ContactoZona PrivadaPrecios
Consigue un 50% de descuento durante 6 meses en todos nuestros programas

Reserva de dominio: ¿Qué es y cómo eliminarla?

cenefa
cenefa
Mejora tu forma de trabajar con la nube
 

Aprovecha todas las ventajas que tiene para ti

 
Solicitar presupuesto
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
4 de noviembre de 2020

Cuando hablamos de financiación de vehículos, existe una cláusula bastante poco conocida pero muy utilizada por bancos y entidades financieras, ya que les sirve como garantía frente a posibles impagos o situaciones de insolvencia por parte del prestamista. En este artículo veremos qué es la reserva de dominio, cómo nos afecta y qué podemos hacer para eliminarla.

¿Qué es la reserva de dominio?

La reserva de dominio es una cláusula que, normalmente, incluyen las entidades bancarias o entidades financieras a la hora de dar un préstamo para comprar un vehículo. Esta cláusula sirve como una garantía para el prestamista, ya que no puede ser anulada o eliminada hasta que el prestatario termine de pagar su deuda completamente.

Ahora bien, ¿qué significa que mi coche tenga una reserva de dominio? Simplemente, que hasta que pagues todos los plazos del préstamo y elimines esta cláusula, el dominio y la propiedad del vehículo serán de la entidad bancaria y no tuyos. Es una herramienta bastante utilizada, ya que permite a los prestatarios tener una garantía en caso de impagos, al mantener todos los derechos legales de propiedad sobre el vehículo (el usuario tendrá la posesión del vehículo, pero legalmente está a nombre del banco).

La presencia de esta cláusula en tu contrato quiere decir que no podrás vender, regalar, transferir, donar o dar de baja el vehículo mientras esta siga vigente, ya que no eres su titular y no tienes el poder legal para tomar ninguna de esas decisiones.

¿Es posible vender un coche cuando tiene una reserva de dominio? ¿Cómo sé si mi vehículo la tiene? 

Cuando vendemos nuestro coche a otro particular, uno de los trámites que tenemos que realizar consiste en ir a Tráfico a cambiar la titularidad del vehículo. Desgraciadamente, si este tiene una reserva de dominio, no podremos realizar este cambio de titularidad y, por consecuencia, no podremos vender el vehículo, ya que la propiedad pertenece únicamente a la entidad bancaria o financiera que nos haya dado el préstamo.

Para consultar si un vehículo tiene o no una reserva de dominio, tendremos que dirigirnos al Registro de Bienes Muebles de nuestra provincia y solicitarles un informe sobre el coche en concreto, aportando nuestra documentación, el número de bastidor y la matrícula del vehículo. Además, también tenemos la opción de que Tráfico nos realice otro informe en el que también vendría indicada la existencia o no de reserva de dominio.

Existe una posibilidad de que el contrato con la entidad financiera no haya sido inscrito en Tráfico y la reserva de dominio figure en el Registro de Bienes Muebles. Debemos tener expresa precaución, ya que, de ocurrir esto, Tráfico nos admitirá el cambio de titularidad pero la reserva de dominio seguirá vigente y el vehículo seguirá a nombre de la entidad. Para evitar estos problemas (que ocurren raramente), es conveniente pedir ambos informes, tanto el de Tráfico como el del Registro.

¿Cómo puedo eliminar la reserva de dominio de mi vehículo?

A la hora de eliminar la reserva de nuestro vehículo, lo primero que tenemos que hacer es reconocer la entidad bancaria con la que firmamos el contrato de financiación del vehículo. En caso de que no la recordemos, podemos ir a Tráfico y solicitar un informe en el que figuraba el código de la entidad con la que se ha realizado el trámite. 

Sabiendo la entidad, tendremos que dirigirnos al Registro de Bienes Muebles de la provincia de matriculación de nuestro vehículo (si somos de Madrid pero el coche se matriculó en Barcelona, hay que acudir al de Barcelona) con el fin de solicitar una nota simple del mismo. Cabe destacar que, si disponemos de un certificado o firma digital, podremos obtener tanto el informe de tráfico como la nota simple de manera virtual.

Esta nota simple la tendremos que mandar a la entidad financiera que nos concedió el préstamo, solicitando la llamada “carta de cancelación”, documento clave para poder eliminar nuestra reserva de dominio. Esta carta (que suele tardar unas semanas en llegar) acredita que hemos pagado el 100 % de la deuda con la entidad bancaria, y es imprescindible para seguir el siguiente paso.

Cuando tengamos la carta, tendremos que acudir de nuevo al Registro de Bienes Muebles de la provincia donde se matriculó el vehículo para presentar la documentación recibida del banco, pagar las tasas y completar la tramitación. Se puede hacer de forma presencial en las oficinas, a través del correo ordinario o a por un mensajero, y tendremos que esperar unas dos semanas para que se resuelva el trámite por completo. Una vez finalizado este periodo, es recomendable pasarse por Tráfico para comprobar que se ha conseguido eliminar la reserva de dominio.

Generalmente, cuando recibes tu vehículo en el concesionario, te suelen avisar de que, una vez termines de pagarlo, canceles la reserva de dominio para evitar problemas a la hora de venderlo, transferirlo o darlo de baja. Sin embargo muchas personas desconocen la existencia de esta cláusula y se pueden encontrar con algún inconveniente si no saben cómo funciona y qué implica que esté vigente en el contrato de sus vehículos.