ContactoZona PrivadaPrecios

¿Qué es el Forfaiting?

cenefa
cenefa

Porque te lo mereces...
30% de descuento

Hasta el 23 de abril.

Oferta exclusiva para contratos anuales.

No acumulable a otras promociones ni válido para renovaciones.

¡Lo quiero ya!
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
11 de enero de 2021

El forfaiting es una operación que consiste en la que una empresa exportadora cede, a una entidad bancaria, determinados documentos que implican un compromiso de pago (letras, pagarés, etc). Las promesas de pago vienen por parte de la empresa importadora que ha adquirido la mercancía por parte de la exportadora, mientras que la entidad financiera (llamada forfaiter en este contexto) asume todo el riesgo de la operación.

¿Es el forfaiting una operación realmente rentable para empresas y bancos?

La empresa exportadora que realice una operación de forfait tiene la tranquilidad y seguridad de que va a cobrar por su venta, ya que todo el riesgo recae sobre la entidad financiera. Pese a ello, los ingresos recibidos no serán los mismos que si hubiesen realizado una venta directa a la importadora, ya que los bancos aplicaran una comisión relacionada con el riesgo que asumen al recibir las obligaciones de pago.

Por otro lado, la entidad financiera involucrada se beneficia económicamente del importe equivalente a las comisiones que acabamos de mencionar, pero se pueden enfrentar a problemas relacionados con impagos o costes extra derivados de los tipos de cambio internacionales, ya que este tipo de operación está vinculada al comercio exterior.

Características generales del forfaiting

  • Desde el punto de vista de la empresa cedente (exportadora), una operación que iba a ser realizada en el largo plazo se transforma al corto plazo ya que, cuando la entidad bancaria asume las obligaciones de pago, la compañía queda totalmente liberada, recibiendo su pago de manera anticipada.
  • Empresa exportadora y banco deben firmar, de manera previa, un contrato en el que se especifique todo lo relacionado con la operación, como las condiciones en las que se va a realizar, el importe correspondiente a las comisiones y todos los posibles gastos.
  • A la hora de realizar el pago por los derechos de cobro, el banco o forfaiter se convierte en el poseedor legítimo de los mismos, mientras aplica las comisiones pactadas en el contrato.
  • Dependiendo de las características de la operación (riesgo de la empresa importadora, naturaleza de la mercancía, regulaciones políticas de los países, ...), las entidades bancarias aplicarán distintas condiciones, generalmente aplicando comisiones más elevadas en las situaciones donde corran un mayor riesgo.
  • Los bancos suelen solicitar a las empresas exportadoras un avalista que asuma de forma subsidiaria el riesgo de impago.
  • El forfaiting es una operación sin recurso, es decir, en caso de que la empresa importadora no pague lo que le corresponde, la entidad financiera no tiene ningún tipo de opción para reclamar a la exportadora, por lo que el riesgo para los bancos en este tipo de situaciones es considerablemente elevado.

Diferencias entre forfaiting y factoring

El factoring es una operación de financiación muy similar al forfaiting, en la que las empresas ceden, a alguna entidad financiera, créditos a cobrar, a cambio de un importe pactado previamente.

La principal diferencia entre ambas, pese a que la definición pueda ser casi idéntica, es que en el factoring se ceden facturas de clientes, mientras que en el forfaiting se utilizan obligaciones de pago futuras. Otras de las diferencias más importantes entre ambas operaciones son las siguientes:

  1. Las operaciones de factoring no suelen anticipar pagos de larga duración, y en muchas ocasiones no se aceptan a más de 6 meses, mientras que en el forfaiting se llegan a firmar contratos que adelantan los pagos de acuerdos con varios años de duración.
  2. Como hemos mencionado anteriormente, el forfaiting se realiza siempre sin recurso. En el caso del factoring, este también puede llevarse a cabo con recurso, caso en el que, si el deudor no cumple con su obligación de pago, será la empresa exportadora la que asuma el riesgo de insolvencia del cliente, quedando la entidad financiera libre de riesgo.
  3. Mientras que el forfaiting se utiliza en el comercio exterior, el factoring también es aplicado en operaciones a nivel nacional.

¿Existe algún tipo de limitación temporal para los instrumentos de pago en una operación de forfaiting?

A nivel jurídico, no existe ninguna normativa que especifique algún tipo de límite temporal aplicado a los documentos utilizados en una operación de forfaiting. Su vencimiento es variado y depende de varios factores pero, generalmente, suele estar comprendido entre un periodo de 3-4 meses hasta los 7 años de duración.

Hay muchos factores que condicionan la fecha del vencimiento, los cuales serán previamente estudiados por la entidad financiera para decidir si se va a conceder el forfaiting y a qué tasa de descuento se va a hacer. Algunos de ellos son: el carácter de la mercancía, las condiciones del país al que pertenece la empresa importadora o el riesgo que presente tanto el deudor como el avalista.

El forfaiting es una operación habitual para las empresas activas en el comercio exterior. Pese a que les excluye del riesgo vinculado a la morosidad y permite que se despreocupen de toda la gestión del cobro, la obligada contratación de un avalista y las comisiones que pueda aplicar la entidad financiera son condicionantes muy importantes que, pese a los beneficios que trae, pueden provocar que el coste de la operación sea muy elevado.