ContactoZona PrivadaPrecios

¿Cómo elegir entre dos trabajos?

cenefa
cenefa
Calcula tu precio sin compromiso
 
Te enviamos el mejor precio según tus preferencias
CALCULA TU PRESUPUESTO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
15 de enero de 2020

Buscar empleo no es fácil, pero puede ocurrir que nuestro esfuerzo se vea recompensado con dos propuestas de trabajo en dos empresas diferentes. Nos surge entonces la duda sobre cuál es la decisión más acertada. 

Si te has visto en esta situación, aquí te dejamos algunos consejos que te pueden resultar de ayuda para hacer tu elección.

Haz una lista

El método de las listas es tan clásico como eficiente. Se trata de que pongas en un lado los puntos esenciales que deberías comparar, como sueldo, distancia al centro de trabajo, etc.

Así tendrás toda la información recogida de forma muy visual y podrás decidir de forma más rápida.

Ahora bien, ¿qué datos deberías comparar en esa lista? Estos son los más importantes:

Salario

Está claro que nadie trabaja por amor al arte. El salario que te ofrece una empresa es muy importante a la hora de tomar la decisión de si coger o no el puesto de trabajo, aunque nunca debe ser el único criterio que tengas en cuenta.

Debes conocer el importe neto del salario mensual, las pagas extra que podrías cobrar y otros beneficios de carácter económico como posibilidad de usar coche de empresa, cheques comida, seguro de salud privado, etc.

Posibilidades de desarrollo profesional

Ahora estás interesado en ocupar un determinado puesto de trabajo, pero es lógico y normal que con el paso del tiempo quieras seguir mejorando en tu carrera profesional. ¿Será posible hacerlo en la empresa que te está ofreciendo trabajo?

Es importante que valores si te ofrecen o no un plan de carrera. Es decir, si existen posibilidades de ascender en el futuro o si realmente el trabajo que vas a desarrollar te puede ayudar a mejorar profesionalmente aunque con el tiempo tengas que cambiar de empresa si quieres ascender.

Por eso, es importante que valores cuestiones como la formación que ofrece la empresa y si el puesto de trabajo que tendrías que desarrollar de verdad te va a ayudar a estar donde quieres estar en cinco o diez años.

Políticas de Recursos Humanos

Aquí entran en juego una gran cantidad de variantes que harán que te sientas más o menos contento con tu trabajo. Posibilidad de tener una jornada flexible, teletrabajo, medidas de conciliación, revisiones de salarios, ambiente de trabajo, etc.

Interés de la empresa en ti

Hay que ser precavidos en este aspecto. Es importante que la empresa que te quiere contratar se muestre interesada en tu perfil profesional, pero si ese interés es excesivo e incluso te presiona para que aceptes lo que te ofrece podría estar ocultando algo.

Cuando ese interés es demasiado exagerado es que quizá no todo es tan bonito como te lo están pintando y existe una cierta desesperación por cubrir el puesto cuanto antes.

La importancia de conocer bien la empresa

Con estos datos que acabamos de señalar puedes elaborar una lista para comparar lo que podrías tener en cada puesto de trabajo. Pero no debes olvidarte de algo básico, hacer un poco de investigación por tu cuenta sobre la empresa.

A lo largo del proceso de selección te habrán pintado la compañía como la mejor opción para ti, ahora falta averiguar si eso es cierto.

Con una sencilla búsqueda en Internet puedes informarte sobre cosas tan importantes como el estado financiero de la empresa o si tiene un número elevado de denuncias por parte de sus trabajadores por cuestiones como despidos improcedentes, mobbing o similares.

Siempre vas a encontrar comentarios negativos, pero se trata de que el número de los mismos no sea exagerado. Es normal que un empleado haya podido tener una mala experiencia, pero si encuentras muchos comentarios negativos de los últimos dos años, quizá es que algo no va tan bien como quieren hacerte creer.

Medita tu decisión

Con tu lista ya preparada y teniendo información suficiente sobre la empresa, ya tienes todo lo necesario para tomar tu decisión.

Conviene que lo medites de forma detenida y valores todos aquellos aspectos que consideres importantes a la hora de desarrollar tu trabajo. Mantente en contacto con ambas empresas y manifiéstales que estás evaluando la propuesta y que les darás una respuesta lo antes posible.

Es bueno tomarse algo de tiempo para pensar, pero no hay que exagerar. Un tiempo prudencial de 3 a 5 días es más que suficiente para que elijas entre un puesto de trabajo u otro.

Es importante tomar este tipo de decisiones con cabeza, pero tampoco está mal dejarse guiar en cierto sentido por el instinto.

Una vez que tengas clara tu decisión confirmalo con la empresa en la que has decidido quedarte. Pero tampoco te olvides de contactar con la empresa que has decidido descartar para informarles de tu decisión y agradecer su interés en tu perfil personal. Es importante quedar bien, quizá en un futuro esa empresa vuelva a cruzarse en tu camino.

Ahora solo queda esperar a que la elección que has hecho sea efectivamente la mejor.