Liquidez

por Software DELSOL

La Liquidez es, según el diccionario de la Real Academia Española la “relación entre el conjunto de dinero en caja y de bienes fácilmente convertibles en dinero, y el total del activo, de un banco u otra entidad”.

Por lo tanto, la liquidez es la disponibilidad de bienes materiales que, por su naturaleza, nos permiten realizar pagos en dinero de manera inmediata o a muy corto plazo.

Así podemos hablar de grados de liquidez: un activo es:

  • Totalmente líquido cuando es dinero (en nuestra caja o banco) o depósitos o títulos que pueden convertirse en dinero de manera inmediata y segura.
  • Muy líquido si hablamos de depósitos, letras, pagarés, cheques, suscripciones de fondos u obligaciones que puedan ser convertidos en dinero con facilidad en un plazo corto, aunque no inmediato.
  • Muy poco líquido en el caso del activo no corriente que, por su naturaleza, no se puede convertir en líquido en absoluto o, en algunos casos, por operaciones que no se pueden programar a corto plazo.

Liquidez en la teoría económica

Podemos hablar de dos tipos de liquidez, según la teoría económica:

  • Liquidez de financiación gracias a ella la empresa dispone de recursos para comprar o invertir. Esta disponibilidad de dinero puede provenir de:
    • Su propio patrimonio.
    • Dinero que le facilita un tercero, normalmente un banco.
  • Liquidez de mercado con la que denominamos la capacidad de una empresa o persona de conseguir dinero líquido a cambio de activos no líquidos (inmuebles, acciones, etc).

La disponibilidad de dinero por empresas y personas en depósitos bancarios, títulos o depósitos a plazo supone la capacidad de la economía donde están para consumir e invertir a lo largo del tiempo, lo que garantiza el buen funcionamiento de la economía.

Para que un negocio realice actos económicos durante un tiempo prolongado debe tener la certeza de que va a poder afrontar sus pagos a lo largo del tiempo, es decir, que va a poder atender sus pagos en el futuro por lo que buscará un respaldo que le de seguridad de que va a afrontar dichos pagos.

Por ello una economía es más sana cuando sus actores (empresas y consumidores) tienen depósitos económicos a plazos mayores.

El mantenimiento del dinero en depósitos bancarios y de otros activos financieros se produce cuando los propietarios de ese dinero quieren mantener dichos depósitos lo que no depende únicamente de los tipos de interés, aunque es un factor importante.

La que quizá sea la razón más importante para que los actores quieran mantener estos depósitos es que mantener su dinero en ellos les resulta necesario si quieren realizar transacciones económicas en el futuro (comprar e invertir), por lo que la existencia de depósitos a corto y largo plazo indica el interés de la sociedad por realizar estas transacciones y la bajada o escasez de estos depósitos nos indica que esa sociedad está perdiendo el interés por sus negocios reduciéndose la actividad económica y guardando el dinero en una caja fuerte o en depósitos en el extranjero.

Liquidez de una empresa

En una empresa el problema de la liquidez es ¿cuál debe ser la proporción entre sus activos líquidos y los que no lo son?.

Esta pregunta es importante porque:

  • Si tenemos demasiada liquidez supone que estamos desaprovechando recursos para producir nuestros bienes o servicios, nuestro inmovilizada sirve para producir (por ejemplo, una máquina que produce lo que vendemos nos es necesaria si nos dedicamos a ello y tiene para nosotros el valor de facilitarnos nuestra actividad, valor que no es el mismo para otros).
  • Si no tenemos suficiente liquidez tenemos un problema porque no podremos afrontar nuestros pagos (ordinarios o extraordinarios) lo que hará que nuestros proveedores de bienes y servicios no confíen en suministrárnoslos y nos puede llegar a bloquear en nuestra actividad económica.

A esta relación entre nuestro patrimonio líquido y no líquido lo llamamos ratio de liquidez que se halla por medio de estudios en nuestras cuentas como:

  • Prueba ácida: ver recursos que consisten en dinero efectivo y disponible (caja y banco cc).
  • Razón ácida: sumando a lo anterior otros activos que no son dinero efectivo pero que podemos convertir de forma inmediata.
  • Razón de efectivo: otros activos no inmediatos pero que podemos liquidar en pocos días.
  • Capital de trabajo neto sobre el total de activo: lo que nos queda para continuar nuestra actividad económica después de pagar todo lo que debemos.
  • Capital de trabajo neto sobre pasivo circulante: nuestro exceso de liquidez para el pago de las deudas inmediatas.
  • Apalancamiento financiero: nuestra capacidad de pago a largo plazo.
  • Razón de endeudamiento: analiza la proporción entre recursos y deudas, discriminando por tipo de deudas (financieras, comerciales, etc) y otros análisis sobre la estructura de nuestro pasivo.
  • Razón de calidad de la deuda: sus plazos, condiciones, etc.
  • Fondo de maniobra: suficiencia del activo circulante para atender nuestras deudas.
  • Situación neta: según la normativa contable y fiscal hay solvencia si nuestro patrimonio es, en total, superior a nuestras deudas.
  • Prueba defensiva: nos dice si podemos atender nuestros pagos inmediatos con nuestros activos líquidos en el momento.
  • Coeficiente de cash-flow sobre deuda: nos dice hasta que punto podemos cancelar todas nuestras deudas (a cualquier plazo) con nuestros activos líquidos en ese momento.
  • Coeficiente de solvencia: que podemos pagar sólo con el activo circulante.
  • Razón de efectivo: proporción entre dinero efectivo en caja y banco y el pasivo circulante.
  • Ratio de tesorería: proporción entre activos que pueden liquidarse en treinta días y el pasivo circulante.
Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.