ContactoZona PrivadaPrecios

El pago con contactless supera al efectivo en España

cenefa
cenefa
Gratis KIT DIGITAL
 

Contrata en junio y estarás preparado para facturar en 2025.

Con KIT DIGITAL, digitaliza tu empresa y automatiza procesos. Si aún no tienes tu bono, te ayudamos a gestionarlo.

MÁS INFO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
19 de noviembre de 2019

Este artículo se basa en los datos del estudio que ha realizado Mastercard sobre el uso de los medios de pago en España; el estudio ha recogido 3.000 opiniones en diez ciudades de España.

Los españoles se ven obligados a pagar en efectivo muchas veces

La primera conclusión es que los españoles asumimos que debemos seguir haciendo pagos en efectivo porque es la manera universalmente aceptada por tiendas y comercios y todavía existen muchas limitaciones e impedimentos para el pago electrónico: existen todavía demasiados negocios físicos que no tienen ni siquiera un TPV para realizar los cobros electrónico y en muchos que si disponen de este sistema se establecen límites de cantidades mínimas de pago porque las comisiones que cobra el banco hacían tradicionalmente inviable que resultara rentable en los cobros de pequeñas cantidades.

Parece que esta situación se va a ir corrigiendo y que las comisiones por cobro irán reduciéndose y haciendo más posible el pago electrónico, llegándose a ofertar, por algunos bancos, el uso de la TPV mediante una tarifa plana. De hecho las comisiones en los últimos años se han regulado y han bajado más de un 70%.

Por otro lado, la Directiva (UE) 2015/2366, de 25 de noviembre de 2015, supone la obligación para todos los comercios de aceptar estos pagos electrónicos, al menos a partir de determinadas cantidades; se inició su transposición a la legislación española a través del Proyecto de Ley de Medios de Pago (actualizando o modificando la todavía vigente Ley de Servicios de pago, Ley 16/2009, de 13 de noviembre, para adaptarla a esta directiva) pero este proyecto ha quedado parado, por el momento, debido al cambio de gobierno.

Pero los españoles prefieren el pago electrónico

Según este estudio de Mastercard, siete de cada diez españoles prefieren pagar por medios electrónicos, aunque se vean obligados muchas veces a hacerlo en efectivo, como hemos visto más arriba.

Dentro de estos pagos electrónicos la tecnología contactless va ganando fuerza y ya tiene una gran aceptación.

La conclusión del estudio es que los españoles ya empezamos a utilizar profusamente los medios de pago electrónico pero nos gustaría hacerlo mucho más, hasta la desaparición del dinero físico.

Las estadísticas

En concreto, los porcentajes de preferencias de pago de los consumidores españoles son:

  • Tarjeta de crédito o débito: 40,50%
  • Pago en efectivo: 28,70%
  • Tarjeta contactless: 25,80%
  • Pago con el móvil: 3,00%

Presente y futuro del contactless

El pago contactless, según la opinión de los encuestados, va a experimentar un aumento muy importante en los próximos uno o dos años; el 76% opina que este incremento será hasta alcanzar entre el 30% y el 46% de los pagos.

Sin embargo, aunque hoy en día casi todo el mundo conoce este medio de pago y su tecnología (un 91% de los encuestados) todavía hay muchísima gente que no dispone de una tarjeta de este tipo (solo un 69,80% la tiene ya).

Otros medios alternativos al pago en efectivo también van a crecer en uso y aceptación, pero no tanto como la tecnología contactless; nos referimos a:

  • Aplicaciones móviles (51,5% de los encuestados) se ha extendido rápidamente, hace poco tiempo era un método desconocido y hoy en día todos los bancos lo ofrecen como servicio y ya hay muchas TPVs adaptadas a este tipo de pago.
  • Wearables (45,5%) son, en realidad, una variante del pago contactless; el pago se hace a través de dispositivos que están unidos o incorporados a nuestro cuerpo (como pulseras, collares o, incluso en el futuro, implantes) de manera que es un medio de pago que llevamos siempre con nosotros.
  • Tarjetas virtuales (37%) pensadas, sobre todo, para realizar pagos por internet son tarjetas de débito, crédito o prepago que no tienen un cuerpo físico, aunque puedan aparecer físicamente no tienen banda magnética ni chip; lo que sí tenemos con ellas es un número de tarjeta, una fecha de caducidad y un código de seguridad lo que nos permite pagar con ellas en Internet.

No se han incluido en el estudio de Mastercard otros medios de pago ni las plataformas como Paypal ni las criptomonedas, por ejemplo.

El medio de pago según el tipo de negocio en el que se paga

La percepción de los españoles es que hay determinados tipos de tiendas o negocios donde es muy fácil que puedan pagar con su tarjeta contactless y otros donde ocurre lo contrario.

Los lugares donde se sabe que es más fácil pagar electrónicamente son los supermercados (99,2%), restaurantes (98,1%), espectáculos (91,2%); sin embargo se utiliza más dinero en metálico en bares (75,4%) o máquinas de vending (92%).

Ya se empieza también a conocer la posibilidad de realizar estos pagos electrónicos en oficinas públicas como las estatales (34,9%) o los ayuntamientos (41,4%).

En cuanto a los medios de transporte está muy generalizado el uso de pago en efectivo aunque la gente sabe que puede pagar electrónicamente en parkings (82,4%), taxis (68.8%), parquímetros (56,1%), en el metro (46,9%) o en autobuses (25,9%); de todos ellos donde más se utiliza en la práctica el pago electrónico es en el metro, con casi la mitad de los pagos.

El pago electrónico por zonas geográficas

El estudio ha encontrado muy importantes diferencias en las distintas ciudades donde se ha hecho, así:

En Bilbao se utilizan más tarjetas de crédito y débito tradicionales (48%) y es donde menos se utiliza las contactless (17%).

En Barcelona es donde más se utiliza el contactless (35%) y el pago con móvil (4,3%); es donde menos se paga en efectivo (20%)

En Murcia lo que más se utiliza es el pago en efectivo (35%).

En Málaga es donde más se utiliza el pago online (4%).

En Madrid se utiliza más que en otro lugar el pago mediante apps móviles (2%).

Vigo es la ciudad donde todos los usuarios conocen más y utilizan más todos los distintos medios de pago.