ContactoZona PrivadaPrecios

Obligaciones de las empresas: ¿Cuáles son?

cenefa
cenefa
Gratis KIT DIGITAL
 

Contrata en junio y estarás preparado para facturar en 2025.

Con KIT DIGITAL, digitaliza tu empresa y automatiza procesos. Si aún no tienes tu bono, te ayudamos a gestionarlo.

MÁS INFO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
14 de enero de 2021

Cualquier empresa o entidad tiene una serie de deberes y obligaciones que ha de cumplir para observar la legislación vigente de nuestro país. No obstante, además de ser una cuestión legal, también es un asunto de reputación. Así, aunque lo común es que los empresarios adopten una actitud pasiva respecto del cumplimiento de las obligaciones y deberes legales, lo cierto es que su cumplimiento de forma activa redundará en la buena reputación de la empresa. 

Sin duda, el cumplimiento normativo es fundamental para que la reputación de la empresa no caiga en picado, lo cual podría ser nefasto para los beneficios de la misma. Es por ello que el empresario debe adoptar una actitud activa y ha de intentar cumplir con la legislación vigente de forma escrupulosa y tener una actitud positiva y proactiva respecto de estas obligaciones. Pero ¿qué obligaciones tiene una empresa? ¿Qué deberes legales ha de cumplir cualquier entidad? En este post te contamos qué obligaciones tienen las empresas y cómo cumplirlas.

Las obligaciones legales de las empresas

Las obligaciones y los deberes que las empresas han de cumplir, de acuerdo con la legislación vigente, son las siguientes. Veamoslas.

Inscripción en el Registro Mercantil del Título Constitutivo de Sociedad

Cuando se constituye una empresa, es necesario inscribir en el Registro Mercantil el Título Constitutivo de la Sociedad en un plazo de 15 días desde la firma de los mismos. De no llevarse a cabo esta obligación, la empresa sería una sociedad irregular, no disponiendo, por tanto, de personalidad jurídica.

Prevención de riesgos laborales

Es fundamental que las empresas cumplan con lo establecido en la normativa de prevención de riesgos laborales, tomando las medidas necesarias para evitar accidentes y otros riesgos en el desempeño de las funciones de cada puesto de trabajo. Así pues, el empresario tiene un deber de seguridad o prevención, estando obligado a proteger a sus trabajadores de los riesgos laborales y a garantizar su seguridad y su salud.

La empresa, por tanto, deberá planificar esa prevención teniendo en cuenta los riesgos que tenga cada puesto de trabajo y determinando qué riesgos pueden ser evitados y qué riesgos son inevitables. Además, es necesario controlar y vigilar continuamente el plan de prevención de riesgos laborales para evitar estos.

Protección de datos personales

La Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales es de obligado cumplimiento por las empresas. Así pues, las empresas deberán custodiar y proteger adecuadamente los datos de carácter personal de sus trabajadores y de sus clientes. De hecho, el cumplimiento de esta Ley es fundamental para todas aquellas empresas que trabajan con información de sus clientes, sobre todo cuando se trata de usuarios de Internet.

El uso inadecuado de los datos personales está castigado en el Código Penal, por lo que las empresas deberán poner especial atención y cuidado en la gestión de los datos de sus clientes y trabajadores, siendo lo ideal que sean expertos los que se encarguen de esta gestión. Es especialmente importante, ya que, en última instancia, el incumplimiento de la Ley será responsabilidad de la empresa.

Pago de salario a sus trabajadores

La empresa deberá remunerar el trabajo llevado a cabo por sus empleados. Así pues, deberán pagar el salario fijado de mutuo acuerdo por el empresario y por el trabajador en el contrato de trabajo con la periodicidad pactada contractualmente —normalmente, el salario se percibe cada mes—.

Contabilidad de la empresa

El empresario está obligado a llevar la contabilidad de la empresa. Es obligatorio llevar tres libros contables en los que se harán asentar las operaciones diarias durante un periodo de tiempo, así como el inventario de la empresa. Además, el empresario deberá conservar estos libros y los correspondientes comprobantes e inscribirse en el Registro Mercantil después de cada ejercicio económico.

¿Qué efectos positivos tiene el cumplimiento de las obligaciones legales para las empresas?

Como ya se ha dicho, cumplir con las obligaciones legales de forma proactiva es muy beneficioso para la reputación de las empresas. Además, el adecuado cumplimiento de estos deberes impuestos por la legislación vigente tiene otros efectos positivos. Son los siguientes:

  • Evitar sanciones: a través del cumplimiento minucioso de las obligaciones legales las empresas evitan las sanciones aparejadas a su infracción.
  • Anticiparse a la legislación: cuando se adopta una actitud proactiva y se cumplen con ciertas condiciones que ni siquiera están contempladas en la ley vigente, es mucho más fácil sobrevivir a los eventuales cambios legislativos y, en cualquier caso, la adaptación a estos cambios es mayor y mejor.
  • Proteger la reputación y la imagen pública de la empresa, lo que redundará en mayores beneficios o, en todo caso, en la no experimentación de pérdidas por una mala reputación.

Las anteriores obligaciones son algunos de los deberes más importantes que deberá cumplir cualquier empresario, si bien no son todos. Así pues, también existen obligaciones empresariales en materia de contratación o de igualdad de género en el trabajo, por ejemplo. En cualquier caso, las empresas deberán cumplir con todas las obligaciones que les imponga la ley.