Costes fijos y variables

por Software DELSOL

Para ver en qué consisten y en qué se diferencian los costes fijos y costes variables lo más lógico es comenzar por explicar en qué consiste cada uno.

Esta clasificación se referirá siempre a determinada actividad productiva realizada durante un periodo determinado de tiempo.

Costes fijos

Llamamos costes fijos a los gastos que vamos a tener automáticamente por el mero hecho de existir, es decir, los gastos que la empresa debe pagar con independencia de que haya comenzado la producción de bienes o servicios a los que se va a dedicar.

Por lo tanto, los costes fijos, a pesar de su nombre, no tienen por qué ser una cantidad fija, sino que puede depender de otros factores. Lo importante es que no dependen de la producción directamente.

Los costes fijos más habituales en una empresa son:

  • La Seguridad Social del empresario: si es un empresario persona física hablamos de su recibo de autónomos y si es una sociedad también del recibo de autónomos de sus representantes legales ya que deben cotizar también por este régimen.
  • Infraestructuras para la producción: donde incluiremos la compra o alquiler de la nave donde se va a realizar la producción o el local comercial donde va a realizarse la venta (si es compra el coste será la amortización y si es alquiler los recibos periódicos de alquiler); las instalaciones y maquinaria que necesitaremos para la producción, elementos de transporte y otros elementos auxiliares como mobiliario, etc.
  • Infraestructuras administrativas: si tenemos unas oficinas el piso u otro tipo de inmueble donde trabaja el personal administrativo, el mobiliario y demás enseres, los equipos y programas informáticos.
  • Sueldos y seguros sociales: tanto del personal productivo como del administrativo y directivo.
  • Otros tributos: como tasas municipales por abrir el local, IAE (en los casos que deba pagarse) y demás tasas o impuestos que deberemos pagar.
  • Otros gastos: como patentes, gestión de marcas, gastos financieros, etc.

Como vemos, y como ya hemos dicho, la característica fundamental de los costes fijos es que no dependen directamente de la producción ya que van a seguir existiendo produzcamos más o menos.

Si dependen, sin embargo, de manera indirecta; está claro que si nuestra producción aumenta vamos a necesitar, por ejemplo, más personal para realizarla por lo que subirá el gasto en salarios o, a lo mejor, tenemos de adquirir más o nueva maquinaria. Sin embargo, esta vinculación se produce de manera genérica y no se puede vincular directamente ese aumento de gasto a la producción concreta.

Se pueden computar como costes directos, por ejemplo, los salarios de personas que está directamente vinculado a la producción de ese producto.

Pero no nos equivoquemos, aunque los costes fijos no dependan, para su existencia y cuantía, directamente de la producción concreta si son costes de producción ya que estamos hablando de desembolsos que son absolutamente necesarios para poder producir nuestros bienes o servicios y, por tanto, entran dentro de la definición de gastos como los que son necesarios para la producción de ingresos.

Costes variables

Los costes variables son, por definición, los que dependen directamente de la producción de nuestros bienes o servicios.

Por lo tanto, estos costes fijos son, normalmente, las materias primas o los productos terminados que compramos para nuestra producción y, ocasionalmente, puede haber otros como determinados royalties o patentes cuando los paguemos por cada producto terminado y no en general además de salarios de personal dedicado a esa producción.

Por poner un ejemplo, si fabricamos sillas de madera para poder hacerlas, además de tener una fábrica adecuada con el personal y la maquinaria necesarios (que serían los costes fijos), vamos a necesitar madera para realizar con ella las sillas. A diferencia de los demás gastos, en el caso de la madera hay una relación directa entre la cantidad de madera que tengamos que adquirir y la cantidad de sillas que produzcamos; si producimos más sillas es inevitable que gastemos más madera y si son menos el gasto de madera será también menor.

Doctrina del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas

El ICAC, en su resolución de 4 de abril de 2015, fija los criterios de cálculo de estos costes de producción:

Para calcular dichos costes se tendrán en cuenta:

  • Los costes directamente imputables al producto (y habla de materias primas, consumibles, mano de obra directa, etc.)
  • Los costes que, razonablemente, se imputen de entre los costes indirectos si corresponden al periodo de producción, construcción o fabricación del producto y teniendo en cuenta su utilización en su capacidad normal de trabajo y, además, se consideren necesarios para la realización del activo en condiciones operativas.

Continúa esta resolución definiendo en qué casos podemos hablar o no de costes directos:

  • Las correcciones valorativas por deterioro de los activos utilizados en la producción no se tendrán en cuenta para calcular sus costes.
  • Si los elementos patrimoniales utilizados se han adquirido gracias a una subvención no se tendrá en cuenta para calcular costes.
  • Los costes de desmantelamiento, retirada o rehabilitación de activos inmovilizados empleados en la producción sí se tendrán en cuenta.

Continúa esta resolución determinando que, para calcular costes directos, se deben primero determinar de manera clara los ámbitos de actividad de la empresa (fabricación, venta, administración, etc.)

Se contarán los costes fijos que sean específicos de una determinada producción, por ejemplo, aunque los gastos de administración no forman parte, en ningún caso, de los costes de producción si existen gastos de administración específicos para esa producción si se computarán como costes directos.

Los costes de subactividad son aquellos que la empresa tiene que soportar por la infrautilización de su capacidad productiva, no se tomarán en cuenta como costes de producción en ningún caso sino que irán directamente al resultado general del ejercicio de la empresa.

Se plantea, también, el ICAC la posibilidad de incluir los gastos de investigación como costes del producto; según la normativa contable no se pueden incluir pero, siguiendo una interpretación amplia, considera que si se pueden considerar como costes indirectos si tienen un a relación directa con el proceso productivo.

Nuevo comentario
Política de Privacidad

Software del Sol S. A, sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Jaén. Tomo 150, Folio 160, Hoja J-4552, Inscripción 8ª y CIF A-11682879, se compromete a garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por sus clientes de acuerdo con las leyes de protección de datos y privacidad.

Te aconsejamos que dediques unos minutos a leer esta Política de Privacidad y que lo hagas cada vez que visites nuestra página Web, para ayudarte a entender cómo recopilamos, empleamos, tratamos y protegemos tus datos personales.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y en la normativa de desarrollo, el cliente queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a los ficheros automatizados existentes en Software del Sol, S. A. y al tratamiento automatizado de los mismos, incluyendo aquellos a los que esta empresa pueda tener acceso como consecuencia de su navegación por esta página web, para las finalidades de realización de estadísticas, envío de comunicaciones comerciales, comercialización de productos y servicios, mantenimiento y gestión de la relación contractual con Software del Sol, S.A., así como envíos de artículos, ibooks o enlaces con información generada por esta empresa y relacionada con sus productos y servicios que se consideren que puedan ser de su interés. Estos datos personales están siendo tratados e incorporados a los correspondientes ficheros automatizados, que están debidamente inscritos en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.

Si no está de acuerdo con esta Política de privacidad, le pedimos que abandone nuestra página Web.

Recopilación de datos personales

Con objeto de responder a tus preguntas, satisfacer tus peticiones o procesar tus pedidos, puede ser necesario solicitar datos personales tales como, entre otros, tu nombre, domicilio, dirección de correo electrónico y número de teléfono. De la misma forma, cuando utilizas nuestros productos o servicios en plataformas Web 2.0 (como pueden ser Facebook, Twitter u otras redes sociales) nos das acceso a estos datos a través de tu perfil. Si encargas un producto, solicitas un servicio o envías contenidos a este sitio Web, es posible que tengamos que ponernos en contacto contigo para conocer los datos adicionales necesarios para procesar o satisfacer tu encargo y/o petición. No obstante, a menos que así lo exija la legislación aplicable, no facilitaremos esa información a terceras partes sin tu permiso.

Acceso a tus datos

La política de privacidad de Software del Sol, S. A. te asegura, en todo caso, el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente. Puedes ejercitar estos derechos dirigiendo un escrito a Software del Sol, S. A:, Geolit, Parque Científico y Tecnológico - Edificio Software DELSOL - 23620 Mengíbar – Jaén, o bien enviando un correo electrónico a calidad@sdelsol.com.

Nuestro compromiso en materia de privacidad

Para garantizar la seguridad de tus datos de carácter personal, comunicamos nuestras directrices en materia de privacidad y seguridad a todos nuestros empleados y adoptamos las medidas correspondientes para proteger la privacidad dentro de la empresa.

Mantenimiento de la Política de Privacidad

Software del Sol, S. A. se reserva el derecho a enmendar o modificar esta Política de Privacidad en cualquier momento y/o en respuesta a los cambios que afecten a la legislación aplicable en materia de privacidad y protección de datos.

Si por cualquier causa decidiéramos utilizar la información personal e identificable de manera diferente a la establecida hasta ahora, te lo notificaríamos vía correo electrónico. Tendrás la posibilidad de autorizarnos o no, a utilizar esta información de manera diferente. Utilizaremos la información de acuerdo con la política de privacidad bajo la que recogimos la información.

Cookies y otras tecnologías

Al navegar por nuestra página Web, podremos recabar cierta información como, versión del navegador, dirección IP, sistema operativo, proveedor de internet, número de accesos, fecha/hora, etc. Recopilamos estos datos con la intención de administrar nuestra Web, así como para conocer la conducta de nuestros clientes y poder personalizar los productos y/o servicios que ofrecer a los mismos. Todos los datos que de alguna manera puedan servir para identificarte y que por tanto, se consideren datos de carácter personal, serán tratados como tales por Software del Sol, S. A.

En algunos de nuestros mensajes de correo electrónico podremos utilizar un enlace personalizado, vinculado a la Web de Software del Sol, S. A.. Al hacer clic en alguno de estos enlaces, el cliente pasa directamente a la página de destino dentro de nuestra Web. En este sentido podremos hacer un seguimiento en nuestra Web de los clics recibidos, para determinar los intereses sobre temas específicos y valorar la eficacia de nuestras comunicaciones a clientes. Si no quieres que realicemos ese seguimiento, no hagas clic en los vínculos textuales o gráficos incluidos en los mensajes de correo electrónico.

Los pixel tags nos permiten enviar mensajes de correo electrónico en un formato legible por los clientes y saber si el mensaje ha sido abierto. Podremos utilizar estos datos para reducir o eliminar los mensajes enviados a clientes. Para obtener más información le recomendamos que revise nuestra política de cookies.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.