ContactoZona PrivadaPrecios

Certificado de residencia fiscal ¿Qué es y cómo obtenerlo?

cenefa
cenefa
  • Facturación Electrónica,
  • Ley Crea y Crece,
  • Ley Antifraude...

No esperes al último momento, adáptate ya

GRATIS con Kit Digital

 
ME INTERESA
Avatar de Software DELSOL
21 de septiembre de 2021
2 comentarios

En la época actual, donde existe movilidad y muchos de los nuevos puestos de trabajo se pueden desarrollar sin un emplazamiento fijo, existe la obligación de acreditar un lugar de residencia, con la finalidad de determinar el país en el que el contribuyente tenga que declarar sus impuestos. La tributación es obligatoria para cualquier profesional, independientemente de que se traslade frecuentemente por su labor, el certificado de residencia fiscal es el documento encargado de acreditar el lugar de tributación.

Certificado de residencia fiscal: qué es y tipos

El certificado de residencia fiscal es un documento que se emite por las administraciones tributarias de cada país (en España, por Hacienda), con el fin de acreditar la residencia fiscal de un contribuyente y saber cómo debe tributar. Es importante saber que la residencia fiscal no equivale al permiso de residencia en un país, por lo que este certificado es totalmente necesario a la hora de determinar el lugar de tributación. Existen tres tipos de certificados de residencia fiscal en España:

  1. Certificado de residencia fiscal. Acredita la residencia del contribuyente en España.
  2. Certificado de residencia fiscal España-Convenio. Acredita la residencia del contribuyente en España frente a los posibles convenios de doble imposición.
  3. Certificado de no residentes en España. Acredita la situación fiscal de un extranjero que quiera certificar su tributación. Es válido por tres meses después de su expedición y se debe presentar en una oficina de extranjería o en la Dirección General de la Policía.

Obtención del certificado de residencia fiscal en España

Actualmente, el certificado de residencia fiscal en España se puede obtener a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria (es necesario un certificado digital o cuenta de cl@ve), si se desea hacer por la vía telemática, o bien acudiendo presencialmente a la Delegación de la Agencia Tributaria, habiendo reservado una cita previa para la expedición del certificado de residencia fiscal. En cualquiera de los datos, se tendrá que aportar cierta información sobre el contribuyente:

  1. Datos básicos del solicitante (o representante, si procede): nombre, apellidos, NIF, razón social y lugar de domicilio.
  2. Documentación que demuestre la residencia fiscal en España.
  3. Causas por la cual se solicita este certificado.
  4. Fecha y firma del solicitante o representante.

Este certificado, desde que es emitido, caduca tras un año desde su aprobación, pero puede llegar a tener una validez ilimitada si el contribuyente es una administración local, un Estado extranjero o alguna subdivisión.

Procedimiento para cambiar el lugar de residencia fiscal desde España

Es posible que, dada la movilidad de muchos puestos de trabajo modernos, un español se vea obligado a cambiar su residencia fiscal, ya que no cumple los requisitos para considerarse como residente español, pero sí lo hace en otro país. En este caso, lo que debe hacer es contactar con Hacienda para comunicar su caso particular, y darse de baja en la Agencia Tributaria Española. Esto solo se puede hacer si se obtiene un certificado expedido por su nuevo país de residencia fiscal.

Para obtener este certificado, el ciudadano debe conseguir un empadronamiento en el ayuntamiento que le corresponda en su nuevo país de residencia, y darse de alta en la correspondiente administración tributaria del mismo. Es importante realizar este procedimiento de manera correcta, ya que, en caso contrario, podría adquirir la condición de doble residencia, en la que tendría que liquidar sus impuestos en ambos países y al mismo tiempo. 

¿Es posible que un individuo no resida, fiscalmente, en ningún país?

Puede que, dada la naturaleza del trabajo de ciertos individuos, estos se vean obligados a viajar durante todo el año por diferentes países, pero no existe la posibilidad de que una persona no cuente con residencia fiscal en algún país, ya que estaría realizando un acto ilegal. Toda persona siempre debe tener un domicilio y un lugar donde esté censada, por lo que debe acogerse a la normativa fiscal de alguno de los países en los que trabaje.

Certificado de residencia fiscal y doble imposición

El certificado de residencia fiscal es imprescindible en aquellos casos en los que un contribuyente reciba percepciones, en forma de renta, provenientes de negocios en algún país con el cual España tenga establecido un Convenio. El certificado se utiliza para que este contribuyente pueda declarar legalmente el dinero que reciba del extranjero, evitando los posibles fraudes y la doble imposición (pagar dos veces por el mismo hecho imponible).

Con estos convenios, se pretende atraer inversiones extranjeras en ambas vías (desde España o hacia España), garantizando el cumplimiento de las normativas fiscales y ofreciendo seguridad en este aspecto a los inversores. En la actualidad, España cuenta con 95 Convenios en vigor, y 8 en tramitación.

El certificado de residencia fiscal, como hemos visto, es imprescindible a la hora de acreditar el país donde un contribuyente debe tributar. Todos aquellos trabajadores que desarrollen su actividad en distintos lugares del mundo tendrán que acreditar su situación fiscal, de cara a evitar fraudes e inconvenientes mayores como la doble imposición.

Comentarios ( 2 )
  • Tejani ouali
    2022-09-06 13:06:59
    Me hace falta el certificado de residencia fiscal en España me lo piden en el trabajo
  • Mabel
    2023-02-01 20:27:03
    Para solicitar ayuda por instalación placas,me piden certificado de residencia fiscal de mi Comunidad(edificio) donde lo consigo?