ContactoZona PrivadaPrecios

Retenciones de IRPF a profesionales

cenefa
cenefa
  • Facturación Electrónica,
  • Ley Crea y Crece,
  • Ley Antifraude...

No esperes al último momento, adáptate ya

GRATIS con Kit Digital

 
ME INTERESA
Avatar de Software DELSOL
1 de mayo de 2020

Si entre nuestros proveedores tenemos a profesionales autónomos, estaremos familiarizados con el concepto de retención en factura por IRPF.

La retención es el descuento que se realiza en la factura recibida la hora de pagar a nuestro proveedor, a cuenta de su impuesto de la renta, y que deberemos ingresar trimestralmente en hacienda a través de la presentación del modelo 111, comunicando esta información igualmente a la administración tributaria en el modelo anual 190.

Esta retención a aplicar suele tener un porcentaje fijo general del 15%, y se debe aplicar en todo caso, independientemente del importe de la factura y en todos aquellos servicios que la norma define como profesionales y que el público general asocia con las profesiones liberales: economistas, asesores, abogados, artistas, etc.

No existe un “mínimo exento” en el caso de actividades profesionales por debajo del cual no haya obligación a retener en una factura.

Podemos encontrarnos con algún profesional que nos emita factura con retención del 7%. Efectivamente, la norma tributaria permite esta situación en aquellos casos en que los profesionales cumplan dos requisitos:

  • Que se encuentren en el inicio de su actividad. Se define este periodo como el ejercicio o año en el que se da de alta en la actividad y los dos siguientes ejercicios completos.
  • Que durante el ejercicio anterior no se haya realizado ninguna actividad profesional. Esto permite que un profesional pueda disfrutar de esta retención reducida más de una vez a lo largo de su vida activa.

Es importante que, si tenemos algún proveedor de servicios dentro de este grupo del 7%, nos debe entregar un documento en el que certifique que se encuentra en esa situación y cumple todos los requisitos previstos en la ley.

Deberemos conservar este documento para evitar problemas con la AEAT al respecto. Si resultara que el proveedor no cumpliera los requisitos de la ley, o tuviéramos un error en el modelo anual 190, tener dicha comunicación de nuestro proveedor de servicios nos ayudará ante la AEAT. No olvidemos que, en definitiva, el obligado a retener de forma correcta es el pagador.

Desde Reviso es posible gestionar fácilmente todos las operaciones de profesionales con retenciones, con vistas a su correcta contabilización, ya que es posible asociar cada proveedor a un grupo de proveedores específico, según el porcentaje de retención a aplicar.