ContactoZona PrivadaPrecios

Criterios de hacienda para redactores y conferenciantes

cenefa
cenefa
  • Facturación Electrónica,
  • Ley Crea y Crece,
  • Ley Antifraude...

No esperes al último momento, adáptate ya

GRATIS con Kit Digital

ME INTERESA
Avatar de Software DELSOL
12 de noviembre de 2019

El cómo deben tributar a Hacienda los redactores de textos y los conferenciantes es un tema bastante problemático.

Legislación del Impuesto sobre la Renta y del IVA

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, con la Ley del IRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) en la mano los rendimientos económicos que reciben redactores y conferenciantes no son rendimientos de actividades económicas sino del trabajo, a tenor literal de lo que dice el art. 17 de dicha Ley que establece en su punto dos que “En todo caso, tendrán la consideración de rendimientos del trabajo: […] c) Los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares. y d) Los rendimientos derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación”.

Aunque la relación de estos redactores y conferenciantes con las personas que contratan sus servicios no es una relación laboral propiamente dicha (a tenor de lo dispuesto por el art. 1 del Estatuto de los Trabajadores, RD Legislativo 2/2015, de 23 de octubre), habitualmente, su pago se hará mediante presentación de factura en la que habrá que imputar el IVA al tipo general y la retención de IRPF.

A pesar de lo que acabamos de exponer en el párrafo anterior queda muy claro, del tenor literal del art. 17 de la Ley del IRPF antes citado, que redactores y conferenciantes no obtienen rendimientos empresariales ni profesionales (sino que se consideran rendimientos del trabajo) y, por lo tanto, no deberían estar obligados a darse de alta en el censo de actividades ni presentar las autoliquidaciones y declaraciones previstas para este tipo de actividad, lo cual es muy difícil de casar con el hecho de que presenten, para cobrar, facturas con IVA porque para ello sí deben estar dados de alta y presentar sus autoliquidaciones periódicas.

Entendemos que todo lo que hemos expuesto hasta aquí es bastante lioso y contradictorio, por un lado sí y por otro no. Sin embargo lo vamos a resolver en el punto siguiente.

Las obligaciones con la Seguridad Social

Lo que es incuestionable es que, en España, cualquiera que perciba un rendimiento económico por una actividad como trabajador está obligado a cotizar, de una manera o de otra, a la Seguridad Social; si es un trabajador por cuenta ajena, en una empresa, estará en el Régimen General y cotizarán él y la empresa todos los meses y si lo es por cuenta propia deberá darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y cotizar también todos los meses.

Para colaboraciones esporádicas por cuenta ajena existen regímenes especiales dentro del general como el de Artistas, en los que la empresa presentará cotizaciones por los días de espectáculo o ensayos.

En el caso que nos ocupa, de redactores y conferenciantes, no existe ningún régimen especial, como el que hemos citado para los artistas; para la Seguridad Social los redactores y conferenciantes están obligados a cotizar en el Régimen de Autónomos y, para darse de alta en este Régimen, deben presentar un alta en el Censo de empresarios y profesionales de la AEAT, por lo que no tienen otra alternativa que darse de alta y tributar como profesionales también en Hacienda, diga lo que diga el art. 17 de la Ley del IRPF.