Proletario

por Software DELSOL

El término de proletario se hace popular a raíz de la teoría marxista y su lucha de clases entre obreros y burgueses, junto al manifiesto comunista del siglo XIX. Aunque lo cierto es que este concepto de proletario se viene utilizando desde la época romana para definir los estratos más bajos de la sociedad.

¿Qué es el proletariado?

El proletariado es una clase social formada por aquellos trabajadores —proletarios— que realizaban sus actividades utilizando los recursos de otra persona —el empresario—, el cual recibe la mayor parte de los beneficios del trabajo realizado por el proletario.

El obrero únicamente recibe una remuneración económica a cambio del trabajo que ha llevado a cabo, pero todas las herramientas de producción necesarias para su trabajo son propiedad del empleador para el que realiza las actividades laborales.

Dado que el proletariado no dispone de recursos para tener sus propios medios de producción, se ve obligado a continuar trabajando para un empleador para tener un salario que le permita pagar sus facturas. Encontrándose de esta manera en una situación precaria y dependiente del empresario que lo contrata pues, por sí mismo, no tiene herramientas para cambiar la situación como individuo.

Aunque cuando se habla de proletarios suele venir a la mente la época industrial y los obreros de construcción y en fábricas, el proletariado no ejercen, exclusivamente, esa clase de empleos.

Por ejemplo, hay proletariado profesional muy cualificado que sigue cumpliendo con los requisitos para ser considerado proletariado, a pesar de que pueda estar recibiendo un salario considerable y digno actualmente.

Características de un proletario

Si atendemos a la definición previa del proletariado, nos encontramos con que los proletarios tienen las siguientes características como clase social:

  • La clase obrera es la que dispone de pocos recursos económicos y capacidad de ahorro.
  • Su labor es esencial para el desarrollo empresarial y social porque son quienes realizan la mayor parte de los trabajos.
  • Dependen económicamente de su empleador y su actividad.
  • No disponen de recursos y medios de producción propios a los que recurrir para generar ingresos por su cuenta.
  • Su principal trabajo lo desempeñan en ciudades y entornos industriales.
  • Su situación es precaria, ya sea por un bajo salario o por no tener seguridad sobre la estabilidad de su empleo.
  • Las condiciones laborales a las que se encuentran sometidos son mejorables.
  • Su nivel de estudios y formación profesional es baja.

Este último punto es una característica discutible, pues aunque en el pasado era así, en la actualidad el proletariado también puede poseer estudios avanzados pero seguirá siendo parte de esta clase social.

También hay que mencionar que, si bien tradicionalmente la clase obrera se enfoca en ciudades y zonas de industria, en la actualidad existe una presencia más repartida entre zonas rurales y urbanas, fundamentalmente debido al avance tecnológico y a la posibilidad de realizar actividades de forma remota o la aparición de nuevos empleos en zonas rurales (aunque sigue teniendo mucha más presencia en las ciudades).

Tipos de proletarios

Dentro de esta clase social, podemos hacer una clasificación interna atendiendo a su nivel formativo o a la zona en la que se encuentra realizando su trabajo.

  • Proletariado cualificado: son aquellos trabajadores que tienen una formación universitaria o formación profesional de grado superior. Son proletarios que realizan un trabajo más exigente a nivel mental, pero que siguen estando a las órdenes de un empleador a cambio de una remuneración.
  • Proletariado sin cualificación: el prototipo de proletario conocido popularmente. Se trata de un obrero o trabajador sin formación profesional que lleva a cabo los trabajos más físicos y mecánicos que no necesitan conocimientos avanzados.
  • Lumpemproletariado o subproletariado: son proletarios que no tienen conciencia de clase y no son conscientes de que lo son. Se trata de individuos que se encuentran al margen de la sociedad y que no dispone ni de medios de producción ni capacidad de trabajo para realizar, sobreviviendo gracias a la caridad. El ejemplo más claro de subproletariado es el de las personas sin hogar que viven en la calle.
  • Proletariado urbano: cuando el empleo que se realiza se lleva a cabo en actividades industriales.
  • Proletariado rural: cuando los proletarios dedican su trabajo a actividades relacionadas con la agricultura o la ganadería.

Origen y evolución del proletariado

El término de proletariado —una derivación del latín proletarĭus— aparece por primera vez en el Imperio romano para designar a los ciudadanos con la clase social más baja dentro de la estructura social de su época. Concretamente, los proletarios eran aquellos ciudadanos que no poseían ninguna propiedad y el Imperio romano los consideraba útiles solo para tener descendencia —prole— que convertir en soldados que aumentaran el poder del Imperio romano.

Llegado el siglo XIX, el proletariado cobró un especial protagonismo gracias a la Revolución Industrial. En esta época, la fuerza de trabajo obrera era el pilar básico para que las empresas pudieran expandirse y aumentar su producción en las cadenas de montaje.

Como consecuencia de este momento histórico, el proletariado se encontraba todavía más explotado que en el pasado. Esto llevó a que Marx plantease su teoría de la lucha de clases, y con ello le dio a los proletarios la conciencia de clase suficiente como para unirse y buscar defender sus derechos frente a la clase burguesa dominante.

Situación actual del proletariado

A medida que los trabajadores podían educar a sus hijos para que consiguieran mejores trabajos, y la fuerza de los sindicados para obtener derechos y medidas más justas para toda la sociedad, la situación del proletariado comenzó a mejorar.

La aparición de nuevos tipos de trabajo en el sector servicios junto a las mejoras salariales, hicieron que el proletariado lograra alcanzar un mejor estatus y una mayor calidad de vida. Aunque en esencia, todavía se encuentra en una posición dependiente del empresario o empleador para quien trabaja a cambio de una remuneración económica.

Como se puede ver, la clase obrera siempre ha sido una parte esencial de nuestra sociedad. Mal tratada durante siglos, ha logrado hacerse respetar a medida que disponía de más educación y capacidad de agrupación para tener más influencia hasta el punto de lograr grandes avances en justicia social, pero siempre manteniendo la esencia de trabajar para otra persona con los medios de producción a su alcance.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2020
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001 | Calidad
iQnet
iQnet Sr10
Confianza ONLINE
Great Place to Work
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".