ContactoZona PrivadaPrecios

¿Cómo afectará la reforma de la Seguridad Social en la jubilación?

cenefa
cenefa
KIT DIGITAL,
este año finaliza el plazo para obtener tu bono
 
CONSIGUE EL TUYO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
3 de mayo de 2021

Para mantener el sistema público de pensiones en un momento de recesión económica como el que estamos viviendo (y el cual, con total seguridad, se extenderá durante varios años), es necesario hacer un recorte en los gastos del Estado. Para ello se va a incentivar estar trabajando más allá de la edad legal de jubilación o, lo que es lo mismo, se va a establecer una edad legal de jubilación mayor de la estipulada hasta el momento. Por otro lado, y con el mismo objetivo, se penalizará gravemente a aquellos trabajadores que se jubilen de forma anticipada.

Todas estas medidas que tienden a mejorar la financiación de la Seguridad Social se han introducido en el Pacto de Toledo para la reforma de las pensiones. No obstante, este acuerdo es de mínimos, ya que tan solo servirán para mantener el sistema de pensiones hasta el año 2025 aproximadamente.

Sistema bonus malos para las jubilaciones

Como ya se ha adelantado, se pretende incentivar seguir trabajando más allá de la edad de jubilación, por lo que se ha introducido un sistema bonus malos para las jubilaciones. Así, aquellas personas que continúen trabajando después de haber cumplido la edad legal de jubilación, podrán aumentar su pensión de jubilación hasta un 4 % por cada año que se hubiera cotizado más allá de la edad legal de jubilación.

Aunque a priori este incentivo pueda parecer atractivo, lo cierto es que la decisión del trabajador de seguir trabajando o no más allá de la edad legal de retiro dependerá del tipo de trabajo y del sector al que se dediquen. Así, los trabajadores que tienen un trabajo más físico difícilmente podrán alargar mucho más allá de la edad legal de jubilación su retiro. Sin embargo, sí es cierto que existen fórmulas intermedias que son beneficiosas tanto para el propio trabajador como para la Seguridad Social: la media jornada.

Igual que los empleados que se jubilan más allá de la edad legal tienen una serie de beneficios, aquellos que optan por la jubilación anticipada tendrán que hacer frente a fuertes penalizaciones. Así, estos trabajadores verán mermada notablemente su pensión de jubilación.

¿Cómo cambia la edad de jubilación?

A partir del 1 de enero de 2021, para poder acceder al 100 % de la pensión de jubilación es necesario haber cumplido los 66 años. Así pues, continúa el retraso progresivo de la edad legal de jubilación, así como también aumentan de forma progresiva los años cotizados a efectos del cálculo de la pensión de jubilación.

En definitiva, la edad legal de jubilación es de 66 años para aquellas personas que hubieran cotizado menos de 37 años y 3 meses. Sin embargo, aquellas personas con 65 años cumplidos o por cumplir en 2021 que hubiera cotizado 37 años y 3 meses o más podrá jubilarse a la edad de 65 años.

¿Qué requisitos se han de cumplir para poder acceder a la jubilación parcial, la anticipada voluntaria y la anticipada involuntaria en 2021?

Para poder acceder a la jubilación parcial en el año 2021 se deberán cumplir una serie de requisitos. Son los siguientes:

  • Tener 62 años o más.
  • Tener cotizados 35 años y 3 meses o más.
  • Tener cotizados 33 años, siempre que el trabajador hubiera cumplido 63 años.

Sin embargo, para poder solicitar en 2021 la jubilación anticipada voluntaria se deberán cumplir otros requisitos. Son los siguientes:

  • Tener 64 años o más.
  • Haber cotizado 35 años o más.

Para poder acceder en 2021 a la jubilación anticipada involuntaria se deberán cumplir una serie de requisitos. Son los siguientes:

  • Tener 62 años o más.
  • Haber cotizado 33 años o más.

¿Cómo se calcula la pensión de jubilación tras la reforma de la Seguridad Social?

Para calcular las pensiones en el año 2021 se tendrán en cuenta los últimos 24 años que el trabajador hubiera cotizado a la Seguridad Social, los cuales formarán parte de la base reguladora o, lo que es lo mismo, la suma de las bases de cotización durante ese periodo de 24 años.

Sin embargo, en el caso de la jubilación anticipada la pensión de jubilación se verá mermada. En concreto, se aplicarán los siguientes coeficientes reductores dependiendo de los años efectivamente cotizados a la Seguridad Social:

  • 44 años y medio cotizados o más: se aplica un coeficiente reductor de un 6,5 % por cada año que falte hasta cumplir los 65 años.
  • Entre 41 años y medio y 44 años y medio cotizados: se aplica un coeficiente reductor de un 7 % por cada año que falte para los 65 años.
  • Entre 38 años y medio y 41 y años y medio cotizados: se aplica un coeficiente reductor de un 7,5 % por cada año que falte para los 65 años.
  • Menos de 38 años y medio cotizados: se aplica un coeficiente reductor de un 8 % por cada año que falte para los 65 años.

Aunque quizá insuficientes, sin duda estas medidas ayudarán a paliar el estado de déficit en que se encuentra la Seguridad Social, haciendo del sistema público de pensiones un sistema más sostenible.