ContactoZona PrivadaPrecios

Las 4 P´s de la mercadotecnia

cenefa
cenefa

Porque te lo mereces...
30% de descuento

Hasta el 23 de abril.

Oferta exclusiva para contratos anuales.

No acumulable a otras promociones ni válido para renovaciones.

¡Lo quiero ya!
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
23 de noviembre de 2018

En cada disciplina de conocimiento existen una serie de conceptos y teorías que permiten conocer de forma organizada sus elementos clave más interesantes. Dentro del ámbito del marketing podemos encontrar numerosas teorías, pero quizá la más conocida de todas es la de las 4 P’s de la mercadotecnia.

Y es que las 4 P’s es uno de los conceptos más utilizados dentro del marketing y también lo que primero aprenden los alumnos de estudios relacionados con esta disciplina. Conocer y comprender el significado de las 4 P’s es fundamental para elaborar estrategias de negocio fundamentadas.

¿Qué son las 4 P’s de la mercadotecnia?

La teoría de las 4 P’s reúne los cuatro elementos más importantes de un negocio y que son necesarios de analizar y comprender para crear un plan de marketing completo y profesional. Esta teoría vio la luz por primera vez en los años 50 del siglo XX cuando el profesor de la Universidad de Michigan E. Jerome McCarthy la formuló.

Los cuatro elementos que forman las 4 P’s son el producto, el precio, la promoción y la distribución (Placement en inglés, de ahí las 4 P’s). Usando estas cuatro variables y analizándolas de forma profunda, las empresas logran vislumbrar una visión global y certera de todos los aspectos de una empresa. Y es que teniendo claras estas cuatro variables se pueden diseñar estrategias mucho más específicas y elaborar un plan de marketing realista y con fundamento.

Las 4 P’s también son conocidas como las 4 P del marketing mix, y es que se entiende que tras usar las cuatro categorías de forma combinada se podría conseguir la estrategia de la empresa casi al completo.

Función de las 4 P’s del marketing mix

Las 4 P del marketing mix o también conocidas como las 4 P de la mercadotecnia tienen de forma individual una gran importancia y un motivo por el que están incluidas en esta teoría. Así que sin más dilación os las presentamos:

Producto

Es quizás el elemento de mayor importancia dentro de las 4 P, y es que es la base sobre lo que se articula todo lo demás. Aunque su nombre es producto en esta categoría también se engloban cualquier servicio, idea o lugar que se puede comercializar. En este momento hay que conocer todos los puntos fuertes y débiles del producto para potenciarlo o para implementar medidas de mejora, ya sea en su diseño o en su concepción.

Para elaborar el plan de marketing podemos utilizar el producto para meditar si es el momento de lanzar una nueva línea, si es mejorable con la ayuda de otros complementarios o si se le pueden incorporar nuevas mejoras o funciones para hacerlo más atractivo. También sobre el aspecto exterior del mismo como el diseño, el packaging o los colores que utiliza.

Precio

Acertar o equivocarse a la hora de fijar el precio de un producto es determinante para que tenga éxito en el mercado o sea un rotundo fracaso. Para fijar el precio hay que tener en consideración la percepción que tiene entre los consumidores y por supuesto tener en cuenta los precios que tienen los que sean similares de la competencia. Para analizar la variable precio es necesario controlar también ciertos indicadores financieros, como pueden ser el margen de beneficio unitario o el coste de producción. Y es que fijar un precio sumándole al coste de producción un porcentaje de beneficio es una fórmula que ha quedado obsoleta, son muchos los factores que hay que tener en cuenta para fijar el precio.

Promoción

La promoción es también un elemento fundamental dentro del marketing mix, y es que es necesario analizar la forma por la que la empresa va a dar a conocer los productos o servicios que ofrece. Para ello hay que elegir entre las diferentes formas de marketing directo o publicidad y qué canales utilizar o qué tipo de mensaje se desea transmitir al consumidor.

A día de hoy en este punto hay que incluir dos formas de promoción que están teniendo un gran éxito, como son las campañas hipersegmentadas con mensajes personalizados y las campañas de promoción con influencers, youtubers o bloggers que sean líderes de opinión.

Distribución (placement)

En este punto la empresa debe analizar cómo hacer llegar sus productos o servicios a los clientes eligiendo entre los diferentes canales de distribución que puedan ser utilizados. Se pueden considerar formas como las franquicias, la venta online, la distribución a través de grandes superficies, etc. Para ello es necesario considerar los intermediarios que ayudarán a que los productos lleguen a los lugares de distribución así como decidir ciudades, zonas o regiones en los que el producto o servicio será distribuido.