Iuris tantum

por Software DELSOL

En el mundo del derecho, el concepto de presunción es esencial para el correcto funcionamiento de todo el sistema jurídico y legal. El término Iuris tantum es una de las dos vertientes posibles en las que aplicar la presunción en función del caso particular en el que la ley enmarque un proceso de derecho.

¿Qué es la presunción?

Por presunción entendemos la ficción jurídica que considera como ciertos y probados uno o más eventos o acontecimientos sin comprobarlos previamente. Aunque dicho así, pueda parecer que es algo poco justo por presuponer la autenticidad de unos hechos, existen muchas circunstancias en las cuales es lógico aplicar la presunción —en cualquiera de sus formas— y que garantizan el cumplimiento de todos los preceptos legales exigibles.

A modo de ejemplo para que no queden dudas, la presunción de inocencia —una de las más famosas de las Iuris tantum— da por cierta la falta de culpa de una persona física o jurídica salvo que se demuestre lo contrario. Como se puede apreciar, una presunción Iuris tantum puede ser tanto verificada como negada aportando pruebas que respalden esa idea. En el ejemplo de la inocencia de un acusado, las pruebas que le inculpen en una falta, delito o crimen.

De esta manera, el derecho permite que la parte acusada en un juicio pueda beneficiarse de la presunción en la gran mayoría de casos habituales.

¿Cuándo se aplica el precepto de presunción?

Se emplea la presunción siempre que la obligación de demostrar un acontecimiento no recae en la misma persona que los afirma, sino que es una tercera persona quien tendrá que demostrar que no ha sido así.

Dicho de otra manera, será la contraparte acusada quien deberá probar que los hechos que se le acusa no han sido ciertos, en caso de ser posible.

Dos clases de presunciones

Dado que vamos a centrarnos solo en la presunción Iuris tantum, basta con decir que existen dos clases distintas de presunciones.

  • Las presunciones legales: que se crean como una ficción jurídica fijada por las distintas leyes y que da por ciertos los hechos que se presentan en cada caso de derecho. Pudiendo ser consideradas como verdades absolutas e innegables cuya veracidad está fuera de duda —conocidas como Iuris est de Iure—. Aunque también pueden ser cuestionadas y negadas —Iuris tantum— con la aportación de pruebas que demuestren otros hechos distintos a los propuestos en la acusación inicial.
  • Las presunciones jurídicas: se producen cuando es un juez o una jueza quien determina la relación o nexo lógico de unión entre un acontecimiento o hecho y el respaldo probatorio que lo apoya.
    Es decir, que esta clase de presunción solo se produce cuando existe una prueba veraz que demuestra el vínculo de la presunción establecida. Eso sí, esta presunción admite prueba en contrario o Iuris tantum que demuestre la inocencia de una persona acusada.

Entonces, ¿qué es la presunción Iuris tantum y cómo se aplica?

Ahora que tenemos la base previa de cómo funcionan las presunciones en el mundo del derecho, podemos hablar de la presunción Iuris tantum sin miedo a que nadie se pierda.

Como acabamos de ver, la Iuris tantum es una presunción legal que da por válidos y ciertos un hecho siempre que no se demuestre lo contrario mediante la presentación de una prueba o que se demuestre la inexactitud del hecho.

Hay que mencionar que la presunción se da solo en algunas circunstancias particulares que las leyes recogen adecuadamente. Por ejemplo, se presupone la buena fe en las acciones realizadas según los artículos 453 y 455 del Código Civil. Lo mismo sucede con otras situaciones que invitan a la presunción Iuris tantum como en el caso de un particular que se presenta como dueño de una vivienda. Será la parte acusada quien deba demostrar la falsedad de dicha acusación.

Es importante recordar siempre que una presunción Iuris tantum no es definitiva —como sucede con las presunciones legales Iuris est de Iure— y que acepta lo que se conoce como «prueba en contrario». Que no es más que cualquier elemento o hecho que pueda probar la inexactitud o inexistencia del hecho que se había presupuesto inicialmente como válido con la premisa Iuris tantum. Esto se recoge en el art. 385.1.II del Código Civil.

Ejemplos de la aplicación de la presunción Iuris tantum en el mundo del derecho

Para terminar de entender el concepto de la presunción de veracidad salvo prueba en contrario, vamos a ver algunos casos frecuentes con los que aclarar cualquier posible duda sobre este término del derecho.

  • El art. 24 de la Constitución Española marca la más conocida de todas las presunciones de este tipo: la presunción de inocencia salvo prueba de lo contrario.
  • También al adquirir un producto se considera la presunción de buena fe, pues se supone que este estará en buen estado dentro de su paquete de envoltura. Siempre que en la factura de compra no se indiquen defectos en el producto. Por lo tanto, si existe un defecto, deberá ser el comprador quien demuestre, con una prueba en contra, que no se cumple la presunción inicial.
  • El Código Civil establece en el art. 116 otro ejemplo de Iuris tantum con la presunción de paternidad al considerar la paternidad del padre en una relación de pareja, siempre que no se presente una prueba que demuestre otro hecho.
  • De la misma manera, se da una presunción de legalidad a todos los actos administrativos mientras no exista una prueba contraria a su validez.
  • También se da en el caso de la presunción de propiedad sobre un bien por parte de un particular que lo tenga en su posesión, debiendo ser la contraparte quien se encargue de probar la invalidez de la presunción de propiedad mediante testigos o documentos que respalden su postura.

Como podemos ver, existen muchas situaciones frecuentes que se encuentran bajo la presunción Iuris tantum en el mundo del derecho. Y aunque suposición de veracidad pueda ser negada mediante pruebas que respalden esa postura, es una figura ficticia del derecho esencial para el correcto funcionamiento del sistema de justicia.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Programa de facturación
  • Programa de contabilidad
  • Programa de nóminas
  • Programa de facturación en la nube
  • Programa de contabilidad en la nube
  • Ley antifraude
  • Comparativa software de gestión
  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Asesorías y Despachos Profesionales
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2021
  • Boletín DELSOL
  • Artículos destacados
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Condiciones Generales de Contratación Nube
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".