Plan de pensiones

por Software DELSOL

Un plan de pensiones es un contrato donde su beneficiario adquiere el derecho a recibir una renta vitalicia o un capital cuando se jubile (y en otros casos como viudedad, orfandad o invalidez) existiendo una obligación de contribuir al plan hasta ese momento con aportaciones económicas (habitualmente periódicas) dentro de unos límites legalmente establecidos.

Su regulación en España se encuentra en la Ley de Planes y Fondos de Pensiones (RD Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre).

Son contratos privados y, aunque también se les llama planes de jubilación, está prohibido que sustituyan las prestaciones de jubilación de la Seguridad Social en el régimen que sea aplicable. Deben ser un complemento de éstas, cuando deban existir (tanto las de la Seguridad Social como las de otros organismos públicos, como MUFACE, o mutualidades profesionales).

Un fondo de pensiones es un patrimonio que existe únicamente para atender a los planes de pensiones y que está gestionado y controlado por una entidad gestora (art. 13 de la Ley), habitualmente una entidad financiera.

Existen también fondos de pensiones abiertos que no están vinculados a un plan de pensiones concreto, sino que se utilizan para canalizar inversiones de otros fondos de pensiones.

Por lo tanto, el fondo de pensiones, al ser un patrimonio, está compuesto por propiedades que pueden ser inmobiliarias (edificios, locales, fincas, etc) o inmobiliarias (acciones, participaciones sociales, bonos, títulos de deuda pública, etc.). Estas inversiones están limitadas y reguladas reglamentariamente, la Ley (art. 16) establece que, al menos el 70% de la inversión debe hacerse en títulos de mercados regulados, depósitos bancarios, créditos concedidos con garantía hipotecaria o inmuebles.

La relación y comunicación entre un plan de pensiones y el fondo de pensiones que le da soporte estará regulada por el contrato y deberá cumplir las normas reglamentarias que la regulan (art. 10 de la Ley), bajo la supervisión y vigilancia, siempre, de una comisión de control del plan de pensiones.

Clases de planes de pensiones

El art. 4 de la Ley clasifica los planes de pensiones según quién los contrata:

  • De empleo, son planes contratados por una empresa para sus trabajadores. También pueden promoverlo varias empresas de manera conjunta y en común para los trabajadores. Pueden crearse, dentro del plan de pensiones de la empresa, subplanes con diferentes aportaciones y diferentes prestaciones para diferentes categorías de trabajadores.
  • Sistema asociado, los promueven asociaciones o sindicatos para sus socios o afiliados.
  • Individual, están creados por bancos u otras entidades financieras y sus partícipes son clientes (cualquier persona) que se adhiera a ellos.

Otra clasificación, por las obligaciones que produce, es:

  • Planes de prestación definida, se contratan las cuantías que van a recibir sus beneficiarios.
  • Planes de aportación definida, se definen por las aportaciones al plan que hagan (sus promotores o partícipes) y las prestaciones a recibir en su momento dependerán de estas aportaciones.

Los planes de sistema individual sólo podrán ser de aportación definida.

  • Planes mixtos, donde en parte se contratan ambas cosas.

Aportaciones máximas

Anualmente la aportación por beneficiario no podrá superar los 8.000€, límite que se aplica a cada miembro de la unidad familiar.

Excepcionalmente, en planes de prestación definida cuando exista un déficit se podrá ampliar este límite de aportación por la empresa en planes de empleo.

Principios que deben cumplir los planes de pensiones

Sus principios básicos los establece el art. 5 de la Ley:

  • No discriminación; toda persona que reúna las condiciones debe poder acceder a un plan. En los planes de empleo deberá poder acogerse todo el personal con antigüedad en la empresa superior a dos años, previéndose el acceso a los trabajadores con menos de dos años de alguna manera.
  • Capitalización; funcionan siempre por capitalización financiera y actuarial. Se suele exigir que existan reservas para garantizar su viabilidad.
  • Son irrevocables.
  • Atribución de derechos; los partícipes adquieren los derechos a que se refiera el plan para su jubilación, invalidez, orfandad, etc.
  • Integración obligatoria; en el plan deben integrarse necesariamente las contribuciones que hacen sus promotores en cumplimiento de sus obligaciones y cualquier otro bien adscrito a dicho plan.

Fiscalidad de los planes de pensiones

En nuestro Impuesto sobre la Renta podemos desgravar de la base imponible las aportaciones a planes de pensiones con un límite que será el menor entre el 30% de los rendimientos netos u 8.000€.

Antes la desgravación era mucho mayor, antes de la reforma de 2014 los límites iban entre 10.000€ y 12.500€.

La parte positiva de aquella reforma es que, a partir de ella, los planes de pensiones se pueden rescatar cuando pasen diez años desde su primera aportación.

Cuando se rescata un plan de pensiones el dinero que se cobra tiene la consideración como rendimiento del trabajo por lo que aumenta nuestra base imponible del IRPF de ese año (y, por tanto, también sus tramos progresivos de tipo aplicable).

Esto hace económicamente inviable rescatar el plan en forma de capital (cobrándolo de una sola vez) porque aumentaría el tipo impositivo de ese año hasta el máximo.

Nuevo comentario

Software DELSOL se compromete con la privacidad de tus datos.

Te explicamos de manera resumida cómo trataremos tus datos personales.

¿Quién es el Responsable del tratamiento de tus datos?

Software del Sol, S.A., con NIF número A-11682879 y domicilio en Geolit, P. Tecnológico. C/ Las Villas 9. 23620. Mengíbar (Jaén). Dirección de correo electrónico: info@sdelsol.com.

¿Con qué finalidad tratamos tus datos personales?

Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte información, promoción y publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono). Tranquilo, no te abrumaremos con demasiada información.

¿Por cuánto tiempo conservamos tus datos?

Los datos personales que nos proporciones se conservarán mientras se mantenga la relación comercial y/o no solicites la supresión de los mismos.

¿Cuál es la legitimación para el tratamiento de tus datos?

La base legal para el tratamiento de tus datos está basada en el consentimiento que te solicitamos al recabar esos datos y/o en la necesidad de contar con los mismos para procesar tus pedidos y cumplir con los compromisos que adquirimos contigo por contrato.

¿Comunicaremos tus datos a terceros?

No, a menos que la ley nos obligue.

¿Cuáles son tus derechos cuando nos facilitas tus datos?

Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Software del Sol, S.A. estamos tratando tus datos personales, por tanto, tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Si quieres conocer con más detalle cómo tratamos tus datos consulta nuestra Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web, le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Recuerda que puedes modificar esta configuración.