ContactoZona PrivadaPrecios

Ikigai, ¿Qué es y cómo puede ayudarte?

cenefa
cenefa
Adelántate a la salida de la Edición Verano -50%
 

Con nuevas funciones que simplifican y facilitan tu trabajo: mapa de procesos interactivo, panel de publicaciones legislativas, enlace con WhatsApp Web, y muchas más...

CONTRATAR
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
1 de diciembre de 2022

Cada persona utiliza una técnica para tratar de ser lo más feliz posible. Existen tantos modos como personas, aunque hay algunas herramientas conocidas y que parecen tener cierta eficacia.

Una técnica en auge, utilizada cada vez por un mayor número de personas es el Ikigai.

Vamos a contar qué es, cómo encontrarlo y qué beneficios aporta el Ikigai.

Qué es Ikigai

Ikigai es un concepto japonés que no tiene traducción literal al castellano. El significado de esta expresión hace referencia a tu propósito en la vida, lo que hace que la vida valga la pena vivirla o tu motivo para levantarte cada día. Es decir, la meta o el sentido de vivir.

Este concepto surge en respuesta al vacío que sienten muchas personas al no sentirse realizadas. Es posible tener un buen trabajo en el que te paguen bien, pero quizás no te guste o no te sientas bien haciéndolo. La cuestión es encontrar aquello que te haga motivarte y seguir hacia delante. Ese propósito se puede encontrar dentro de cada individuo, siempre que se analice.

El Ikigai está formado por cuatro áreas:

  • En lo que eres bueno. Es decir, tus habilidades o en lo que destacas.
  • Lo que te encanta hacer. En referencia a aquello que te apasiona o con lo que disfrutas.
  • Lo que el mundo necesita. Se podría entender como la misión que hay que cumplir o la forma de ayudar a los demás.
  • Por lo que te pueden pagar. Normalmente corresponde con tu profesión, el trabajo remunerado que puedes realizar.

La idea es que la autorrealización va más allá de la pasión, la vocación, la misión o la profesión. El sentido de la vida se consigue mediante la unión de todas. Y eso es Ikigai, la unión en armonía de todas esas partes.

De esta forma, el Ikigai se centra en desarrollar tus habilidades y disfrutar de lo que haces, sin valorar únicamente los aspectos materiales. Lo más importante en la vida es la felicidad y la autorrealización.

Cómo encontrar tu Ikigai

El Ikigai es un proceso continuo que exige análisis. No es suficiente con dedicar un momento para elegir al azar.

Para encontrar tu Ikigai necesitas realizar autoanálisis y prueba y error.

Para encontrar y mantener tu Ikigai es recomendable seguir los siguientes consejos:

  1. Deja que tu Ikigai te guíe. Cuando tengas que tomar decisiones difíciles, recuerda tu propósito.
  2. No te sentirás feliz siempre. Te encontrarás en momentos complicados, pero podrás atravesarlos fácilmente conociendo tu objetivo.
  3. Deja a un lado los juicios y creencias. Debes hacer lo que realmente te haga sentir bien sin analizar lo que pensarán los demás o lo que deberías de hacer.
  4. Ikigai no es un destino, es un camino. Consiste en disfrutar de cada momento, sin prisas. Es fundamental dedicar el tiempo necesario a cada tarea.
  5. El Ikigai puede cambiar. A lo largo de la vida tus propósitos serán diferentes, por lo que no te preocupes si tu Ikigai es diferente al que era hace unos años.

Cómo puede ayudarte el Ikigai

El Ikigai tiene como principal beneficio el sentimiento de felicidad y plenitud. Al encontrar el sentido de la vida, siempre se sabe en qué dirección hay que actuar para conseguir los objetivos que se planteen.

Esta felicidad parece ser la clave de la longevidad de la cultura japonesa. En ella hay muchas personas que practican el Ikigai y en una mayoría de ellas se ha encontrado un bajo nivel de radicales libres. Además, son personas muy activas y saludables que en muchos casos superan los cien años.

Algunos de los beneficios que se atribuyen a la práctica de Ikigai son:

  • Mayor bienestar emocional. Al encontrar nuestro Ikigai disfrutamos más y obtenemos bienestar continuo, lo que se traduce en felicidad.
  • Aumenta la autoestima. Al hacer lo que nos gusta y tener un propósito en la vida sentimos alegría y autorrealización.
  • Adquirir nuevas habilidades. Buscaremos continuamente nuevos retos, encontrando nuevas habilidades y disfrutando cada día con el aprendizaje.
  • Trabajar en lo que nos gusta. Esto es una gran ventaja, ya que nos sentiremos bien día a día mientras tratamos de conseguir nuestros objetivos.
  • Realismo. Tendremos que tener claras nuestras necesidades y las cosas a las que debemos renunciar, consiguiendo a cambio la felicidad de saber cuál es nuestro propósito en la vida.

Como hemos visto, Ikigai es una técnica japonesa que consiste en encontrar el objetivo o sentido de la vida. Para ello, se tienen en cuenta las habilidades, pasiones, necesidades de la sociedad y posibilidad de remuneración. Uniendo las cuatro áreas se consigue Ikigai. Para encontrar el Ikigai hay que hacer un análisis continuo, dejar que te guíe, saber que no serás feliz todo el tiempo y dejar a un lado los prejuicios. Así conseguirás beneficiarte de ventajas como mayor bienestar emocional y mejor autoestima, entre otras.