ContactoZona PrivadaPrecios

¿Cómo montar una empresa de paquetería?

cenefa
cenefa
KIT DIGITAL,
este año finaliza el plazo para obtener tu bono
 
CONSIGUE EL TUYO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
25 de abril de 2022

Todos hemos soñado con montar una empresa de paquetería. Desde que enviamos nuestra primera carta, guardamos esa ilusión de ser nosotros los que recibamos paquetes de los demás, gestionemos su envío y hagamos llegar el artículo a cualquier lugar del mundo.

Por eso, te ofrecemos las claves fundamentales que te servirán de guía a la hora de establecer tu propia empresa de paquetería y convertirte en un todo un mensajero de honor.

Claves para que tu empresa de paquetería tenga éxito

Para que montar una empresa de paquetería sea una buena inversión desde el principio y apunte al crecimiento, te ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones básicos sobre cómo gestionar tus ganas de emprender y tus medios para hacerlo. Toma nota.

El plan de negocios

Elaborar un plan de negocios te ayudará a visualizar de una manera clara y detallada la inversión que necesitas para empezar, los costos fijos, los variables (corto, medio y largo plazo) y las ganancias, no solo de cada operación, sino del volumen total mensual. Este tipo de costes incluirán oficina y mobiliario o mensajeros y sus vehículos, así como su mantenimiento.

Pero si por algo se va a caracterizar tu plan de negocios es porque van a destacar los cálculos acerca de los costos y ganancias sobre las operaciones de paquetería. Infórmate sobre:

  • Precios de envío.
  • Tiempos de entrega.
  • Tipos de paquetería.

La competencia: sé único

Para que montar tu empresa de paquetería sea un negocio fructífero, estudia el resto de los negocios similares y observa lo que tienen y lo que les falta. Eso es lo que debes ofrecer tú, recordando los principios de responsabilidad, confianza, servicio de excelencia y captación de clientes con una buena oferta que llame su atención, personalizada y atenta.

El local físico

No hace falta que tengas un local extremadamente ostentoso, pero sí es importante que dispongas de un centro de trabajo u oficina, desde el que dirigir y gestionar el negocio de una forma óptima. En este sentido, está permitido crearla en tu propio domicilio, lo que facilitará gastos de arrendamiento e impuestos.

Los precios

En el momento en el que vayas a establecer las tarifas, debes informarte ante los servicios de mensajería oficiales y regularizar el coste de tu servicio. Los precios, actualmente, se cobran de acuerdo con el peso, el tamaño y la urgencia de entrega de los paquetes.

Publicidad y marketing

Sírvete de todas las plataformas habidas y por haber para dar a conocer la nueva empresa de paquetería que se abrirá en tu localidad: desde el "boca a boca", dejando una tarjeta de presentación o un folleto en tiendas colindantes que puedan ser (o no) clientes potenciales, hasta la publicidad en páginas web, redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram.

El personal

Desde el primer momento, necesitarás al menos una o dos personas contigo para que desempeñen las funciones que tú no alcances a realizar: repartidores, ayudantes, conductores.

Asegúrate de proteger tanto su seguridad como la del material con el que trabajen con una póliza que os proteja, al menos, por daños y robos.

Consideraciones legales: las prohibiciones

Para ejercer nuestro servicio de paquetería, debemos atenernos a la legislación que dicte nuestra normativa estatal. En este sentido, será la Oficina de Gobierno la que nos explique las normas que debe cumplir nuestra empresa de paquetería y la que expida la correspondiente la Licencia para mensajería correspondiente, especializada o no especializada. Estos son algunos de los requisitos que, por lo general, suelen exigirse:

  • Que el tiempo de envío sea de 48 horas (para servicio nacional) o de 96 horas (en envíos internacionales).
  • Que se contemple un servicio exprés, para entregas en 24 horas.
  • Que se contemple la opción de recogida y entrega a domicilio.
  • Que el paquete se identifique correctamente, contando con:
    • Número de identificación individual para cada envío.
    • Número de admisión.
    • Número de identificación del envío.
    • Fecha y hora de admisión.
    • Peso del envío.
    • Precio del servicio.
    • Nombre y dirección completa del remitente y destinatario.
    • Fecha y hora (estimada) de entrega.
    • Número de seguimiento.

Además, la seguridad es un tema fundamental en el ámbito de la paquetería. Si bien conocemos el continente del paquete, la privacidad del contenido queda a expensas de nuestro cliente, por lo que debemos contar con una serie de normas que nos permitan estar protegidos en relación con su manipulación, así como estar al día con lo reglamentado respecto al transporte de determinados artículos o materiales y sus prohibiciones. Por ejemplo:

  • Prohibido transportar:
    • Animales vivos.
    • Animales muertos no disecados.
    • Estupefacientes.
    • Materiales explosivos.
    • Materiales inflamables.
    • Dinero en efectivo.
    • Objetos de valor: monedas, platino, oro y plata o cualquier objeto precioso.
    • Químicos tóxicos o venenosos.
    • Armas, municiones y elementos de índole bélica.
    • Productos que por su embalaje puedan ocasionar daños a los empleados o que puedan manchar o deteriorar los demás envíos.

Ya no hace falta más para que puedas montar una empresa de paquetería. ¡Solo paquetes y personas que los reciban! Sin duda, es el negocio perfecto para ti, repartir envíos a todas partes del mundo sin moverte de tu oficina.