Tratamiento contable de una línea de crédito

por Software DELSOL

Como empresas, podemos recurrir a las líneas de crédito como una herramienta de financiación útil y accesible cuando necesitamos liquidez en el corto plazo. Y como toda actividad, debe estar correctamente anotada en la contabilidad de la empresa.

Si somos una PYME, el tratamiento contable de una línea de crédito nos puede suponer un desafío si nunca antes habíamos recurrido a este método de financiación. Pero no tenemos de qué preocuparnos, los asientos contables que debemos utilizar para realizar una buena anotación contable de las líneas de crédito son realmente simples de hacer.

¿Pero qué es una línea de crédito y por qué se usan?

Una línea de crédito es una cuenta corriente que podemos abrir en cualquier entidad financiera para conseguir liquidez para nuestras operativas a corto plazo. Dicho de otro modo, es una cuenta que el banco nos ofrece para endeudarnos —de una forma similar a un préstamo— hasta un límite marcado por contrato y que nos comprometemos a pagar sus intereses y comisiones en el plazo temporal establecido en el mismo.

Las líneas de crédito siempre son a corto plazo, con una duración que va desde los 6 meses a los 2 años de duración. Siendo posible renovarlas una vez llegado el vencimiento de la línea concedida.

¿Qué ventajas tienen las líneas de crédito?

El principal beneficio para las empresas de las líneas de crédito es que otorga la liquidez que necesite, sin comprometerse de la misma manera que haría con un préstamo.

A efectos prácticos las líneas de crédito actúan como préstamos pero con la diferencia de que la gran parte de los intereses se pagan sobre la cantidad de dinero utilizada, y no sobre el total del capital disponible para su uso por la empresa.

De esta forma, si no utilizamos toda la línea de crédito concedida, los intereses serán menores. Ahora bien, cabe recordar que estos instrumentos financieros a corto plazo no están recomendados como una manera eficiente de financiarse de manera habitual. Aunque puedan ser muy útiles para algunas empresas o sectores.

¿Qué cuentas se pueden utilizar en el  tratamiento contable de las líneas de crédito disfrutadas por una empresa?

Una vez que tenemos claro que vamos a emplear este método de financiación para nuestra actividad comercial, debemos hacer las anotaciones contables correspondientes.

Para ello, utilizaremos los asientos contables para reflejar los movimientos realizados en las cuentas correspondientes. Las cuentas que se pueden emplear al reflejar la línea de crédito son:

  • Cuenta 520: deudas a corto plazo por crédito dispuesto. Se emplea cuando dispongamos de cualquier cantidad de dinero a nuestra disposición. Deberemos indicar el importe utilizado con abono a una cuenta acreedora donde se indicará la deuda que estamos adquiriendo por emplear ese capital.
  • Cuenta 513: deudas a corto plazo con entidades de crédito asociadas. Similar a la anterior, pero asociadas a la compañía. Lo frecuente es la 520.
  • Cuenta 662: intereses de deudas  y cuenta 527: intereses a corto plazo de deudas con entidades de crédito. El gasto financiero asociado al capital utilizado tendrá que anotarse en esta cuenta para quedar constancia de la liquidación de los intereses con abono a tesorería. También puede reflejarse al cierre de ejercicio usando en ese caso la cuenta acreedora 527: Intereses a corto plazo de deudas con entidades de crédito.
  • Cuenta 626: Servicios bancarios y similares. Si existen comisiones de apertura —lo harán— debemos anotar en el debe el importe de la misma.
  • Cuenta 623: Servicios profesionales independientes. Es posible que también debamos hacer frente al pago de los servicios de un fedatario público para disfrutar de la línea de crédito.
  • Cuenta 572: Bancos c/c. Es la cuenta bancaria que empleamos para abonar los distintos pagos de servicios. Por ejemplo, el pago de las comisiones de la cuenta 626 o el fedatario público de la cuenta 623.

Entendiendo mejor el tratamiento contable de una línea de crédito

Vamos a imaginarnos un ejemplo ficticio para entender mejor cómo se llevaría a cabo el tratamiento de los asientos contables de una línea de crédito concedida a nuestra empresa.

A nuestra empresa le conceden una línea de crédito de 100 000 € el 1 de diciembre de 2020. Nos cobran una comisión de apertura de 80 € y tenemos un gasto por servicios de registro público por importe de 100 €.

La entidad financiera nos aplica un 1 % TAE sobre el dinero no utilizado y un 8 % sobre el capital empleado de la línea de crédito.

El contrato marca que los intereses los pagaremos semestralmente y que renovamos el contrato de manera anual. Veamos cómo haríamos el tratamiento contable de esta línea de crédito ficticia.

El asiento que debemos hacer primero es el de apertura de la línea y sus gastos correspondientes, abonados por banco en la cuenta corriente.

A 1 de diciembre:

  • DEBE: 80 Servicios bancarios y similares (626) por comisión de apertura
  • DEBE: 100 Servicios profesionales independientes (623) por el registro
  • HABER: 180 Bancos c/c (572) por el pago vía banco de los servicios anteriores

Una vez acabado el año, incluso si no hay un uso de la línea, se deben de pagar los intereses.

El mes de diciembre sería el 1 % TAE de la cantidad no dispuesta (100 000€).

100 000 x 1 % = 1000 € => De los cuales la parte proporcional al mes de diciembre sería 1/12 (un mes de doce).

1000 /12 = 83,33 € a pagar desde la cuenta del banco.

A 31 de diciembre:

  • DEBE 83,33 (662) Intereses de deudas
  • HABER 83,33 (572) Intereses a corto plazo con entidades de crédito

A 1 de marzo:

En marzo en la empresa recurrimos a 50 000 € de la línea de crédito. Es decir, en el banco entra el dinero y se anota en la línea como una deuda. Lo anotamos así:

  • DEBE 50 000 (572) Intereses a corto plazo con entidades de crédito
  • HABER 50 000 (520)

A 31 de mayo:

A mitad de vida de la línea de crédito, pagamos los intereses (que eran semestrales), tanto de la parte dispuesta como de la no dispuesta.

Como hemos disfrutado durante 3 meses de 50 000 €, debemos de pagar el 8 % de interés y el 1 % sobre el capital que no hemos empleado.

Por lo disfrutado: 50 000 * 8 % = 4000 €

Prorrateado a 3 meses: 4000 * 3/12 = 1000 €

Por el dinero no usado: 50 000 * 1 % = 500 €

Prorrateado a 3 meses. 500 * 3/12 = 125 €

Debemos de calcular el dinero por meses según estaba disponible. Es decir, en enero y febrero eran 100 000 €, mientras que en los siguientes meses eran 50 000 € porque la otra cuantía se había empleado para financiar las operaciones de la empresa.

Por lo tanto en los 2 primeros meses:

100 000 x 1 % = 1000 €

1000 * 2/12 = 166,67 €

Y en los tres meses del año vigente que quedaban hasta completar el semestre de la línea de crédito:

50 000 x 1 % = 500  €

500 * 3/12 = 125 €

El total de intereses a pagar es la suma del interés del capital dispuesto como no dispuesto durante ese tiempo.

En nuestro caso: 1000 € (dinero disfrutado), 500 € (dinero disponible aún tras usar la línea de crédito) y 166,67 (por el capital no usado en enero y febrero).

Es decir, que al vencer el semestre, y llegar el momento del pago de los intereses generados durante esos 6 meses de vida de la línea de crédito, los intereses ascienden a 1666,67 €.

El tratamiento contable de la línea de crédito en este punto es el siguiente:

  • DEBE 1666,67 (662) Intereses de deudas
  • DEBE 83,33 (527) Intereses a corto plazo con entidades de crédito
  • HABER 1666,67 (572) Bancos c/c

De esta manera, se registra el pago de los intereses generados tanto durante el mes de diciembre como del periodo del año actual y su pago vía cuenta corriente.

Final de la línea de crédito

Vamos a suponer que nuestra empresa no necesitó hacer más uso de la línea concedida, por lo que solo nos queda pagar los intereses generados, y cerrar el asiento contable de la línea de crédito como corresponde.

En caso de usar más veces la línea, sería repetir lo que está escrito arriba. Anotando los intereses para abonarlos en el vencimiento acordado.

Lo primero es calcular el importe. Hemos recurrido 50.000 €, y tenemos otros 50.000 disponibles. Por lo que calculamos los intereses anuales y calculamos la parte proporcional a los 6 meses.

50 000 * 1 % = 500 € y 50 000 * 8 % = 4000 €

La parte proporcional serían 6/12, es decir, la mitad. Por lo que pagaríamos 250 € por el dinero no empleado y 2000 € por el capital utilizado por la empresa.

El asiento:

  • DEBE 2250 (662) Intereses de deudas
  • HABER 2250 (572) Bancos c/c

Con esto, ya hemos anotado el pago de todos los intereses existentes. Ahora solo nos queda cancelar la línea de crédito que teníamos abierta.

  • DEBE 100 000 (520) Deudas a corto plazo por crédito dispuesto
  • HABER 100 000 (527) Bancos c/c

De esta manera, ya tenemos anotado correctamente toda la vida de la línea de crédito. Si en este momento se volviese a renovar, sería repetir el proceso tal como hemos visto.

Como vemos, las líneas de crédito son relativamente sencillas de anotar. Lo único que tenemos que tener en cuenta son las fechas, y calcular correctamente la parte proporcional que corresponde al capital empleado y al no disfrutado.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Descarga ContaSOL

Más información

El blog en tu email

Suscríbete para recibir la newsletter mensual directamente en tu email.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Comparativa software de gestión
  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Desarrolladores
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2020
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de Uso Generales
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001 | Calidad
iQnet
iQnet Sr10
Confianza ONLINE
Great Place to Work
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".