ContactoZona PrivadaPrecios

Certificado electrónico: ¿Qué es y cómo solicitarlo?

cenefa
cenefa
Gratis KIT DIGITAL
 

Contrata en junio y estarás preparado para facturar en 2025.

Con KIT DIGITAL, digitaliza tu empresa y automatiza procesos. Si aún no tienes tu bono, te ayudamos a gestionarlo.

MÁS INFO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
14 de diciembre de 2021

El certificado electrónico es una herramienta muy útil que permite a los ciudadanos validar su identidad en Internet a la hora de realizar trámites telemáticos con las administraciones públicas. Vamos a exponer más aspectos de los certificados electrónicos, tanto sobre su uso como sobre el modo de obtenerlos.

¿Qué es el certificado electrónico?

El certificado electrónico (también llamado certificado digital) es un documento digital donde están contenidos los datos de identificación de una persona física o jurídica, los cuales han sido previamente validados por un organismo oficial.

Empleando la definición de la Ley de Firma Electrónica 59/2003, un certificado electrónico es un documento que ha sido autentificado de forma digital por un prestador de servicios de certificación, de tal forma que confirma la identidad del firmante al vincularle unos datos de verificación de firma: tales datos son los que están contenidos en el documento.

¿Para qué sirve el certificado electrónico?

La utilidad del certificado electrónico se hace patente cuando hablamos de realizar operaciones y trámites en las sedes electrónicas (sitios web) de distintos organismos públicos, tales como la Seguridad Social, el SEPE, la Agencia Tributaria o los distintos registros mercantiles.

Las sedes electrónicas de los organismos gubernamentales se implementaron con la finalidad de facilitar las gestiones administrativas de los ciudadanos, evitando desplazamientos innecesarios y permitiendo que ciertos trámites pudiesen ser realizados de forma telemática (remota), sin requerir de una visita presencial a alguna delegación de dichos organismos.

Sin embargo, enseguida surgió el problema de las validaciones de la identidad del ciudadano que solicita la realización de un trámite oficial: ¿cómo se podía implementar un sistema que reconociese los datos del ciudadano y le permitiera acceder a estos servicios?

En respuesta a este desafío, se crearon varios métodos digitales de verificación de identidad, aparte del certificado digital, como son el sistema Cl@ve o el DNI electrónico.

¿Qué trámites se pueden realizar con el certificado electrónico?

  • Presentación y liquidación de tributos.
  • Presentación de reclamaciones ante entidades y organismos oficiales.
  • Incorporar datos relativos al censo y al padrón municipal.
  • Comprobar multas de tráfico.
  • Solicitar subvenciones locales, autonómicas y estatales, y realizar un seguimiento de su estado.
  • Firmar modelos oficiales como la declaración de la renta, o la declaración de IVA de autónomos.

Mencionando a los autónomos y haciendo una extensión a las sociedades mercantiles, hay que señalar que el método de comunicación preferente (y casi único, a veces) que estas figuras tienen con las administraciones públicas es el telemático, por lo que la validación de sus identidades digitales forma parte de su día a día. El certificado electrónico es el método que más utilizan estos colectivos para relacionarse con la Administración.

¿Cómo se solicita el certificado electrónico?

Para pedir un certificado, primero tendremos que dirigirnos a alguna de las entidades emisoras de certificados electrónicos, siendo la FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre) el organismo más conocido y que tiene los trámites más sencillos.

En el sitio web de la FNMT, se selecciona la opción Obtener certificados electrónicos, y elegimos el de persona física o de persona jurídica, dependiendo de si solicitamos el certificado en calidad de ciudadano o de autónomo, o de una sociedad mercantil.

  • En el desplegable, elegir Obtener Certificado Software y pinchar en Solicitar Certificado.
  • A continuación, el sistema nos pedirá introducir nuestro DNI o NIF: se rellena el dato y se pincha en Enviar petición.
  • En el último paso, el sistema nos devolverá un código de solicitud, el cual se debe llevar impreso a alguna delegación de la AEAT para que allí sea validado.

Para rubricar el trámite en Hacienda, habrá que adjuntar algún método físico de identificación, como el documento nacional de identidad, el Certificado de Registro de Ciudadanos de la Unión o la tarjeta de residente (NIE), en función de si somos ciudadanos españoles, comunitarios o extracomunitarios.

A continuación, la AEAT expedirá el certificado electrónico y nos lo hará llegar a través de un correo electrónico que contiene un enlace de descarga.

Sin embargo, podremos ahorrarnos esta visita a la Agencia Tributaria si disponemos de un DNI electrónico; mediante esta validación de nuestra identidad, el proceso finaliza con el enlace de descarga de nuestro certificado digital.

¿Cómo se utiliza el certificado electrónico?

Cuando lo visualicemos con el navegador del ordenador, vemos el certificado electrónico como un archivo con extensión .pfx, el cual por sí solo no hace nada: tendremos que instalarlo en algún navegador de Internet (Explorer, Firefox, Edge, Chrome…) para que funcione.

El siguiente paso consiste en abrir alguno de estos navegadores, y en Herramientas, seleccionar Opciones de Internet y buscar la gestión de certificados digitales: por último, tendremos que acceder a alguna parte del menú donde se nos permita exportar el certificado al navegador para poder utilizarlo.

Es importante recordar que el ámbito del certificado queda restringido al navegador en el que lo hayamos instalado; si utilizamos otro navegador para realizar los mencionados trámites telemáticos, no podremos validar nuestra identidad.