Activo financiero

por Software DELSOL

Todas las definiciones y enumeraciones que figuran en este artículo responden a los criterios que recoge nuestro Plan General de Contabilidad (PGC).

Un activo financiero es un elemento patrimonial de nuestro activo del balance cuya esencia es su valor en dinero.

Por lo tanto, hablamos de:

  • Dinero en efectivo (en caja o en depósitos bancarios o similares).
  • Un instrumento de patrimonio de otra empresa (acciones, participaciones, obligaciones, etc).
  • Un derecho contractual de recibir dinero efectivo u otro activo financiero.
  • Un derecho a intercambiar con terceros activos o pasivos financieros en condiciones potencialmente favorables.
  • Un contrato que vaya a ser liquidado con instrumentos de patrimonio propio, siempre que:
    • Si no es un derivado, obligue a otro a entregarnos una cantidad variable de sus instrumentos de patrimonio propio.
    • Si es un derivado, vaya a ser liquidado con entrega por tercero de instrumentos de patrimonio suyos, siempre que no hablemos de una cantidad determinada ya de dinero.

La clasificación que el PGC hace de los activos financieros a efectos de su valoración es en estas categorías:

  • Préstamos y partidas a cobrar.
  • Inversiones mantenidas hasta el vencimiento.
  • Activos financieros mantenidos para negociar.
  • Otros, valorados a valor razonable afectando a la cuenta de Pérdidas y Ganancias.
  • Inversiones financieras en patrimonio de empresas del grupo y asociadas.
  • Activos financieros disponibles para la venta.

Instrumento Financiero

Llamamos instrumento financiero a un contrato por el que una empresa adquiere un activo financiero y la otra contratante consigue, a su vez, un pasivo financiero o un instrumento de patrimonio.

Según el PGC, los activos financieros objeto de estos instrumentos son:

  • Dinero efectivo y otros activos totalmente líquidos.
  • Cantidades a cobrar de clientes y de otros deudores.
  • Cantidades a cobrar por préstamos y créditos concedidos a terceros que tengan que devolvernos.
  • Títulos sobre otras empresas como obligaciones, bonos o pagarés.
  • Instrumentos de patrimonio de otras empresas como acciones o participaciones de terceros.
  • Derivados con valor positivo para nuestra empresa como futuros, opciones, permutas financieras, operaciones en moneda extranjera a plazo.
  • Otros activos financieros: depósitos en entidades de crédito, fianzas y depósitos, anticipos concedidos al personal, dividendos a cobrar y desembolsos sobre instrumentos de patrimonio propio.

Y los pasivos financieros objeto de estos instrumentos son:

  • Deudas comerciales con proveedores y otros acreedores.
  • Deudas con bancos.
  • Títulos negociables emitidos: bonos y pagarés.
  • Títulos emitidos con valor negativo para nosotros como futuros, opciones, permutas financieras, operaciones en moneda extranjera a plazo.
  • Deudas con características especiales.
  • Otros pasivos como deudas, financiación recibida de terceros que no sean entidades crediticias, deudas consecuencia de compra de activos no corriente, fianzas y depósitos recibidos y desembolsos que pueden exigir terceros sobre nuestras participaciones.

Instrumentos de patrimonio propio

Son títulos emitidos por nuestra empresa que se representan en nuestro neto patrimonial o fondos propios como las acciones o participaciones.

Derivados financieros

Es un instrumento financiero que tiene las siguientes características:

  • Su valor varía según los cambios que se producen por circunstancias que les afectan como:
    • Tipos de interés.
    • Precios de mercado (de instrumentos financieros o materias primas que coticen en el mercado).
    • Tipos de cambio.
    • Calificaciones crediticias.
    • Otras circunstancias que supongan una variable indeterminada financiera para nosotros.
  • No es necesaria una inversión inicial o, si se hace dicha inversión inicial, su importe será inferior a que requerirían otro tipo de contratos de los que esperemos una respuesta económica parecida en condiciones normales de mercado.
  • Se liquidará en una fecha del futuro.

El tratamiento que el PGC establece para este tipo de derivados se aplica también a los registros contables de transferencias de activos financieros como descuentos comerciales, operaciones de factoring y cesiones temporales y títulos sobre activos financieros.

Gestión contable de los activos financieros

Reconocimiento

La empresa está obligada a incluir el reconocimiento de cualquier instrumento financiero en su balance desde el momento que suscriba un contrato o negocio jurídico que lo produzca y que le suponga obligaciones de este tipo.

Valoración

Para fijar el valor contable de un activo financiero se aplica el procedimiento denominado análisis fundamental que busca determinar el valor fundamental de dicho activo determinado por la previsión del rendimiento económico futuro que esperamos de él.

Esta valoración se realiza mediante los siguientes modelos:

  • Modelos absolutos de valoración o descuento de flujos de caja: que buscan determinar el valor presente de flujos futuros de efectivo, utilizándose de manera diferente si la previsión de futuro se refiere a varios periodos contables o a uno sólo.
  • Modelos de valor relativo o múltiplos comparables: consiste en realizar una comparación de los diferentes múltiplos financieros de la empresa con los de su sector para determinar el valor del activo.
  • Modelos de valoración de opciones utilizando para determinar el valor en ciertos tipos especiales de activos financieros como opciones de compra o de venta, warrants, opciones sobre acciones y otras inversiones con opciones incluídas).

A partir de esta determinación del valor de nuestro activo financiero deberemos, como es lógico, aplicar las normas contables fijando, cuando así lo permita la norma, su precio según el valor de mercado, valor razonable y valor intrínseco, realizando las operaciones que procedan sobre cómputo de deterioro u determinados asientos de orden.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.