sanción, y otra para la futura remodelación de las instalaciones o la compra de maquinaria adaptada a la normativa que se exija cumplir.

También existen provisiones para pagar impuestos que sabemos que llegarán en el futuro y que supondrán un impacto económico si no se prevén con antelación.

¿Cuándo se aplica una provisión?

Debemos crear una provisión de gasto desde el mismo momento en el que consideramos probable que tengamos que hacer un desembolso en el futuro para pagar una deuda u obligación que la empresa vaya a tener de forma segura o previsible. Es decir, si existe una alta posibilidad de incurrir en un gasto futuro, lo correcto es aplicar una provisión para atender esa deuda futura con los fondos propios de la empresa.

Aunque se pueden crear provisiones en cualquier momento del ejercicio, lo habitual es que se hagan las estimaciones de cada provisión a final de cada ejercicio.

¿Y qué hacemos si tenemos una provisión que al final no se cumple?

En este caso, lo único que debemos hacer es revertir la provisión generada y eliminarla devolviendo el dinero a la cuenta de la empresa para su utilización. A efectos prácticos será como no haber llevado a cabo la provisión y solo se verá reflejada en los asientos contables correspondientes.

Tipos de provisiones

Existen muchas provisiones posibles que podemos llevar a cabo, y todas ellas se pueden categorizar de dos maneras posibles: en función del gasto o el tiempo estimado hasta necesitar hacer uso del capital de la provisión.

3 tipos de provisión en función del gasto

  • Provisiones pendientes de pagar: se dan cuando existe una obligación de hacer el pago de una deuda actual que vence en el futuro.
  • Provisiones preventivas o previstas: son aquellas provisiones que se llevan a cabo de manera anticipada por parte de la empresa. Es decir, aún no existe una deuda, pero la empresa considera probable que tenga que abonar un capital en el futuro.
  • Provisiones ordinarias de deterioro: son las generadas por el desarrollo natural de la actividad comercial. Son las generadas para sustituir o reemplazar un bien de la empresa cuando se detecta que empieza a deteriorarse o no funcionar correctamente.

2 tipos de provisión atendiendo a la duración de la misma

  • Provisión a corto plazo: si resulta previsible que antes de 12 meses la compañía deberá hacer frente a la deuda asumida. En este caso se contabilizará como un pasivo a corriente debido a su cercanía en el tiempo.
  • Provisión a largo plazo: si la deuda u obligación económica vence en un periodo más largo de 12 meses, tendrá la consideración de provisión a largo plazo y se contabilizará como un pasivo no corriente hasta que nos queden 12 meses o menos para su vencimiento.

Provisiones frecuentes recogidas en el Plan General Contable

Aunque existen más, estas son las cuentas de provisión más comunes tanto a corto como a largo plazo.

  • Para contratos onerosos.
  • Para otras operaciones de carácter comercial.
  • Para el pago de impuestos a corto plazo.
  • Para otras responsabilidades empresariales.
  • Para el pago de empleados.
  • Para el pago de impuestos.
  • Para desmantelar o rehabilitar parte del inmovilizado.
  • Para llevar a cabo actuaciones medioambientales.
  • Para realizar reestructuraciones internas.

Como se puede apreciar en esta lista de ejemplo, las provisiones son de obligado uso por el Plan General Contable, permiten que nuestra compañía tenga una mejor salud gracias a prevenir los gastos futuros y forzarnos a tenerlos en cuenta de manera regular. Gracias a ello, se logra evitar que algunos gastos previsibles puedan suponer un duro golpe a la estabilidad financiera de la empresa.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Programa de facturación
  • Programa de contabilidad
  • Programa de nóminas
  • Programa de facturación en la nube
  • Programa de contabilidad en la nube
  • Ley antifraude
  • Comparativa software de gestión
  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Asesorías y Despachos Profesionales
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2021
  • Boletín DELSOL
  • Artículos destacados
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Condiciones Generales de Contratación Nube
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".