ContactoZona PrivadaPrecios

Cómo conseguir un anticipo de dinero

cenefa
cenefa
Gratis KIT DIGITAL
 

Contrata en junio y estarás preparado para facturar en 2025.

Con KIT DIGITAL, digitaliza tu empresa y automatiza procesos. Si aún no tienes tu bono, te ayudamos a gestionarlo.

MÁS INFO
Avatar de Software DELSOLSoftware DELSOL
29 de enero de 2020

Dada la rapidez con la que vivimos en la sociedad actual, estamos acostumbrados a conseguir las cosas de manera instantánea. Y no sólo eso, sino es que, además, en ocasiones, si no somos rápidos, si dedicamos mucho tiempo a pensar en vez de actuar o si algo nos impide dar el paso en un momento determinado, podemos perder alguna oportunidad.

Y es que las oportunidades van y vienen, pero nuestra capacidad adquisitiva es independiente de ellas. Por ello, puede que en algún momento de nuestra vida nos encontremos con una oportunidad, incluso una necesidad, o quizás un capricho, para el que necesitamos un dinero del que no disponemos en ese momento.

Dado que es altamente frustrante dejar pasar una oportunidad por falta de liquidez, a sabiendas de que en un breve período de tiempo contaremos con la cantidad necesaria, pero la oportunidad se habrá esfumado, vamos a realizar un paseo sobre las formas de conseguir un anticipo de dinero.

Solicitar un anticipo a tu empresa

En los casos en los que estemos trabajando por cuenta ajena y tengamos un contrato laboral completamente ajustado a derecho, podemos solicitar un anticipo a nuestra empresa. Es un derecho recogido en el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores, que permite a los mismos solicitar la percepción del salario del trabajo ya realizado antes de que llegue el día señalado para el pago.

No obstante, este derecho contiene algunas restricciones. Así, hemos de tener en cuenta que se trata de una solicitud extraordinaria o puntual, frente a una situación específica y concreta para la que no tenemos liquidez suficiente, en ningún caso puede tomarse como un hábito. En todo caso, ante supuestos excepcionales, la empresa deberá responder sin poner inconvenientes y con cierta rapidez, aunque esta petición trastocará el funcionamiento habitual de la empresa, por lo que no será de extrañar que manifieste cierta reticencia o que incluso pida algún tipo de justificación.

Otra limitación, además de la excepcionalidad de la petición, es que este derecho se reconoce respecto de la nómina mensual, pero no respecto de las pagas extraordinarias.

Por último, es importante tener en cuenta que, de acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores, este anticipo se refiere a las cantidades relativas al trabajo ya realizado y aún no percibido. Por tanto, será un adelanto respecto a las cantidades devengadas desde el primer día de mes, hasta el día de la solicitud.

Asimismo, cada convenio colectivo puede regular este extremo en concreto, añadiendo mejoras, por lo que es importante consultarlo para conocer nuestras condiciones concretas.

Solicitar un microcrédito

Una manera de conseguir un crédito rápido y evitando burocracia y papeleos, es recurrir a un microcrédito o micropréstamo. Nos referimos a pequeños préstamos que no se conceden por entidades financieras o bancos, sino por empresas telemáticas especializadas.

Permite conseguir pequeños anticipos para hacer frente a imprevistos. Estos préstamos son rápidos, de manera que se adaptan a la perfección a las exigencias y necesidades de la sociedad actual, ya que eliminan los tediosos procesos de solicitud y concesión, en los que se genera gran cantidad de papeleo y se prolongan en el tiempo.

Se caracterizan por su rapidez, el proceso no se alargará más de unos días, su sencillez, al no exigir trámites y amplia documentación, la ausencia de avales o garantías, los bajos intereses, la privacidad, ya que no ha de especificarse el destino que se le dará a los fondos, la comodidad de los plazos de devolución, que se suelen acomodar a las necesidades del cliente, y, para finalizar, también se caracterizan por su tramitación online.

Para obtener uno de estos microcréditos, hemos de dirigirnos a alguna de las entidades crediticias que pueden encontrarse en internet, y consultar los requisitos que cada una establezca. Por lo general, se exigirá una fuente regular de ingresos, ya sea una nómina o pensión y ser mayor de edad. También, por supuesto, no haber disfrutado de otro micropréstamo en el pasado sin haber cumplido los plazos de devolución, por lo que, hemos de asegurarnos de cumplir con los plazos exigidos, no sólo para no incurrir en un incumplimiento de contrato, sino también para poder utilizar este medio en el futuro si volvemos a necesitarlo.

A través de tu entidad bancaria

Para aquellos que no se llevan bien con la tecnología y que no quieren pedirle favores a su jefe, algunas entidades bancarias cuentan con el servicio de adelanto de nómina para los clientes que tengan una cuenta bancaria y su nómina domiciliada en su entidad. El crédito suele ser instantáneo y los intereses bajos, no obstante, la cantidad concedida normalmente dependerá del valor de la nómina.

Las condiciones concretas variarán en función de la entidad bancaria, por lo que deberemos consultarlo, aunque es habitual que el banco exija una antigüedad mínima en la domiciliación de la nómina para la concesión de estos pequeños créditos.

Como hemos visto, existen opciones para conseguir liquidez de manera inmediata para hacer frente a imprevistos, caprichos u oportunidades. Únicamente debemos valorar si la situación realmente lo merece y escoger la vía que más se ajuste a nuestras circunstancias.