Ratios de liquidez

por Software DELSOL

Nuestro Plan General Contable define el Ratio de Liquidez como el que se utiliza para medir la capacidad de la empresa para atender sus deudas a corto plazo con la realización del activo circulante.

La fórmula para su cálculo es:

Total activo circulante


Deudas a corto plazo

=

Ratio de Liquidez

Su cálculo no sólo nos da información muy útil sobre la capacidad de la empresa para atender sus pagos a corto plazo (lo cual ya es muy importante por sí sólo), sino también sobre la rentabilidad y productividad de los recursos que nos da el activo de nuestra empresa.

Lo ideal es que el Ratio se aproxime todo lo posible al 1, si nos desviamos de este porcentaje es que algo no va bien.

Si tenemos un ratio muy por debajo del 1 significa que, además de tener problemas de liquidez, nos faltan recursos para atender nuestras obligaciones económicas, es decir, nuestro activo no nos alcanza para afrontar los gastos necesarios para hacerlo producir y tendremos que tomar las medidas de financiación necesarias.

Si el ratio se desvía, por el contrario, muy por encima del 1 está claro que no tenemos problema de liquidez pero significa que estamos desaprovechando la capacidad generadora de riqueza de nuestros activos de todo tipo y, por lo tanto, tenemos un problema de productividad. Aquí las medidas a adoptar serán las encaminadas a resolver esto, es decir, analizar cómo estamos utilizando los recursos de que disponemos y los costes de dichos recursos para llegar a un equilibrio.

De todos modos lo dicho hasta aquí debe adaptarse a la naturaleza de la actividad de la empresa ya que de ella dependen las necesidades de liquidez.

Unas actividades realizan constantes pagos a corto plazo mientras que otras pueden realizar muchos pagos con financiación o compromisos de pagos a plazos más largos, para éstas últimas es menos importante el ratio de liquidez.

Por ejemplo una compañía de taxis necesita disponer de dinero efectivo constantemente (en caja o bancos) para afrontar el día a día ya que debe comprar combustible, dar cambio a sus clientes, etc por lo que su ratio de liquidez es importantísimo.

Por el contrario una asesoría jurídica tiene también que atender sus pagos pero no son constantes ni a corto plazo todo el tiempo, tendrá que pagar sus arrendamientos, compras de equipo, salarios, pero tiene mucha menos importancia que en el caso anterior la disposición de liquidez inmediata lo que no significa que no la tenga a la hora de utilizar su estudio para analizar la correcta utilización de sus recursos.

Criterios para el cálculo del ratio de liquidez

La fórmula que hemos expuesto al principio, recordemos:

Total activo circulante


Deudas a corto plazo

=

Ratio de Liquidez

Se puede implementar de distintas maneras dependiendo qué elementos del activo circulante tomemos en consideración; estos distintos “criterios” nos dan información útil para cosas diferentes.

La razón corriente: El activo circulante incluye todos sus elementos, a saber:

  • Tesorería (caja y bancos)
  • Valores de fácil negociación.
  • Facturas y letras o talones pendientes de cobro.
  • Inventario de existencias.

Nos indica en qué proporción las deudas a corto plazo se cubren con el activo de la empresa que puede ser convertido en dinero.

La prueba ácida: En esta no incluimos en el cálculo los elementos de activo circulante que no se puedan convertir en dinero fácilmente. Por lo tanto no contamos con el inventario entre el activo circulante que utilizamos para el cálculo.

Nos da información más exigente sobre nuestras capacidades de pago.

La prueba defensiva: Aquí sólo tendremos en cuenta nuestros activos totalmente líquidos, es decir, de tesorería (caja y bancos) y los valores negociables a muy corto plazo, eliminando del cálculo todos los demás elementos del activo circulante que no tengan una liquidez inmediata.

Con ello eliminamos toda incertidumbre en lo relativo a la realización en dinero de otros elementos del activo que pueden no responder a nuestras expectativas (por ejemplo pueden variar los precios o pueden no pagarnos una letra en el futuro).

Es un poco “ver que dinero tengo para lo que tengo que pagar ahora”.

Ratio de liquidez de cuentas a cobrar: Podemos considerar las cuentas a cobrar, por ejemplo

  • Facturas emitidas pendientes de cobro
  • Efectos comerciales a cobrar (letras, pagarés, cheques)
  • Deudas de proveedores por devolución de compras o por descuentos
  • Devoluciones de impuestos pendientes de cobro
  • Otras cantidades pendientes de cobro

Podemos considerarlas, decíamos, como activos líquidos si pensamos que vamos a poder cobrarlas en un plazo razonable y se convertirán, por tanto, en dinero líquido.

Aquí para su cálculo deberemos tener en cuenta los plazos de cobro así como cual será el valor previsible de su realización.

Ratio capital trabajo: Por último el análisis capital-trabajo es el estudio de la relación entre activos corrientes y pasivos corrientes.

En este caso, a diferencia de todos los anteriores, no aplicamos la fórmula descrita el principio sino que éste consiste en la diferencia entre el circulante activo y pasivo, es decir, el lo que le queda a la empresa después de saldar sus deudas inmediatas.

Sirve para analizar nuestra capacidad de atender pagos día a día.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.