Contrato de trabajo, el articulo con todas las claves

por Software DELSOL

En este artículo vamos a conocer las principales modalidades de contratos de trabajo existentes en nuestra legislación, no sin antes dar unas pinceladas sobre el propio concepto, lo que nos ayudará a seguir profundizando en este tema. Los contratos de trabajo no son más que los acuerdos a los que llegan empresas y empleados, generándose ciertos derechos y obligaciones entre ambos, principalmente enfocados a fijar cuestiones como la naturaleza de la labor a realizar, los horarios, el salario, el periodo vacacional o la propia duración del contrato.

En los últimos años se debatió intensamente sobre las ventajas que tendría simplificar las tipologías de contratos, ya que existían decenas de estas que hacían complejo el entendimiento para ambas partes. Finalmente, los tipos de acuerdo siguen manteniéndose, pero los modelos de contrato se han reducido a 4 fundamentales: indefinido, temporal, de prácticas y formativo. El resto de derivados están englobados dentro de estos cuatro grandes grupos, a los que pueden añadirse diferentes características y cláusulas específicas que les confieren una singularidad propia.

  • Contratos indefinidos: Son los que se acuerdan sin fijar una duración o fecha prevista para finalizar los servicios por parte del trabajador. Sin lugar a dudas, este contrato es al que aspira cualquier empleado, ya que le ofrece una estabilidad y condiciones laborales que no le otorgará ningún otro. El acuerdo puede ser verbal o escrito (a no ser que la ley diga lo contrario en casos particulares), y es uno de los más usados ya que ofrece a la empresa más bonificaciones por parte del Gobierno.

    El periodo de prueba estará estipulado en el convenio colectivo correspondiente, siendo menor de 6 meses para titulados y de 2 para el resto de empleados, en caso de no especificarse en el convenio.

    La extinción del contrato es otro punto importante a valorar, ya que la parte interesada en cesar la actividad debe comunicarlos con 15 días de antelación al menos, siempre que el contrato sea de 1 año de duración como mínimo.

    También es fundamental conocer que, sea cual sea el origen o formato del contrato acordado entre las partes, los trabajadores pueden adquirir la condición de fijos de manera natural, resumiendo entre los motivos más habituales:

    • Haber superado el periodo legal de prueba que le corresponda al trabajador, sin haber sido dado de alta previamente en la Seguridad Social.
    • Haber sido víctima de un contrato temporal celebrado en fraude de ley.
    • Haber trabajado, de manera continua o no, un total de 24 meses durante los últimos 30 en el mismo puesto.
  • Contratos temporales: Esta tipología está pensada para fijar relaciones por un tiempo específico entre el trabajador y la empresa, lo cual es lo deseable si necesitas fuerza de trabajo para un momento o actividad muy concretos. Los principales contratos temporales pueden desarrollarse a tiempo parcial o completo, y son los tres siguientes:
    • Eventual por circunstancias del mercado: Están enfocados a solventar necesidades derivadas de situaciones como exceso de pedidos, acumulación de tareas y otras circunstancias derivadas de la producción; con un máximo de 6 meses dentro de periodos anuales. Debe formalizarse por escrito, a no ser que el periodo del acuerdo sea inferior a 28 días y a tiempo completo, siendo posible prorrogarlo en tan sólo una ocasión.
    • De obra o servicio: Destinados a la realización de obras y servicios autónomos dentro de la actividad de la empresa, siendo complejo determinar la duración de estos. La obra, su duración, así como las características del trabajo, deben formalizarse por vía escrita, así como las posibles prórrogas que surjan de este. Pueden transformarse en indefinidos, de hecho, si no se cumple este formalismo. En cualquier caso, si esto ocurriera de esta forma, la empresa no tendría derecho a ningún tipo de bonificación.
    • De interinidad: El objetivo de estos no es otro que realizar una sustitución del trabajador manteniendo su puesto de trabajo, teniendo este proceso una causa justificada que será la que marcará la duración del propio contrato. Al igual que en el caso anterior, el contrato deberá ser acordado por escrito; y la jornada puede ser completa o parcial (siempre que el trabajador sustituido también se encuentre en régimen de tiempo parcial).
  • Contratos para la formación y el aprendizaje: Estos persiguen favorecer la inserción laboral de los jóvenes, así como aportar formación durante la relación laboral. De esta manera, se impulsa la formación profesional de los menores de 30 años (disminuirá a 25 años si la tasa de paro no sobrepasa el 15%) que, por su cualificación previa no optan a contratos en prácticas. La duración de estos oscila entre los 6 meses y los 3 años, debiendo ofrecerse formación al empleado que atienda al menos el 25% de la jornada laboral en el primer año, y el 15% del segundo. Las bonificaciones y los incentivos a la contratación indefinida son realmente altos en este caso, llegándose al 100% en cuanto a las cuotas de la Seguridad Social de la Empresa y los trabajadores en formación; así como a reducciones de 1.500 y 1.800 euros en las cuotas durante los 3 años siguientes, en caso de contratar a hombres o mujeres respectivamente.
  • Contratos de prácticas: La finalidad de estos últimos no es sólo ofrecer experiencia profesional al trabajador, sino que está tenga relación directa con el nivel y rama de estudios académicos cursados. La licenciatura, diplomatura, estudios técnicos o títulos equivalentes, deberán haber sido finalizados 4 años antes de la formalización del acuerdo, como mucho, y 6 en el caso de personas con algún tipo de discapacidad. La retribución dependerá del convenio colectivo o, en otro caso, será del 60% en el primer año y del 75% en el segundo, usando como referencia el salario del que disponga cualquier otro empleado que ocupe el mismo puesto. Este tipo de acuerdos deberán llevarse a cabo por escrito, y cabe destacar que cuentan con bonificaciones de hasta el 50% de las cuotas de la Seguridad Social en el caso de contratar a personas con algún tipo de discapacidad.
Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Diciembre Azul

Más información

El blog en tu email

Suscríbete para recibir la newsletter mensual directamente en tu email.

Dónde estamos

Geolit, Parque Científico y Tecnológico
Edificio Software DELSOL · 23620
Mengíbar · Jaén

Centralita: 953 22 79 33
Comercial: 953 21 41 00

Área Comercial

  • Distribuidores
  • Colaboradores
  • Preguntas frecuentes

Atención al Cliente

  • Soporte técnico
  • Zona Privada
  • Utilidades

Software DELSOL

  • Acerca de Software DELSOL
  • Descárgalo gratis
  • Responsabilidad Social
  • Trabaja con nosotros
  • Resultados encuestas 2018
  • Boletín DELSOL
  • Contacto

Políticas

  • Política de Gestión
  • Política de Privacidad
  • Política de Seguridad
  • Términos de uso generales de Nube10
  • Condiciones Generales de Contratación
  • Política de Cookies
Idioma
  • eses
  • caca
Microsoft Partner
Aenor 27001
Aenor 9001
iQnet
iQnet Sr10
Confianza ONLINE
  • linkedin
  • youtube
Software DELSOL, S.A. utiliza cookies propias y de terceros con finalidad analítica y de marketing. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en el botón "Configurar".