Contingencia

por Software DELSOL

En contabilidad una contingencia es una incertidumbre, un hecho del futuro sobre el que ignoramos algo: podemos ignorar si se va a producir o no o cuando se va a producir o a qué importes económicos va a afectar.

La contingencia no tiene que ser, necesariamente, la expectativa de un hecho negativo; también puede ser sobre un hecho positivo.

Las contingencias puede afectar a casi cualquier tipo de elemento patrimonial, al activo, al pasivo e, incluso, a la cuenta de resultados.

Nuestro Plan General Contable obliga a informar, en la memoria, de las contingencias de una empresa.

Provisiones contables

Además, en el caso de que la contingencia consista en un pasivo que, según las normas contables, resulte indeterminado respecto de su valor o de la fecha de cancelación, deberemos dotar una provisión contable que es un asiento contable en el que computamos un gasto contra una cuenta de provisión.

La provisión sólo podrá utilizarse cuando la contingencia esté prevista en una disposición legal, en un contrato o por el cumplimiento de una obligación implícita o tácita.

Las provisiones se dotan justo antes del cierre del ejercicio con cargo, como veremos, a cuentas de gasto financiero. El valor que se les imputa será la estimación mejor posible de la cantidad necesaria para cancelar o transferir a un tercero la obligación, los ajustes se computarán como cuenta de gasto financiero.

Si el riesgo que representan es de fecha inferior o igual a un año y no produzcan un efecto financiero significativo no es necesario computarlas.

Si se recibe, de un tercero, una compensación en el momento de liquidar la deuda no se computará como minoración de importe de dicha deuda; se podrá reconocer el nuevo activo consistente en un derecho de cobro si es seguro que nos lo van a pagar.

El importe de este nuevo activo no podrá ser superior al de la obligación registrada contablemente.

Sólo se tendrá en cuenta en la provisión esta minoración cuando exista un contrato u obligaciones legal que exteriorice parte de ese riesgo y evite la obligación de responder de la empresa.

Cuentas de provisiones en el PGC

Las expresamente previstas en nuestro plan contable son:

  • Provisiones para pensiones y obligaciones similares (140): obligaciones a largo plazo con el personal no recogidas en otras cuentas y sobre las que no se puede determinar sus condiciones, como prestaciones por incapacidad o retribuciones a largo plazo por prestación definida. Se abona con cargo a la (643)
  • Provisión para impuestos (141): importes indeterminados de impuestos en cuanto a su cantidad o a su fecha de pago según se den, o no, determinadas condiciones. Se abona con cargo a cuentas del subgrupo 63.
  • Provisión para responsabilidades (142): Pasivos no financieros no incluibles en otro lugar y que sean de cuantía indeterminada, aquí se incluirán litigios en curso o avales u otras garantías asumidas por la empresa. Se abona con cargo a cuentas de los subgrupos 62 o 67.
  • Provisión para grandes reparaciones (143): Estimación de los costes probables de mantenimiento del inmovilizado en el momento de su adquisición o cuando se cambie el uso o destino de dicho inmovilizado. Se abona con cargo a la cuenta 622.
  • Provisión para actuaciones medioambientales (145) Posibles obligaciones de cualquier naturaleza (legales, contractuales, tácitas) sin determinar su cuantía para reparar o prevenir daños en el medio ambiente. Se abona con cargo a la cuenta 690.

Cuando se dé exceso de provisión se abonarán en la cuenta (790).

Memoria

Como hemos dicho al principio, las contingencias se recogen y explican en la memoria, siendo este el único lugar en que aparecen en nuestra contabilidad salvo que puedan ser recogidas contablemente como provisiones.

De manera excepcional, si existe un litigio con un tercero y la información a aportar en la memoria pudiera perjudicar nuestra posición, no se aportará esta información, pero se describirá el litigio y se informará sobre la omisión de información y sus motivos.

A continuación, vamos a ver cómo deben constar en la memoria las provisiones recogidas en contabilidad, las contingencias sobre posibles resultados negativos y las contingencias sobre posibles resultados positivos.

Provisiones contables

En primer lugar, estas deben estar reconocidas en el balance y, aquí en la memoria, debe darse información sobre:

  • Su saldo inicial, las dotaciones hechas, sus aplicaciones, otros ajustes realizados y su saldo final.
  • Aumento en el ejercicio de saldos actualizados al tipo de descuento aplicable y los efectos que pudiera tener cualquier cambio en dicho tipo de descuento.
  • Describir la naturaleza de la obligación que se ha asumido.
  • Describir cómo se han calculado los importes aplicados y las incertidumbres que puedan surgir en dichos cálculos y justificando los ajustes si se han realizado.
  • Si existieran, las cantidades con derecho de reembolso y si están reconocidas en el activo.

Contingencias de resultados negativos

Debe constar en la memoria:

  • Su descripción,
  • Como se prevé que va a evolucionar (con los factores de que pueda depender),
  • Estimar sus posibles efectos financieros o, si no se puede, señalar los riesgos máximos y mínimos,
  • La existencia de un derecho de reembolso (en su caso),
  • Si no se ha podido registrar en el balance explicar los motivos.

Contingencias de resultados positivos

Hablamos de la posibilidad de una entrada de beneficios a la empresa por activos que no pueden ser reconocidos en el balance, aquí se incluirá en la memoria:

  • Descripción de su naturaleza.
  • Evolución previsible y explicación de los factores que puedan afectarle.
  • Criterios que se han utilizado para su estimación y cuantificación y posibles resultados financieros o, si no es posible, informar por qué y sobre qué incertidumbres hacen que no se pueda.
Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.