¿Qué ocurre si no hago la declaración de la Renta?

por Software DELSOL

Presentar nuestra declaración de la renta puede ser obligatorio o no serlo, depende de circunstancias como nuestro nivel de ingresos, si estamos dados de alta en una actividad o si residimos o no en España.

En el caso de estar obligados a presentarla, si no lo hacemos se nos puede sancionar, por la Administración Tributaria, que además de la multa correspondiente podrá exigir los pagos tributarios que estime que debemos hacer, como se verá en este artículo.

Incluso en los casos en los que no tenemos la obligación de presentarla, puede ser muy conveniente hacerlo por muchos motivos: porque, por ejemplo, tengamos retenciones a cuenta del impuesto y podamos recuperar ese dinero presentando la renta o para tenerla y poder realizar determinadas gestiones en las que debamos o, al menos, sea conveniente presentarla como, por ejemplo, ante el banco al que le pedimos un préstamo o para demostrar que no tenemos ingresos ante un Juzgado.

Quién está obligado y quién no a presentar la declaración IRPF

Están obligados a declarar todas las personas físicas residentes en España que reciban rentas de cualquier naturaleza con la única excepción de los que la Ley declara que no están obligados a presentar la declaración, que son:

  • Los que únicamente reciban rendimientos del trabajo iguales o inferiores a 22.000€
    • Estos ingresos deben proceder de un solo pagador.
    • Si proceden de varios pagadores uno debe pagar casi todo y el resto de los pagadores no superarán, entre todos, 1.500€.
    • Cuando se obtengan dos o más ingresos por prestaciones pasivas (pensiones, mutualidades o similar) siempre que la retención se aplique a través del Modelo 146 que las unifica como un solo ingreso.
  • Los que reciban rendimientos del trabajo inferiores a 12.000€
    • Si se perciben de varios pagadores y no se cumple la primera condición del punto anterior.
    • Cuando provengan de pensiones compensatorias de divorcio o separación o alimentos de los hijos.
    • Si el pagador no está obligado a retener.
    • Cuando sean rendimientos del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
  • Los que reciban únicamente rendimientos de capital mobiliario y/o ganancias patrimoniales sometidas a retención por importe igual o menor de 1.600€

Pero sí deberán presentar la declaración los que hayan transmitido acciones o fondos de inversión cuando su retención no se calcule según su base imponible, sea cual sea la cantidad obtenida.

  • Rentas por alquileres o fondos inmobiliarios o de rentas del tesoro y subvenciones para comprar VPO a precio tasado cuando en conjunto no superen los 1.000€
  • En todo caso no están obligados a declarar quienes hayan ganado durante el año 1.000€ o menos.

Todos estos límites se aplican igual a las declaraciones individuales y a las conjuntas.

Que sucede si no presentamos la declaración

Si no presentamos la declaración y estamos en alguno de los casos que acabamos de citar para no estar obligados a hacerlo no pasa nada, únicamente que si nos han retenido algo no podremos pedir la devolución.

Pero si estamos obligados a presentar la declaración anual de IRPF y no lo hacemos (o si lo hacemos fuera de plazo) estamos cometiendo una infracción tributaria.

La Ley del IRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) se remite para este tema, en su artículo 107, a lo que diga la Ley General Tributaria (Ley 58/2003, de 17 de diciembre) que define cuando existen estas infracciones en sus artículos 191 y ss.: se producen en los siguientes casos:

  • No presentar la declaración, en plazo, si sale a pagar, salvo que se presente antes de ser requeridos para hacerlo, dentro de ciertos límites de tiempo y pagando los recargos aplicables.

En este caso la base de la sanción será la cantidad no ingresada.

Si esta base de la sanción es inferior o igual a 3.000€ (o sea superior pero no se haya ocultado), la infracción será leve y se sancionará con una multa del 50% de la cantidad no ingresada (además de la obligación de ingresar dicha cantidad).

Cuando la base sea superior a 3.000€ y exista ocultación la infracción será grave y se sancionará (además de ingresar el impuesto) con multa del 50% que se incrementará según el perjuicio producido para Hacienda.

Cuando se hayan utilizado medios fraudulentos la infracción será muy grave sancionada con multa entre el 100% y el 150% que se podrá incrementar según el perjuicio para Hacienda.

  • Por no presentar la declaración IRPF, estando obligado, cuando no sale a pagar nada en ella.

Es una infracción leve que se sanciona con multa de 200€ pero, si se presenta fuera de plazo pero antes de ser requerido por Hacienda, la multa será la mitad.

Delito fiscal

Además de las infracciones administrativas, que acabamos de ver, no presentar el IRPF cuando salen a ingresar determinadas cantidades puede ser, también, un delito fiscal previsto por los artículos 305 y 305 bis del Código Penal (LO 10/1995, de 23 de noviembre).

El delito se comete cuando dejamos de pagar a Hacienda una deuda de 120.000€ o más y está castigado con prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la cantidad no pagada.

Si se deja de ingresar una cantidad igual o superior a 600.000€ o se comete en una organización criminal, el delito se considera agravado y está castigado con prisión de dos a seis años y multa del doble al séxtuplo.

El delito no existe si el contribuyente ha regularizado su situación presentando y pagando el impuesto antes de ser requerido por Hacienda.

También se pueden minorar las penas si paga la deuda tributaria en los dos meses siguientes a ser citado por el juzgado y reconoce ante dicho juzgado los hechos.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Descarga FactuSOL

Más información

El blog en tu email

Suscríbete para recibir la newsletter mensual directamente en tu email.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.